Violencia y pobreza, motores de la migración forzada en Honduras

El combate a la delincuencia organizada en Honduras, al igual que en el resto de Centroamérica y México, se ha convertido en el moderno disfraz de la implacable violencia estatal y un motor de la migración forzada. A finales de 2016, a través de una serie de tres operativos llamados Tifón, el gobierno hondureño realizó allanamientos, detenciones, decomisos y capturas por todo el país. Los operativos fueron declarados un éxito, aunque estuvieron acompañados de escuadrones de la muerte, desapariciones forzadas, asesinatos, tortura y destierro. Esta es la historia de uno de los sobrevivientes.

Share