Más allá del Sistema Huautla

Por Renata Bessi

Las atenciones estuvieron centradas casi exclusivamente en el Sistema Huautla hasta fines de la década de 1970, cuando se dieron cuenta de que la formación geológica karst (calcárea) se extiende más allá de este sistema, abarcando otras regiones, entre ellas el municipio de San José Tenango, también en la Mazateca, que llamaron Sistema Cerro Rabón, colindante con el de Huautla.

*La disolución de grandes cantidades de carbonatos de calcio, presentes en el suelo, produce el fenómeno de la formación de un paisaje de Karst. Se generan espacios vacíos en el subsuelo, tal vez de enormes dimensiones – cuevas o cavernas. Los espacios más cercanos a la superficie pueden derrumbarse y se forman las dolinas

 

“Entonces a fines de la década de 1970, iniciaron las primeras incursiones en este territorio. Las investigaciones se intensificaron y a mediados de la década de 1990 fueron creciendo los estudios sobre el territorio, estudios de biología, etnobotánica, arqueología, espeleología”, explica para Avispa Midia Federico Valdés Bize, investigador de Antropología Social, de la Escuela Nacional de Antropología e Historia, de México.

Pero a finales de la década de 1990 los pobladores de Tenango empezaron a cuestionar de forma más contundente la presencia de los investigadores en la región y las expediciones fueron interrumpidas. “En este momento la presencia más fuerte era de suizos”, explica el investigador.

A mediados de la década de los 2000, empiezan a reorganizar otras expediciones, con la predominancia de norteamericanos. “Y luego surge un nuevo proyecto, el Proyecto Sierra Mazateca (lo mismo mencionado en el inicio de este reportaje, con apoyo de la National Speological Society). Ellos entraron inicialmente por la zona del rio Santiago, municipio de Huautla, bajando para la zona de la presa Miguel Alemán. En toda esta zona se han enfocado los investigadores”, explica Bize.

Las expediciones del PSM en los ultimos años.

Fuente: PSM

Animales capturados por las expediciones del Proyecto Sierra Mazateca. Imágenes divulgadas por el PSM en sus redes sociales.

Conflicto en Tenango

En el año 2016, los investigadores del PSM entraron en la región por la Comunidad Cerro Caballero, Tenango. Un post de una de las investigadores, lo confirma:

 

“Ellos se aprovecharon de que en Tenango había un problema político de autoridades – dos personas de distintos grupos se reivindicaban como autoridades. Existía una división, un vacío de poder y lo aprovecharon”, sostiene Bize. “Estuvieron cerca de un mes arriba del cerro. Contrataron gente de la comunidad para que les cargasen los equipos, alimento. Pero una parte de la población de Cerro Caballero se inconformó. Fueron a pedir explicación a las autoridades municipales. Las autoridades les dijeron que ellos tenían permiso porque estarían buscando agua en beneficio de Tenango”.

 

Un post en las redes sociales de Marion Akers detalla la expedición de 2016:

 

La investigadora afirma haber establecido buenas relaciones en Cerro Caballero. “Gracias a nuestros nuevos amigos del Cerro Caballero, los dos hermanos, Sergio y Jorge, y sus familias. Ellos trabajaron con nosotros, nos ayudaron, y nos protegieron. Hemos sido capaces de ayudar a los estudiantes en dos escuelas elementales diferentes con donaciones individuales a todos los niños. Aprendimos más sobre las cuevas en el área, en el campo, y en la parte de arriba. Hemos establecido grandes relaciones con el pueblo local en Cerro Caballero y un plan ya existe para el próximo año que nos llevará a nuestra próxima aventura”.

Este año, 2017, regresaron a la región. La comunidad sacó los investigadores rápidamente del cerro. “Primero entraron por un lugar que se llama Mina de Arena. La comunidad luego se dio cuenta y cerró el paso. Entonces dieron la vuelta y entraron por otra localidad que se llama Cerro LiquiAmbar. Y por ahí contrataron gente de la comunidad para cargar sus cosas. Les facilitaron la entrada al cerro. Se quedaron unos días. Pero después, otras personas de la comunidad, inconformes, avisaron a las autoridades. La policía municipal intervino para buscarlos. Después de un día de búsqueda los encontraron y los bajaron y los llevaron para el palacio municipal para que se presentasen ante la autoridad municipal. Los echaron y dijeron que no regresaran”, explica Bize.

De forma discreta, en un post en las redes sociales, Marion Akers relata una situación de tensión en sus expediciones de 2017.

 

“La realidad es que sí existe una gran resistencia de la gente en las comunidades. Y no es por nada, en Tenango la riqueza es el agua, la biodiversidad y a lo mejor el gas shale. Y además, ellos tienen todas las cuevas mapeadas, todo el territorio, todo perfectamente geografiado, todo perfectamente identificado. En cualquier proceso de insurgencia o contrainsurgencia está todo ahí catalogado.”, disse el investigador Bize.