martes, septiembre 22, 2020
Inicio Terrorismo de Estado Suman 38 asesinatos en las protestas contra fraude electoral en Honduras

Suman 38 asesinatos en las protestas contra fraude electoral en Honduras

-

[interactive_banner_2 banner_image=”21320″ banner_style=”style1″ image_opacity=”1″ image_opacity_on_hover=”1″]

Por Santiago Navarro F

Se realizan diversos bloqueos en las principales ciudades de Honduras como parte de un llamado a un Paro Nacional en respuesta al resultado de los comicios del pasado 26 de noviembre, donde se perfila como ganador por segunda vez a, Juan Orlando Hernández. El objetivo de las protestas es evitar que Hernández tome posesión el 27 de enero, así mismo piden que se programe una nueva elección.

Con el arranque del Paro Nacional convocado por la Alianza de Oposición contra la Dictadura, suman ya 38 personas asesinadas por la policía y el ejercito tras las diversas acciones realizadas por los inconformes durante casi dos meses. En el municipio de Sabá, Colon, zona Norte de Honduras, este 20 de enero, las Fuerzas de Seguridad del Estado asesinaron al ciudadano Anselmo Villareal de 73 años. En este mismo escenario también fue herido el comunicador Martir Ramírez.

“Condenamos el asesinato de Don Anselmo, una persona que simplemente transitaba por la toma en Sabá. Esto es una prueba contundente de que el ejercito esta disparando a matar. Un presidente no puede gobernar a costa de muertos ¡Jamas!”, dijo la emblemática luchadora social hondureña Miriam Miranda, coordinadora de la Organización Fraternal Negra de Honduras (OFRANEH).

En la misma jornada del día 20 también fue herido el periodista de la cadena Iraní HispanTV, Dassaev Aguilar Moncada, quien resultó con una fractura en su pierna izquierda mientras realizaba su labor en un cierre de una vía pública en Tegucigalpa. Días antes Moncada había hecho una denuncia. “El día jueves nos apersonamos otros colegas periodistas y yo a la fiscalía de derechos humanos a poner una denuncia en contra del gobierno de Juan Orlando Hernández por acoso, incitación al odio y posibles agresiones a la vida de nosotros. Y hoy ya sucede esto. Fue claramente una agresión hacia mi porque ya no había manifestantes”, dice Moncada refiriendose al momento en el que le dispararon.

El paro esta programado del 20 al 27 de enero. Se ha sumado la sociedad en general, organizaciones sociales y derechos humanos. Hasta el expresidente Manuel Celaya, quien fue destituido por un Golpe de Estado en el año 2009 salió a manifestarse. “Hacemos un llamado a los gobernantes de los países en el mundo, a los organismos internacionales, que tomen posición por lo que esta pasando en Honduras. Los sistemas democráticos electorales están en riesgo en todos los países del mundo. No lo olviden, Honduras es un laboratorio político”, señala Miranda.

EEUU

“Felicitamos al presidente Juan Orlando Hernández por su victoria en las elecciones presidenciales del 26 de noviembre, según lo declarado por el Tribunal Supremo Electoral de Honduras (TSE)”, expresó el Departamento de Estado de los Estados Unidos a través de su portavoz Heather Nauert, mucho antes de que se definiera la situación política en este país.

El TSE declaró que Hernández obtuvo 42,95 por ciento de los votos, contra 41,24 por ciento de Salvador Nasralla, de la Alianza de Oposición, quien denuncia que en los comicios hubo fraude.

Por otra parte, la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (FUSINA), en un comunicado de prensa ofrecido un día antes de iniciar con con el Paro Nacional, argumentó que actuarían bajo el compromiso de salvaguardar el Estado de Derecho. “Es responsabilidad de los entes de seguridad del Estado, ser enérgicos en mantener el orden y garantizar a la población el derecho constitucional a la libre circulación y locomoción en todo el territorio nacional”, anunció un miembro de la Fuerza Naval, portavoz de Fusina.

FUSINA fue Creada por el Presidente Hernández en febrero del año 2014. Es una fuerza de tarea interinstitucional compuesta por miembros de la policía, el ejército, la Fiscalía General y agencias de inteligencia. Es dirigida por el ejército de Honduras, y su misión es luchar contra el crimen organizado. “El trabajo de la institución se ha ido consolidando en el desarrollo de operaciones conjuntas interinstitucionales”, dijo en 2017 el Teniente Coronel de Justicia Militar de Honduras Santos Nolasco, portavoz de FUSINA. “También para apoyar estas acciones se generó un nueva legislación, que hará la aplicación de la justicia más efectiva”.

Ver también: Comando Sur en Costa Rica: ocupación estadounidense disfrazada de ayuda humanitaria

A su vez, la vocera del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH), Elizabeth Throssell, sostuvo en conferencia de prensa que se ha demandado al gobierno de Honduras para que se abstenga de enviar contingentes militares a las manifestaciones de la oposición. “Pedimos a las autoridades hondureñas que eviten la presencia de la policía militar y las fuerzas armadas en las manifestaciones, ya que son funciones para las que no han sido entrenadas ni equipadas”, advirtió Throssell.

Hay un silencio cómplice por parte de las autoridades de los Estados Unidos (EEUU) en relación a la presencia de militares en la calles de este país centroamericano, quienes no solo portan equipo “donado” por el gobierno estadounidense, sino que también recibieron entrenamiento. Desde el año 2016 el Congreso estadounidense aprobó más de US$100 millones para proporcionar asistencia y entrenamiento militar, antinarcótica y de seguridad fronteriza para los países del Triangulo Norte, Guatemala, Honduras y el Salvador. “Una porción apoya a unidades militares y policiales relacionadas con seguridad pública, quienes también reciben asistencia por parte de las Fuerzas de Operaciones Especiales estadounidenses”, denunció en 2016 la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA).

FUSINA ha recibido entrenamiento militar por parte del Comando Sur de los Estados Unidos. Un ejemplo ocurrió en junio del año 2017, en el Centro de Adiestramiento Naval, ubicado en la bahía de Trujillo, donde un grupo de 255 oficiales y suboficiales hondureños recibieron entrenamiento de élite, brindado por instructores especializados de las marinas de los EE. UU., Colombia y Chile.

“El objetivo de los entrenamientos, además de elevar el apresto operacional y el adiestramiento del personal de la fuerza naval en el combate a la narcoactividad y otros ilícitos, será fortalecer y dotar de elementos a la Infantería de Marina y la creación de una nueva fuerza equiparable a las fuerzas especiales del Ejército”, afirmó para el portal de asuntos militares Diálogo el Capitán de Navío (DEM) Héctor Manuel Tercero López, jefe del Estado Mayor Naval de Honduras.

Cabe destacar que EEUU tiene instaladas por lo menos 2 bases militares en honduras, Mosquitia y Palmerola o Soto Cano. En la Base Aérea Soto Cano, ubicada en el valle de Comayagua, operan por lo menos 600 militares estadounidenses que cuentan con mayor rapidez para las operaciones realizadas en el resto de Centro y Sudamérica, área de influencia del Comando Sur (United States Southern Command en inglés). En esta base también reciben entrenamiento las Fuerzas Especiales Navales (FEN) de Honduras y actuan en conjunto con el Grupo Operativo Conjunto Bravo (Joint Task Force Bravo, JTF-Bravo).

El Comando Sur forma parte de uno de los nueve comandos​ perteneciente a los Estados Unidos. Abarca el área relativa al Sur del continente Americano, América Central y el Caribe. Tiene su sede en Miami, Florida.

Ver también: Intervención de Estados Unidos en México y Centroamerica: la continuación de la economía de guerra

Golpe de Estado

El golpe de Estado contra el presidente Manuel Zelaya ocurrió en la madrugada del 28 de junio del año 2009 cuando fue secuestrado por la cúpula militar para ser trasladado a la Base Militar de Soto Cano, posteriormente fue llevado a Costa Rica. Enrique Reyna, exsecretario de Zalaya confirma que los EEUU supieron del golpe en todo momento. “El ejército hondureño no hace nada sin que los Estados Unidos lo aprueben”, señala Reina en la investigación publicado por The Intercept.

El golpe fue ejecutado en un contexto de disputa con el Congreso Nacional, el Tribunal Supremo Electoral de Honduras y la Corte Suprema de Justicia, sobre la legalidad de una Cuarta Urna, para votar un referéndum y cambiar la constitución por medio de una Asamblea Constituyente, un propuesta de Zelaya. Meses después del Golpe, se creó un teatro democrático para elegir a Porfirio Lobo del Partido Nacional, posteriormente fue sucedido por Hernández, quien siempre ha constado con el apoyo del gobierno de los Estado Unidos.

 

 

 

 

 

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -
- Advertisment -

MÁS RECIENTE

Pueblo Zoque hace frente a exploración y explotación minera en los...

1
“algo importante es que no estamos pidiendo consulta, estamos dando nuestra posición respecto a ese intento de exploración minera"