martes, octubre 19, 2021
spot_img
InicioFeminismosFeministas llaman a confrontar y desobedecer la deuda

Feministas llaman a confrontar y desobedecer la deuda

-

La deuda es una ‘plaga’ que afecta a los Estados, pero también a millones de personas de manera individual en todo el mundo, a través de las deudas estudiantiles, médicas, para pagar la renta, para adquirir una casa y hasta para comer. “Es una herramienta de explotación, de disciplinamiento, porque hipoteca el futuro”, define la italiana Silvia Federici, filósofa y escritora feminista.

Sin embargo, la deuda no afecta a todos de manera igual. Se aprovecha de modo diferenciado dependiendo de la condición de clase, racial y sexual. “Movimientos feministas, populares y antirracistas están confrontando la deuda en todo el planeta”, sostiene Verónica Gago, escritora argentina, quien hace parte del colectivo feminista NiUnaMenos.

Para analizar y problematizar el tema, Federici, Gago y Luci Cavallero organizaron el libro ¿Quién le debe a quién? – ensayos transnacionales de desobediencia financiera.

El libro es presentado por las autoras también como un manifiesto. “Que sirva como un intento de hacer propagar distintos ejercicios prácticas y experiencias de desobediencia financiera y en esta desobediencia poner a la luz el saber femenino”, sostiene Gago.

En sus investigaciones, Federici ha encontrado que son sobretodo las mujeres las más endeudadas. “Esta es una realidad global. Y son mujeres que trabajan, que trabajan fuera de la casa, que trabajan por un salario que no les permite autonomía”, explica la escritora.

Las mujeres no solamente tienen que trabajar más para pagar la deuda, son también vulnerables a nuevas formas de violencia. “En los hogares donde hay deuda, sobretodo donde la mujer está endeudada, la violencia y las tensiones domésticas se incrementan. Entonces es una situación de más trabajo, mas explotación y más violencia”, sostiene Federici.

Extractivismo financiero

Los endeudamientos masivos empezaron a finales de los años 1970, como parte de la reorganización de la economía global, en la fase de acumulación capitalista llamada neoliberalismo, centrada en una forma de explotación y despojo más intensiva, explica la autora italiana. “Se ha creado una economía de la deuda y ha sido usada como herramienta política justamente para imponer más explotación” y, sobretodo en el sur global, “ha sido utilizada como una herramienta de recolonización”.

A diferencia de otras formas de explotación, la deuda es una explotación ‘individualizante’. “En la explotación laboral la gente siente que es explotada, es una situación de explotación colectiva. La deuda es una explotación que te individualiza. Es una explotación que te aísla. Es una relación individual, usted con un banco. Es un tipo de explotación que es invisibilizada, que te hace sentir en culpa”.

Justamente por eso es tan “útil políticamente para los capitalistas”, afirma, ya que no facilita que la gente se reúna para protestar. “Entonces es muy importante visibilizar que por detrás de la deuda hay una explotación laboral, que hay todo un sistema económico de extractivismo amplio, lo que llamamos de extractivismo financiero”, sostiene.

¿Quién le debe a quién?

Silvia Federici y Gladys Tzul Tzul en el Segundo Congreso de Comunalidad, realizado en Guelatao, Oaxaca, 2018. Foto de Santiago Navarro F.

Una de las principales preguntas que las autoras buscan contestar en el libro es la que lleva el título del libro, ¿Quién le debe a quién? “Nosotras somos creedoras no deudora. Las mujeres, nuestras madres, nuestras abuelas, generaciones de mujeres en todo el mundo han sido explotadas, han trabajado sin pago, sin beneficios, sin compensación, en situación de dependencia. Todo eso, reproduciendo los trabajadores y dando riqueza a los empleadores y al Estado. La acumulación capitalista se ha hecho sobre nuestros cuerpos y, sobre todo, cuerpos de mujeres racializadas, colonizadas, disidentes sexuales”, afirma Federici.  

Estrategia feminista

El primer paso contra la deuda es visibilizarla. “Visibilizar las nuevas formas de explotación que ella permite”, sostiene Federici. Además, la lucha contra la deuda se debe asociar de “forma inseparable a la lucha por la valorización del trabajo de reproducción”. 

Sin embargo, la filósofa italiana advierte que abolir la deuda no es suficiente. “Se hace necesario trabajar en un proceso de reapropiación de la riqueza social”.

Puedes bajar el libro, editado por Tinta Limón Ediciones, dando clic aquí

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -spot_img
- Advertisment -spot_img

MÁS RECIENTE

Realizan acciones en solidaridad con pueblo Wet’suwet’en y contra gasoducto

0
Las acciones de la Nación Wet’suwet’en han sido efectivas, dado que el proyecto del gasoducto se encuentra ahora un año atrasado