domingo, enero 17, 2021
Inicio Crisis Ambiental México: Dos visiones opuestas para el Lago de Texcoco

México: Dos visiones opuestas para el Lago de Texcoco

-

El 25 de Agosto del 2020, el gobierno federal presentó el proyecto de Parque Ecológico del Lago de Texcoco (PELT) en el lugar donde se construía el Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México, el cual fue cancelado tras los resultados de una controvertida encuesta popular.

En entrevista para Avispa Midia, María Trinidad Romero Velásquez, integrante del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra de San Salvador Atenco (FPDT) nos comenta:

“Se llevó a cabo una consulta donde decidimos participar porqué dijimos con nosotros o sin nosotros van na hacer lo que quieran, entonces creemos que siempre tiene que ser con nosotros y si queremos que sea con nosotros tenemos que participar y fue así como logramos que se cancelara el proyecto del aeropuerto.”

En contexto ⇒ Frente de Pueblos de Atenco: “Obrador tiene en sus manos una prueba de fuego”

“Sin embargo no se cancelaron todas las obras, tenemos una autopista que atraviesa todos nuestros ejidos que es parte del proyecto del aeropuerto, no puede ser, no puede estar aislado de un megaproyecto que pensaban hacer esa autopista y bueno también la venta ilegal de las tierras, eso pone en riesgo nuestro territorio”, puntualiza María Trinidad.

El proyecto oficial

El PELT abarcará 12 mil 300 hectáreas y constará de tres ejes: protección ambiental para la zona, apertura para eventos públicos y acciones para uso público permanente. El proyecto gubernamental cuenta con un presupuesto de 17 mil 713 millones de pesos, además de un costo aproximado de operación y mantenimiento que se estima en 1,630 millones de pesos anuales y será administrado por la Comisión Nacional del Agua (Conagua), a cargo del arquitecto Iñaki Echeverría.

Parte de las acciones del PELT serán “recuperar lagunas y humedales con acceso público, como el Lago Nabor Carrillo, la Ciénega de San Juan y las lagunas de Xalapango, Texcoco Norte y Recreativa”. Asimismo, habrá cuerpos de agua para regulación hidrológica, drenes y canales. “Para ello está en desarrollo un proceso de licitación que permitirá restaurar 900 hectáreas del Lago Nabor Carrillo”, fue el mensaje oficial mediante conferencia de prensa del pasado agosto. 

Afectaciones en las inmediaciones del Lago de Texcoco por las obras de construcción del nuevo aeropuerto de la ciudad de México.

El PELT inició su desarrollo con Nabor Carrillo en la década de los sesenta, con la intención de crear un mejor balance hidrológico para el Valle de México y mitigar riesgos ambientales provocados por su paulatina desecación.

Para implementar el PELT y el Plan Director de Desarrollo Agropecuario y Forestal de la Zona de Mitigación en los Municipios de Atenco y Texcoco, Estado de México (PDAFAT) se necesita la construcción de una Planta de Tratamiento de Aguas Residuales denominada El Caracol (PTAR El Caracol), que permitiría dotar de agua tratada a los dos proyectos, y que es necesaria para que todo lo anterior pueda llevarse a cabo.

El PTAR El Caracol tiene un costo de casi 19 mil millones de pesos y parte de este dinero se estima que se utilizaría para la compra de predios. Se trata de 2,500 hectáreas al oriente de la Zona Federal del Lago de Texcoco y se busca modificar su régimen de tenencia de la tierra de propiedad ejidal a propiedad federal, con el pretexto de evitar la mancha urbana de la Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM). Para su operación y mantenimiento se estiman recursos en 56.3 millones de pesos anuales y para los dos primeros años el costo de operación se calcula en 237 millones de pesos.

Compra de tierras

De acuerdo documentos de Conagua dentro del Plan Lago de Texcoco, se prospecta la Zona de Mitigación y Rescate Ecológico (ZMRE) en los terrenos aledaños a la Zona Federal del Lago de Texcoco (ZFLT). “Esta zona de mitigación tiene el propósito de mejorar la calidad de vida de la población que habita la región oriente de la Zona Metropolitana de la Ciudad de México”.

En el documento reconoce la problemática de la adquisición de los terrenos y destaca toda una serie de beneficios del proyecto como por ejemplo que: “reduciría las afectaciones a la salud y aumentaría la proporción de áreas verdes por habitante. La primera acción sería la adquisición de predios. De aquí se derivarían el diseño y la ejecución del rescate de suelos y la instalación de sistemas de riego. La ZMRE constaría de la siguiente infraestructura: Vialidades de acceso y operación, instalación de sistemas de riego y sistema de drenaje.” “Dicha infraestructura se construiría en la región oriente de la ZMCM (en la porción norte y oriente de la ZFLT, principalmente en los municipios de Texcoco y Ecatepec, en el Estado de México. En los argumentos del proyecto se considera que la ZMRE propiciaría la mitigación de partículas suspendidas y beneficiaría al ordenamiento territorial. Sin embargo, el problema principal para llevar a cabo esta acción es la adquisición de los terrenos”, señala el documento.

Corrupción

Luego de 14 años de que un grupo al servicio del Partido Revolucionario Institucional (PRI) retuviera cargos comunitarios, desde donde promovió la venta ilegal de tierras en San Salvador y violento a las personas que no querían el aeropuerto, el pasado 27 de septiembre se llevaron a cabo elecciones para nombrar al comisariado ejidal.

Respecto a este suceso, Adela Romero Núñez ejidataria, quien actualmente representan al ejido de San Salvador Atenco nos comenta: “tenemos la misma afectación, las mismas tierras, los mismos ejidatarios afectados, que fuimos despojados porque sabemos que fue ilegal la supuesta compra de los ejidos de Atenco, todo lo hicieron en contubernio con la Procuraduría Agraria, el Tribunal Agrario y el Registro Agrario Nacional, todos estuvieron por la corrupción, no hay otro término que podamos manejar más que la corrupción”.

Entre las actividades de los anteriores representantes  que fueron denunciadas se encuentran la venta ilegal de aguas y el constante terror que infunde este grupo de choque. Ante ello y el hartazgo de las personas de Atenco fue que los ejidatarios integrantes del FPDT lograron ser una opción confiable y ganar el comisariado.

“La sorpresa que nos llevamos al recibir es que no hay ningún documento en el que se pueda darle un informe a nuestros representados, los salientes no dejan ningún documento de su actuar entonces nos vemos con las manos atadas”, enfatizó Adela Romero sobre el reciente cambio de autoridades.

“Claro que no tenemos ningún escrito, ningún informe, pero si tenemos el caminar del frente de pueblos, ellos nunca desistieron y nadaron contra corriente, en contra de todo lo actuado de los salientes, de Ruiz Mendez y Santiago Alejandro, nunca desistimos como frente de pueblos, se hicieron las denuncias correspondientes, en resumen es para recuperar el territorio, como comisariados actuales estamos en el proceso de rescatar toda esa información por que por ley la deben de dejar”, concluye Romero.

Manos a la Cuenca

Un día después del anuncio del proyecto del parque ecológico gubernamental, integrantes del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra de San Salvador Atenco se pronunciaron al respectopues llamaron a “crear un Área de Protección de la Vida que recupere la vocación original del Lago de Texcoco.”

“El Parque Ecológico del Lago de Texcoco (PELT), anunciado por el gobierno federal, no garantiza la conservación integral de la cuenca de México en términos ecológicos y bioculturales ni recoge la propuesta e inquietudes de los pueblos. Además, abre la puerta a la urbanización del último cinturón de protección natural de la región. Los pueblos organizados de la Ribera del Lago de Texcoco llamamos a autoridades a retomar nuestra propuesta #ManosALaCuenca, la cual contempla la declaración de un Área Natural Protegida gestionada por las comunidades”, se lee en un comunicado publicado el 26 de Agosto del 2020.   

Más tarde, el 12 de Octubre del 2020 se presentó en el Museo de Culturas Populares el proyecto Manos a la Cuenca, una iniciativa integral y multidisciplinaria, respaldada por académicos y habitantes del Lago de Texcoco.

“Luego de más de dos años de diálogo, el nuevo gobierno tiene una  oportunidad emanada de su mandato popular. Desde ahí les preguntamos: ¿van a repetir el mismo modelo de las anteriores administraciones? ¿Van a  ignorar a quienes han defendido este lugar? Y especialmente: ¿qué les  importa más, la vida o el dinero y la especulación?”,

CUESTIONARON INTEGRANTES DEL FPDT EN LA CONFERENCIA DE PRENSA.

Además, le recordaron al gobierno federal que desde inicios de la lucha contra el aeropuerto han señalado las afectaciones: “Hace casi 19 años les advertimos sobre los efectos que los planes  urbanizadores traerían a la cuenca: calentamiento global, desabasto de  alimentos, falta de agua, un aire irrespirable. Los planes que tienen sobre el  territorio como el actual Parque Ecológico se quedan muy cortos para resolver  estos problemas y las necesidades más apremiantes de la cuenca”. 

María Trinidad apunta también que “en esta etapa de lucha, decimos nueva etapa, sin embargo acabamos de cumplir 19 años, el 22 de Octubre del mes pasado. 19 años de lucha, para nosotros cada etapa ha sido muy importante fue definitiva haber logrado tirar un decreto expropiatorio presidencial. No somos partidistas, si hay una posibilidad de acercarse a este gobierno y dialogar yo creo que lo estamos haciendo, pero sobre todo  por qué él ha dicho que es el gobierno del pueblo, que es primero el pueblo y luego el pueblo, entonces, tiene que ver que el aeropuerto es parte de la corrupción, la autopista es parte de la corrupción”, argumenta Doña Trini, como también se le conoce a la defensora en Atenco. Ante el proyecto de PELT los integrantes del FPDT señalan:

Que si realmente va a haber una transformación, esa debe partir de la  existencia real no de un aeropuerto ni de un parque, sino del Lago de  Texcoco. 2. Exigimos que devuelvan las tierras de los pueblos afectados por el  aeropuerto y que cese la compra, el despojo y la privatización de la tierra para  detener así la división y violencia en la región. 3. Planteamos una declaratoria de Área Natural Protegida con manejo  comunitario para que cumpla la función de un Área de protección de la vida. 4. Exigimos la cancelación de los proyectos mineros, urbanistas, carreteros y de desecación, además de restaurar los territorios afectados en los últimos  años.” 

Para saber más del proyecto Manos a la Cuenca, Cesar del Valle, integrante del equipo que impulsa el proyecto señala: “Texcoco es una región una región que fue impactada por  el megaproyecto del aeropuerto y que desgraciadamente a su cancelación, después de dos años, los problemas ecológicos, económico,s políticos, sociales, culturales incluso siguen persistiendo. El proyecto Manos a la cuenca busca del algún modo entre otras cosas la restauración y el fortalecimiento de estos propios procesos naturales, sociales y culturales que permitan recomponer el tejido social que se dañó por lo menos seis años con la construcción o reactivación del aeropuerto.”

Dentro de este proyecto hay diferentes áreas, continua Del Valle: “Están la parte de ecología, la parte de salud, política economía, agricultura. Una de las áreas más importantes de la zona lacustre es la región que está en la rivera de esta zona y es el área que tiene esta vocación de agricultura. Ésta vocación  de agricultura, lo que permite es el sostenimiento de una serie de actividades posteriores al trabajo que se realiza dentro del campo. Desgraciadamente se ha ido perdiendo de manera intencionada por parte del gobierno y lo que nosotros estamos buscando con este proyecto es fortalecer esos procesos campesinos que le permiten a la gente pues seguir teniendo no solo alimentos, sino seguir conservando un modo de vida con tranquilidad, con paz, con libertad, con una cultura que les permite una identidad”.

Compañeras y compañeros del FPDT actualmente continúan en mesas de negociación con diversos funcionarios federales para discutir la posibilidad de que parte de este proyecto de Manos a la Cuenca pueda ser tomado en cuenta.

La devolución de las tierras, la cancelación de la autopista que amenaza los ejidos, así como la casa de la señora Nieves son temas urgentes, pero al parecer no para el gobierno federal, quien ha retomado un proyecto que apunta a la continuación de la especulación inmobiliaria, la privatización del agua y el negocio con grandes empresas, dejando de lado a los pueblos.

Aún así, el Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra de San Salvador Atenco continuará su lucha, y como dice Trinidad “la lucha sigue hasta donde el cuerpo aguante”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -
- Advertisment -

MÁS RECIENTE

T-MEC abre puerta a nuevo corredor de despojo entre México y...

0
Se ha tratado de desarrollar desde hace más de 100 años con Porfirio Díaz y hoy consolidará el comercio entre México, Asia-Pacífico y Norteamérica.