sábado, noviembre 28, 2020
Inicio Feminismos Feministas en Latinoamérica se movilizan por el aborto legal en medio de...

Feministas en Latinoamérica se movilizan por el aborto legal en medio de la pandemia

-

En diferentes partes de América Latina, entre ellas Argentina, Colombia y México, este 28 de septiembre, fecha que se ha establecido, desde 1990, como el Día Latinoamericano y del Caribe por el Derecho al Abortocientos de mujeres y diversas colectivas feministas salieron a las calles, a pesar de la pandemia, a exigir la legalización del aborto.

En Buenos Aires, Argentina, este 28s decenas de mujeres se manifestaron frente al congreso para exigir la legalización del aborto. Las activistas de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito hicieron un llamado para que por fin, este año, se apruebe y sea obligatorio en todo el país el proyecto de ley “Interrupción Voluntaria del Embarazo”, ya que hasta el día de hoy, solo se ha planteado un Protocolo Nacional al respecto, el cual carece de obligatoriedad y, por tanto, cada provincia puede decidir si se adhiere o no.

En Bogotá, Colombia, el 28Ss también hubo manifestaciones para exigir la despenalización del aborto, ya que este aún se encuentra tipificado como delito dentro del código penal. Ante ello, desde el 17 de septiembre, diversas organizaciones sociales y activistas interpusieron una demanda ante la Corte Constitucional para que el aborto sea eliminado del código penal, porque “vulnera los derechos fundamentales de las mujeres y del personal de salud.

En México, por su parte, mujeres y diversas colectivas feministas se manifestaron en las diferentes ciudades del país por el derecho a decidir sobre sus cuerpos. En Ciudad de México, la colectiva OKUPA, Bloque Negro convocó, a través de las redes sociales, a un pañuelazo por el aborto legal y seguro, por lo que un día antes del 28s, se reunieron decenas de mujeres en la sede, aún tomada, de la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

Portando pañuelos verdes, el color que se ha vuelto emblema de la lucha a favor del aborto, comenzaron a caminar hacia el congreso de la Ciudad de México cuando, apenas a unas cuadras, fueron interceptadas por varios policías, quienes las encapsularon y les impidieron el paso, lo que desató una serie de enfrentamientos entre las manifestantes y las policías, por lo que, estas últimas intentaron dispersarlas usando extintores y lanzándoles gas lacrimógeno. 

A pesar de ello, las manifestantes lograron llegar a la Cámara de Diputados y continuar con la exigencia de la despenalización y legalización del aborto en todo el país, ya que, hasta el momento, solo en Ciudad de México (2007) y en Oaxaca (2019) el aborto es legal.

No obstante, estás medidas no han sido suficiente para garantizar los derechos sexuales y reproductivos de todas las niñas y mujeres del país, ya que, según la Organización Mundial de la Salud, OMS, se estima que al año se practican entre 50 y 60 millones de abortos a nivel mundial y, que el 45% de estos se hacen de manera insegura y ponen en situación de riesgo la vida de las niñas y mujeres. Siendo este, una de las tres causas de muertes maternas a nivel global.

Si bien, las cifras de abortos a nivel mundial son alarmantes, lo es aún más, que el 95% de ellos sucedan en países en vías de desarrollo, entre los que se encuentran los países de América Latina y el Caribe. Por ello, diversas mujeres y colectivas feministas de la región cada 28s salen a las calles a refrendar el compromiso de defender su derecho al aborto legal y seguro.

 ¡Aborto legal, seguro y gratuito en todo México ya! ¡Ni muertas ni presas por abortos inseguros y clandestinos! ¡Aborto legal para vivir una vida digna! Ha sido la consigna de las mujeres y diversas colectivas que han salido a las calles este 28s.


Foto de portada por Kapari Comunicación

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -
- Advertisment -

MÁS RECIENTE

México, un lugar peligroso para la búsqueda de justicia

0
La persistencia en la violencia contra defensores y periodistas expone al país como uno de los más peligrosos del mundo para exigir justicia.