Brasil: São Paulo se une al Plantón Mundial por las Niñas de Guatemala

Traducción de Valeria Herrera.

Publicado en portugués en CMI Brasil

Este 21 de marzo, personas de numerosas ciudades se articularon en una acción global de solidaridad con la intención de hacer eco de los gritos de las 40 niñas que fueron encerradas y quemadas en un cuarto del albergue estatal para menores “Hogar Seguro Virgen de la Asunción” en el municipio de San José Pinula en Guatemala. El hecho ocurrió el 8 de marzo de este año, en el Día Internacional de la Mujer. El incendio fue provocado por las mismas internas como acto de denuncia de los abusos sexuales que padecían allí dentro entre otras formas de humillación, pero ningún responsable acudió a los pedidos de socorro.

En Sao Paulo, un grupo de personas se reunió frente al Consulado de Guatemala con carteles con mensajes de solidaridad que fueron colocados frente al edificio. Cuarenta velas fueron encendidas junto a las siluetas de las cuarenta niñas fallecidas pintadas sobre la acera . Una acción simbólica potente como forma de registrar el número de víctimas de este terrible hecho ocasionado por la cruel omisión del Estado de Guatemala. La vigilia en solidaridad se mantuvo durante alrededor de 2 horas por, en su mayoría, mujeres quienes sentadas o de pié, demostraron su apoyo a las familias de las víctimas.

Transeúntes que pasaban frente a la Embajada se acercaban con curiosidad, algunas paraban para informarse, ninguna de las personas que allí se acercó conocía acerca de lo acontecido en este pueblo de Guatemala, un 8 de marzo, fecha además tan simbólica para la lucha de las mujeres. Algunas agradecían o felicitaban a las manifestantes por dar visibilidad este hecho atroz y todo el movimiento allí reunido se fortaleció al unirse a la “Protesta mundial” y no dejar que este terrible hecho sea olvidado e ignorado, como lo viene siendo, por casi toda la prensa, también brasilera.

El “Plantón Mundial por las Niñas de Guatemala” fue un llamado de organizaciones feministas de Guatemala, en la convocatoria se pedía concentrarse en plazas y parques de todo el mundo y frente a los órganos de gobierno de Guatemala de cada país con flores, velas y carteles con el objetivo de demostrar solidaridad a las familias de las 40 niñas y fortalecer su clamor por justicia. El 21 de marzo es además una fecha especial, el “Waqxaqib’ B’atz”, año nuevo sagrado Maya, que celebra el inicio de un nuevo ciclo. Es un día en el que se celebra la poesía y la llegada de la primavera en esa región, pero también es un marco de lucha al conmemorarse el Día Internacional contra las Discriminaciones y por la Memoria .

El acto organizado en Sao Paulo, Brasil, fue articulado por mujeres que forman parte de grupos feministas en la ciudad como una manera de demostrar su apoyo a las mujeres que luchan en Guatemala:   ‘Levanta Zabelê’, colectivo de apoyo a la lucha indígena en Brasil enfocado hacia las mujeres; ‘ComunaDeusa’, movimiento de lucha y resistencia al patriarcado y luchadoras autónomas de las áreas de vivienda, salud, educación y de los derechos de las mujeres negras de la periferia.

María José Rosales de la organización feminista “La Cuerda”, dijo que la protesta mundial fue organizada por un grupo de pocas mujeres de diferentes organizaciones de Guatemala llamado “El consorcio de feministas”, que reunió además de feministas autónomas, a agrupaciones como: Alianza Política Sector de Mujeres , Grupo Guatemalteco de Mujeres y Las Visibles.

Durante el recorrido de luchas de muchos de los grupos militantes de Guatemala, las mujeres de Colectivos tomaron en cuenta que hacer llamados de articulación internacional son estratégicos y efectivos para presionar a las autoridades del país. Hacer ruido dentro y fuera del país viene ayudando a ponerle algo de freno de las políticas contrainsurgentes que los grupos de poder insisten en implementar en las vidas de las mujeres, dijo Rosales.

Se registraron acciones en adhesión a la protesta mundial, en Argentina, Brasil, Canada, El Salvador, Ecuador, Escocia, diferentes regiones de EE.UU, Francia, Inglaterra, Nicaragua, México y Panamá. Además del llamado a la protesta mundial del 21 de marzo, hubieron otros actos solidarios alrededor del mundo a partir del 8 de marzo por personas autónomas que se movilizaron en diferentes países.

Rosales recuerda que Guatemala es un país donde ya ocurrieron muchísimas masacres, represiones, estados de sitio y persecuciones en las luchas por el territorio. Ella destaca especialmente las masacres con incendios y afirma que la memoria de los cuerpos de los guatemaltecos esta muy ligado a este tipo de hechos que son historias que conectan y une aún más a las personas. En el caso de las 40 niñas, Rosales manifiesta ver una repetición de un pasado oscuro vinculado al trafico de personas lo cual incluye la acción de militares.

Según militantes del consorcio feminista de Guatemala, todo el proceso de investigación de ese aterrador feminicidio de estado ha sido descuidada. Después de mucha presión fue convocada una conferencia un día y medio después de la masacre. El secretario de Bienestar Social, Carlos Rodas, renunció a su cargo. Muchas defensoras claman por la renuncia del presidente Jimmy Morales.

“Creemos, que es necesaria una investigación más amplia, profunda, porque allí existe una red de trata, corrupción, tortura y violencia sexual. Existen más personas involucradas en este crimen, y pensamos que solamente habrá justicia cuando las familias vivan en mejores condiciones, cuando la seguridad de las personas sea una prioridad. Muchas de estas niñas eran perseguidas por bandas y hubieron varias denuncias a lo largo de estos últimos años. Para acallar esta situación ellos le prendieron fuego”, declaró Rosales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *