Huelga general en Brasil paralizan las principales ciudades

Por Sare Frabes

Ha estallado la huelga general en Brasil. Las principales ciudades brasileñas se paralizaron este viernes 28 de abril del año 2017. Millones de trabajadores, personal de transporte público, trabajadores de los bancos, profesores, estudiantes y médicos han salido a las calles para expresar su rechazo hacia la reforma laboral que pretende debilitar las leyes laborales de este país sudamericano.

Los manifestantes han tomando una posición en contra de las reformas laborales que pretenden establecer un recorte en el sistema de pensiones y fijar la edad mínima de jubilación a los 65 años para los hombres y 62 años para las mujeres. Actualmente este proyecto de ley esta por determinarse en el Congreso de la Unión.

De la misma forma los manifestantes han aprovechado la huelga para mostrar su descontento hacia Michel Temer, actual presidente de este país sudamericano, de quien se cuestiona la legitimidad de su gobierno. Temer fue expuesto por Wikileaks en la filtración de documentos donde se afirma que había sido informante de la Agencia Central de la Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés) durante el período en el que Lula da Silva fue presidente. Según los documentos, Temer mantenía el intercambio de información con los Estados Unidos aún cuando ya había asumido el poder.

Durante el juicio político contra Dilma Rousseff , cuando era solo una iniciativa que aún debía ser aprobada por el Congreso de Brasil, el entonces vicepresidente Michel Temer ya contaba con un programa económico que debía seguir, un paquete de reformas estructurales, el mismo paquete que se ha implementado en la mayoría de los países latinoamericanos.

Hoy, Temer asegura que los cambios son necesarios para superar la peor recesión económica de Brasil. Así mismo, ha defendido férreamente el paquete de reformas estructurales dictadas por el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM). El discurso de Temer ha sido tal y como lo dibuja la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), “las reformas estructurales ofrecen la mejor palanca para impulsar el crecimiento y el empleo”. Contrariamente a este discurso, los índices de desempleo han rebasado ya los 14 millones de personas desempleadas.

La huelga general ha sido el termómetro político del pueblo brasileño de un posible rumbo que puede tomar en los próximos años, considerando que el actual presidente va perdiendo credibilidad y popularidad. La última huelga general en Brasil tuvo lugar en 1996 durante el gobierno de Fernando Henrique Cardoso, por el alto desempleo y los bajos salarios. Mientras tanto, en este año 2017, ya han dado una primera muestra de que el pueblo ya no esta dispuesto a quedarse en sus hogares. Algunos manifestantes establecieron barricadas en varias ciudades, entre ellas Río de Janeiro, Sao Paulo, Belo Horizonte y Brasilia.

Fotos de Radio Mutirão

Los movimientos sociales de Brasil estiman que en todo el país se movilizarón por lo menos 40 millones de personas. Tan solo en Sao Paulo, la ciudad más grande de este país, fuerón detenidos por lo menos 20 manifestantes. Hay detenidos y heridos en diversas ciudades. También se realizarón tentativas de ocupación de edificios por parte del movimiento de la vivienda en Sao Paulo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *