jueves, septiembre 24, 2020
Inicio Pueblos Originarios Costa e Istmo de Oaxaca comparten dolores y resistencias con caravana del...

Costa e Istmo de Oaxaca comparten dolores y resistencias con caravana del CIG

-

Después de haber iniciado el recorrido en Oaxaca por Huajuapam de León y la ciudad de Oaxaca, el día 29 enero, y después Zaachila y Tamazulapam Mixes, el 30 de enero, la caravana del Concejo Indígena de Gobierno (CIG) siguió su camino hacia la Costa y el Istmo de Tehuantepec, entre los días 31 de enero y 2 de febrero. Terminado su recorrido por el istmo oaxaqueño, la caravana seguió al pueblo chontal el día 3 de febrero, comunidades chinantecas el 4 de febrero, para terminar en territorio mazateco el 5 de febrero, con el 1° Encuentro de los Pueblos de la Sierra Mazateca.

En su camino, Marichuy y las y los concejales del CIG hablan poco. Sobre todo, van escuchando con atención los dolores, las victorias, las pérdidas, los miedos y corajes de todos los pueblos que decidieron ser parte de su propuesta. Como lo declaró la concejal de la región del lago de Patzacuaro, Maria Macario, en Alvaro Obregon: “Este recorrido que estamos haciendo nos ha servido para escuchar y conocer todos los problemas que se aquejan, y que nosotros como concejo tal vez no los vamos a resolver pero si los vamos a dar a conocer para que nos sigamos organizando y todos los pueblos juntos le gritemos a este gobierno que ya basta de imposiciones, que ya no queremos extranjeros en nuestras tierras y que vamos a defender el agua, la tierra y todo lo que nos pertenece porque es la herencia de nuestros hijos y de nuestros nietos.”

Abajo se les presenta un reporte de cómo encontró la caravana la costa y el istmo oaxaqueño.

Palabras de la costa

El día 31 de enero, organizaciones sociales así como comuneras y comuneros de los pueblos chatinos, zapotecos de la sierra sur, chinantecos, mazatecos, mixtecos y campesinos mestizos recibieron a la caravana del CIG y a su vocera María de Jesus Patricios en Santo Domingo de Morelos, Pochutla.

“Actualmente lo que más nos preocupa es la defensa de nuestros territorios frente a los mega-proyectos y frente a todos los ataques del capitalismo neoliberal”, expresó una integrante de las Organizaciones Indias por los Derechos Humanos en Oaxaca (OIDHO). “Sabemos que sin la tierra, sin nuestros territorios en su conjunto no habrá vida para nosotros, no habrá alimento, no habrá comunidad, no habrá cultura propia. No habrá nada, sólo destrucción y muerte. Por eso estamos hoy aquí reconociendo al CIG y a su vocera Maria de Jesus Patricio porque sabemos que les preocupa lo mismo.”

Después de denunciar los múltiples actos de represión que han sufrido por parte del gobierno a lo largo de sus últimos años de lucha, una pobladora le dirigió algunas palabras a Marichuy:

“Compartimos y valoramos tu trabajo para curar, no sólo las enfermedades físicas que tanto aquejan como pobres que apenas sobrevivimos, sino tu trabajo político para erradicar las graves enfermedades sociales y políticas que sufren nuestros pueblos y que sufre todo México. Los miles de asesinatos, miles de feminicidios, miles de desaparecidos, cientos de defensores de nuestros pueblos indígenas perseguidos, asesinados y encarcelados además del mal gobierno en todos los niveles.

(…)

Aunque no confiamos en el sistema electoral que nos ha engañado tantas veces, nos gustaría verte en esas boletas amarillas a manera de protesta y de clamor de nuestros pueblos, a manera de decirles a los partidos políticos autoritarios y corruptos que tanto daño nos están haciendo y que nos cuenten con nosotros y nosotras. Nuestras consciencias y nuestros territorios no están en venta.

(…)

También nos gustaría verte en esta boleta electoral a manera de decirles a los hombres que su caciquazgo sobre nosotras las mujeres ha terminado, es hora de defender nuestros derechos, es la hora de escuchar a las mujeres. Tenemos mucho que decir contra los malos tratos que nos dan en la casa, en la calle, en el pueblo, en el pais, en el congreso de la unión desde los malos gobiernos. Tenemos mucho que luchar juntas para lograr una vida justa y digna para las mujeres”

(…)

Pero más allá de las boletas, es importante verte hoy junto con nosotras y nosotros y apoyarte en esa lucha que esperamos no termina en este julio 2018 sino apenas empieza porque lo que más falta no hace es unir la fuerza de nuestros pueblos indígenas más allá de cualquier propuesta electoral. Es urgente organizar nuestros pueblos en un gran movimiento nacional autónomo capaz de lograr nuestros propósitos: defender los territorios y defender la vida misma.”

En el itsmo, la defensa del mar en contra de los eólicos

El jueves 1 de febrero, la caravana siguió su camino hacia el istmo de Tehuantepec para realizar una primera parada en la comunidad Ikoots de San Francisco del Mar, donde también manifestaron su presencia pobladores de Chahuites, Tapanatepec, Zanatecpec, Reforma, Ixhuatán, San Dionisio, Alvaro Obregón y Union Hidalgo.

Las diferentes participaciones resaltaron la importancia de los procesos organizativos y de resistencia de la región, en particular en contra de la instalación de parques eólicos por parte de grandes empresas transnacionales en la zona. (Para más información puedes consultar el reportaje https://custos-da-energia-li.atavist.com/la-energa-limpia-en-oaxaca-avispa-midia ).

Las y los participantes denunciaron el saqueo de sus territorios por parte de esas empresas productoras de energía eléctrica, quienes además de destruir el mar y las tierras de cultivo al instalar sus molinos no ofrecen nada de la luz producida a las comunidades. “Estamos aquí luchando por las altas tarifas de la luz. Porque quieren que paguemos un recibo que nosotros no podemos pagar. Los pueblos no tienen trabajo con salario, nosotros vivimos del mar, vivimos del maíz, vivimos del mango”, denuncio la coordinadora del movimiento en contra de las altas tarifas de la energía eléctrica de Chahuites.

Por otro lado, Santiago López Alegria, coordinador del movimiento en San Francisco del Mar, denunció la criminalización de las luchas por parte de los gobiernos municipales, el gobierno estatal y el gobierno federal, recordando en particular el asesinato del compañero José Alberto Toledo Villalobos en la comunidad de Chahuites el año pasado.

De igual manera, lamentó la ausencia del coordinador general de la Asamblea de Pueblos Indígenas de Istmo de Tehuantepec en Defensa de la Tierra y el Territorio (APIITDTT), Rodrigo Flores Peñaloza, quién recibió hace unos días una orden de aprensión además de las amenazas de muerte que ya había recibido a lo largo de los últimos meses.

Lopéz Alegria recordó que a pesar de la represión, los pueblos de la zona ya han logrado algunas victorias en contra de las empresas y alentó la población a seguir adelante. “Mientras estemos unidos, no nos va a pasar nada”, declaró.

Jazani Martinez, concejala y estudiante de la preparatoria comunitaria Jose Marti de San Francisco Ixhuatán, también llamó a la organización del pueblo y en particular a la participación de los jóvenes. “Soy una joven defendiendo este territorio, no soy una señora, no soy una niña y quiero convencer a los demás jóvenes de participar con nosotros, con la comunidad, colectivamente. Gritemos, alcemos la voz, juntos podemos cambiar este México y hacer un mundo mejor”.

Alvaroro Obregón festeja el quinto aniversario de su asamblea general comunitaria

La caravana realizó su siguiente parada en la comunidad binni’zaa de Alvaro Obregón, célula de resistencia y rebeldía en la región. A lo largo de las diferentes participaciones se hizo un recuento de la lucha del pueblo a partir del ataque que sufrió el 2 de febrero del año 2013 por parte de la policía estatal. Ese día, centenas de elementos llegaron a la comunidad con la intención de permitir la entrada de la empresa transnacional Mareña Renovables a la barra Santa Teresa, lugar donde quería instalar uno de los parques eólicos más grandes de la zona.

Tras ese evento, las comuneras y los comuneros de Alvaro Obregón tomaron la decisión de expulsar a su presidente municipal acusado de apoyar a la empresa, tomaron el palacio municipal y regresaron a sus formas tradicionales de organización con la creación de su asamblea general comunitaria. “Esta determinación no les pareció muy bien a los partidos políticos”, expresó un participante, “y desde esta fecha estamos siendo acosados, estamos siendo invadidos, estamos siendo agredidos”. 

A pesar de la represión, la asamblea sigue firme y se estaba preparando a festejar su quinto aniversario el 2 de febrero del 2018. Respeto a las elecciones presidenciales de julio del 2018, ya anunció que no dejará entrar las casillas. “En nuestra bandera sólo existen dos consignas principales: NO a la empresas transnacionales y NO a los partidos políticos”, afirmó un participante.

La lucha de los Chimalapas

Durante el evento en Álvaro Obregon, fueron invitados a participar compañeros de la región vecina de los Chimalapas, que describieron la situación de la “región con mayor diversidad biológica y mejor conservada de México”. Esa riqueza biológica increíble y su particular conservación existen gracias a la relación de intercambio – y no de explotación – que existe entre el pueblo zoque y la naturaleza, explicaron.

Sin embargo, la riqueza del territorio atrae las inversiones y desde hace 60 años diversos proyectos tales como el corredor transismico, represas hidroeléctricas y concesiones mineras, han intentado invadir al territorio con el afán de privatizar y mercantilizar la naturaleza.

Los participantes denunciaron la colusión que existe entre las grandes empresas y las distintas escalas de gobierno. “Los gobiernos nunca han resuelta nuestros problemas”, empezaron. Peor aún, saben por experiencia que el Estado mexicano mismo tiene a su disposición una diversidad de estrategias para fomentar el despojo de los territorios. Así, recordaron el ataque que sufrió su pueblo en el año 1998, cuando el gobierno federal mandó a quemar miles de hectáreas de sus bosques y calificaron los hechos de “criminalidad de Estado”.

También condenaron la imposición de programas tales como los programas de pago por servicios ambientales y de eco-turismo “que invaden los territorios y transforman las tierras comunales en tierras federales”, así como los programas individuales como PROCAMPO y PROSPERA que rompen con el tejido comunitario.

“Nosotros no vendemos nuestras tierra, no negociamos nuestros bosques, selvas, ríos y montañas. Nosostros seguimos defendiendo de las empresas y los gobiernos que nos han querido engañar con programas”, afirmaron.

Finalmente, externaron su preocupación acerca de la violencia que se está intensificando en la región con la entrada de grupos vinculados con el crimen organizado. “Conocemos por otros compañeros que el gobierno usa esa estrategia para sembrar miedo en las poblaciones y hacer que abandonen sus tierras para luego poder trabajarlas con cultivos de amapola o venderlas a las empresas”, altertaron.

Fotos: Pablo Osorio

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -
- Advertisment -

MÁS RECIENTE

Pueblo Zoque hace frente a exploración y explotación minera en los...

1
“algo importante es que no estamos pidiendo consulta, estamos dando nuestra posición respecto a ese intento de exploración minera"