Spread the love
  • 813
    Shares

Un decreto que pasó desapercibido y que afectará la mayor reserva de agua dulce en México, aguas subterráneas

El decreto fue firmado dos meses antes de los 10 decretos sobre aguas superficiales, en marzo de 2018, y pasó casi desapercibido por la prensa. Peña Nieto no logró aprobar una ley para aguas, en el marco de las reformas estructurales, entonces ocupó sus facultades para convertir la ley en decretos.

Por

Avispa Midia

Publicado

28/06/2018

Ver también

75% de los ríos de México están contaminados, afirma investigador de la UNAM

 

Enrique Peña Nieto firmó el pasado 6 de junio diez decretos con el cual eliminó la prohibición que tenían las empresas de explotar a casi 300 de las 700 cuencas de México, las cuales equivalen al 55 por ciento de los lagos y ríos mexicanos, lo que abre la posibilidad de privatizar las aguas, principalmente a las empresas trasnacionales que necesitan de concesiones con seguridad jurídica. El tema ganó amplio espacio en el debate nacional.

Pero el geógrafo e investigador del Centro de Investigaciones sobre América del Norte de la UNAM, Gonzalo Hatch Kuri, hace una alerta: el peligro más grande para el abastecimiento del agua en México está en el decreto firmado por Peña Nieto el 23 de marzo de 2018, donde suspende momentáneamente la veda a los acuíferos, impuesta en el año de 2013, hasta el 31 de diciembre del 2018, y que no tuvo tanta visibilidad en el debate nacional. “La principal reserva de agua dulce en México está en el subsuelo”, afirma el investigador.

De acuerdo con informaciones de Conagua, los acuíferos en México son la única fuente permanente de agua en sus extensas regiones áridas, que aproximádamente ocupan el 50% del territorio. “Suministran cerca del 52% del volumen de agua que demandan las ciudades, donde se concentran unos 60 millones de habitantes; aportan el agua para el riego de unos dos millones de hectáreas, la tercera parte de la superficie de riego a nivel nacional; satisfacen gran parte de las demandas de agua de los desarrollos industriales, y son la principal fuente de abastecimiento de la población rural”, dice el informe. 

Ya en el artículo “El misterio del agua subterránea en México”, de Francisco Cubas, Manuel Llano y Lorenzo J. de Rosenzweig, el 95% del agua dulce en nuestro país se encuentra en el subsuelo, y de ahí proviene el 75% de la que se consume en nuestras ciudades.

­­­­­­­­­­­­­De acuerdo a una investigación publicada en la revista mexicana de ciencias geológicas “En México, aproximadamente el 97% del agua es subterránea y solo el 3% es superficial (agua en ríos, lagos, presas, etc.); la impor­tancia del agua subterránea es tal que representa prácticamente la única fuente de agua para el consumo de agua potable y doméstico de más de 75 millones de habitantes”.

Avispa Midia recogió diferentes fuentes documentales sobre la cantidad de agua en reservas subterráneas, y difícilmente se llega a un consenso en los números. “En México no existen estadísticas oficiales confiables sobre la cantidad de reserva subterránea y ni sobre su uso. Son todos datos aproximados”, afirma Hatch, y en su artículo menciona, que de los acuíferos se extrae 56% del total del agua que se utiliza para los diferentes usos en el país.

De los documentos consultados, destacan la importancia fundamental de esta fuente en el abastecimiento del país. “Cuando hablamos de agua siempre nos imaginamos el agua superficial, el agua que escurre, el agua de la superficie, ríos, lagos, lagunas, arroyos, es el agua que más se ve, pero no es el agua con el que sostenemos la reproducción de nuestra vida biológica y material, esa es el agua subterránea. Organismos internacionales afirman que 97% del agua dulce en el continente, de la Patagonia a Alaska, es subterránea, esa es la principal fuente de agua dulce”, dice para Avispa Midia Hatch.

En México, existen 653 acuíferos. De esos 653 acuíferos, en 1972 se registraron 32 “sobreexplotados”, pero en 2016 esa cifra aumentó a 105 (16%). “Estudios recientes señalan que en el periodo 2000-2015 más de 80% de las inversiones extranjeras de la industria automotriz, por ejemplo, se materializaron sobre acuíferos sobreexplotados”, sostiene el investigador en un artículo.

De acuerdo con la publicación de Conagua ‘Estadísticas del Agua en México 2017’, el Registro Público de Derechos de Agua (REPDA) tiene registrado 122 051 títulos de aprovechamiento de agua superficial y 280 406 títulos de aprovechamiento de agua subterránea en todo el México.

En el World Water Report 2012 de la ONU señala que entre los 10 principales países consumidores de agua subterránea figuran los Estados Unidos de América y México.

La Unidad de Desarrollo Sostenible y Medio Ambiente de la Organización de los Estados Americanos afirma que “Las aguas subterráneas constituyen noventa y ocho por ciento del volumen total de agua dulce disponible en todo el planeta”.

El 97 por ciento de agua dulce disponible en el continente americano es de origen subterráneo, solamente el 3 por ciento viene de la superficie.

El agua superficial está altamente contaminada, los diferentes cuerpos de agua se han convertido en receptores de desechos residuales, sostiene Hatch. “La calidad del agua superficial es inferior al agua subterránea que se encuentra de manera intacta, aunque puede estar contaminada de manera natural como es el caso de México, que más de la mitad del agua subterránea tiene grandes cantidades de arsénicos, el agua superficial está altamente contaminada, entonces cuando liberas la veda y pones reservas ecológica, y liberas el otro porcentaje del agua es agua que está contaminada en su mayoría. Por eso, el verdadero peso político de la liberación del agua en México fue con el decreto del 23 de marzo del presente año, porque pones a la venta el mayor reservorio de agua dulce de México a la industria extractiva”.

Decretos: ultima salida

Esta acción realizada por el presidente de la república muestra las facultades exclusivas del ejecutivo para decidir sobre la administración y gestión del agua de la nación “el presidente de la república tiene facultades constitucionales exclusivas para decidir cuándo abre la llave del agua y cuándo cierra la llave del agua” comenta Hatch.

El presidente de la república impulsó un paquete de reformas estructurales durante su mandato, como es el caso de la reforma energética. Una de las reformas que se esperaba era al sector hídrico, una nueva ley general de aguas, hubo un intento, se llamó ley Korenfeld, no pasó esa ley por la presión de la sociedad civil; esta ley buscaba entregar la administración del agua a la industria privada. Luego hubo otro intento con la ley Pichardo, pero tampoco fue aprobada, fue entonces que el Presidente ocupó sus facultades para convertir esa ley en decretos.

 Para los pueblos la veta

16 comunidades Zapotecas de los Valles Centrales de Oaxaca desde hace tres años están en un proceso de consulta indígena donde buscan levantar el decreto de veda impuesto por el gobierno de Díaz Ordaz en el año de 1967, lo que buscan es poner una zona reglamentada en la zona que han nombrado la micro-región Xnizaa (Nuestra Agua), que no hacen parte de los decretos. El reclamo de los pueblos originarios es al reconocimiento de los derechos a la administración y gestión de los bienes comunes de acuerdo a sus sistemas normativos.

Estas comunidades organizadas en la Coordinadora de Pueblos Unidos por el Cuidado y la Defensa del Agua (Copuda) han logrado restaurar su acuífero con obras comunitarias sin el apoyo técnico ni económico de la Conagua durante 13 años.

“Gracias al movimiento en defensa del agua estamos deteniendo los abusos de Conagua. Nosotros le hemos preguntado a la Conagua ¿Por qué a los campesinos nos limitas el agua con concesiones y nos dices cuánto tenemos que gastar? Mientras a la minera Cuzcatlán filial de Fortuna Mines Silver le das toda el agua que quiere”, cuenta para Avispa Midia María de los Ángeles, sembradora de agua de la Copuda.

No hay una transparencia en el manejo del agua. La Comisión Nacional del Agua no cumple con un proceso democrático sobre la entrega de concesiones de agua a través de los títulos de concesión “se le da preferencia al sector extractivo, a la minería, Conagua no está con la capacidad de administrar el agua” dice María de los Ángeles.

Ahora que se abrió la llave del agua dulce de todo México. “Las comunidades estamos hasta este momento luchando pacíficamente, luchando legalmente para exigir nuestros derechos, pero si se sigue a este paso, yo creo que las comunidades no nos vamos a quedar en esa lucha pacífica, va ver levantamientos, otras comunidades nos uniremos para luchar por el agua, no podemos nosotros los pueblos seguir callados y sumisos, porque no se puede permitir la entrega del agua”, dice para Avispa Midia María de los Ángeles.

Falta de control sobre Conagua

La Conagua es la institución responsable de administrar, planificar y preservar toda el agua en México, a nivel federal, estatal y municipal. “La falta de la fiscalización sobre los mecanismos institucionales jurídicos y políticos que tiene la Conagua para otorgar las concesiones y los títulos de derechos sobre el agua es ineficiente y corrupta; siendo una amenaza para que el agua dulce sea para las mineras y demás industrias del desarrollo”, sostiene el investigador.

Los problemas que traen los decretos, en especial el subterráneo, es que va haber una extracción irracional del agua, “cualquier persona va poder solicitar las concesiones, pero Conagua no se los va dar a cualquiera, a ti gran industrial te voy a dar el agua y a ti pueblo indígena no te voy a dar el agua, y justamente es ahí donde está el gran problema”, dice para Avispa Hatch Kuri.

El decreto

En su artículo segundo del decreto del 23 de marzo de 2018, dice “Para el otorgamiento de las nuevas concesiones o asignaciones al amparo del presente Decreto y en caso de que los volúmenes que se soliciten se ubiquen en zonas de veda, reserva o reglamentadas, una vez que la Comisión Nacional del Agua resuelva procedente el otorgamiento de las mismas, se suspenderán de manera provisional, respecto de los títulos a que se refiere el presente artículo. Los efectos de los instrumentos por los que se establecieron zonas de veda, de reserva o reglamentadas”.

“Este decreto permite acceder a regular y acceder a títulos de concesión de agua, inclusive en aquellos lugares donde ya existía una reserva, o zona reglamentada. En el artículo 5 del decreto, menciona que aquellos usuarios o demandantes de líquidos que tenga algún procedimiento frente alguna autoridad judicial donde haya impugnado la decisión de CONAGUA, si se desisten de ello, se les perdona esa demanda y le regularizarán su título de concesión, esto nos habla de un presidente de la república muy flexible muy benevolente que ha decidido abrir totalmente la llave del agua de todo México” dice par Avispa Midia el Doctor Hatch Kuri.

Comments
Share
avispa

Leave a reply