martes, octubre 19, 2021
spot_img
InicioProtestas500 años después, pueblos originarios dicen “No nos conquistaron”

500 años después, pueblos originarios dicen “No nos conquistaron”

-

En portada: Protesta pacífica de clausura simbólica de las instalaciones del INPI en Oaxaca. Foto De Santiago Navarro F

Por Vanessa García Navarro y Ángel Huerta

Han pasado 500 años desde que se suscitó la invasión europea y los pueblos originarios de México se mantienen en resistencia. Estos pueblos se niegan a borrar la sangre que ha dejado la colonización y su continuación con el despojo del sistema capitalista. Estos pueblos comparten el sentimiento de que la conquista se mantiene, aunque con una careta diferente: disfrazadas de la indiferencia del gobierno, racismo, empresas extranjeras y megaproyectos que violentamente desean implantarse en territorios originarios.

Los pueblos originarios, hoy (13 de agosto), se manifestaron en diversas acciones dislocadas en México. La consigna compartida fue, “No nos conquistaron”, “Aquí seguimos, luchando”.

Oaxaca

Cómo un acto de resistencia, denunciando las injusticias que se acumulan (pero no se acaban ni se resuelven), colectivos adherentes a la Sexta declaración de la Selva Lacandona e integrantes del CNI (Congreso Nacional Indígena) llevaron a cabo una protesta pacífica a través de la clausura simbólica de las instalaciones del INPI (Instituto Nacional de los Pueblos indígenas) en Oaxaca, para expresar que esta institución no los representa. Por el contrario, leyeron un comunicado donde afirman que “este instituto es la herramienta del neocolonialismo que acecha a nuestros pueblos”.

rotesta pacífica de clausura simbólica de las instalaciones del INPI en Oaxaca. Foto de Vanessa García Navarro

Una de las integrantes también sostuvo que, “a 500 años de querer conquistarnos, no pudieron hacerlo. Por eso, hoy, con la promesa de desarrollo buscan acabarnos, quieren desaparecernos como pueblos. Para nosotros la vida es la defensa de la tierra”.

La activista agrega que, “el INPI, mal llamado, de los pueblos indígenas, solo es una tomada de pelo que busca seguir imponiendo el modelo neoliberal. Es un instituto del saqueo y de la complicidad del despojo de los pueblos. Por eso lo hemos clausurado”

Sin miedo a manifestar su realidad, también los habitantes del Rebollero, pertenecientes a San Pablo Cuatro Venados (Oaxaca), armados con no más que pancartas, organización y determinación, declararon para que todo el estado, México y el mundo se enteren de la verdad que ellos conocen: en Oaxaca hay 355 concesiones mineras que están a la espera de comenzar a explotar la tierra (causando estragos inimaginables).

Los originarios de San Pablo Cuatro Venados dicen que ya hay experiencias en Oaxaca, como la minera Cuzcatlán, filial de la canadiense Fortuna Silver Mines, que ha sido suficiente para fragmentar a las comunidades y contaminar su río. Advierten que esta cuestión no se limitará a lastimarlos a ellos, afectará a todo el estado, porque las mineras se llevarán el agua de los oaxaqueños.

En su experiencia y sabiduría exponen en su comunicad que, “esos proyectos que se denominan a favor de la modernidad y desarrollo, como el corredor interoceánico que acecha a los hermanos del Istmo y Chiapas, o el controversial Tren Maya (que impactará Yucatán, Chiapas, Tabasco, Quintana Roo y Campeche) son en realidad una guerra declarada contra la vida misma pues la destrucción expansiva llegará a un punto de daño irreversible a la naturaleza”. 

Así mismo, refieren no creer más en el gobierno ni en partido político alguno, ya que hasta ahora todos ellos buscan lo mismo, “se disputan el papel de capataz que les ofrece este sistema”, desde el más alto al más bajo rango.

Ciudad de México

A 500 años del inicio de la resistencia, en Ciudad de México, la comunidad Otomí convocó a una acción dislocada del Hemiciclo a Juárez hacia el Zócalo capitalino, pero se encontraron con un primer cuadro amurallado e inaccesible.

Sin embargo, los manifestantes se fueron moviendo entre calles y lograron llegar hasta la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Ahí acompañaron a María de Jesús Patricio Martínez (Marichuy), vocera del Concejo Indígena de Gobierno (CIG), dónde entregó un Amicus Curiae.

La comunidad Otomí que mantiene ocupado el edificio del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI), junto a decenas de organizaciones como la Coordinación de Pueblos, Barrios Originarios y Colonias de Xochimilco, la Asamblea de los Pedregales de Coyoacán, por mencionar algunas, realizaron un mítin donde leyeron comunicados y compartieron algunas de sus luchas.

Marichuy comentó que “hoy que se cumplen estos 500 años es una muestra de resistencia de los diferentes pueblos y comunidades en el territorio nacional que no se rinden, no se venden y no claudican, porque tienen una historia de lucha que van a heredar a los que vienen atrás, y por eso defienden la vida, porque no es una vida solamente para las comunidades, también es para los que viven en la ciudad”.

Por su parte, la comunidad Otomí señaló que “mientras no sean atendidas nuestras demandas en el campo y la ciudad” no entregarán las instalaciones del INPI. “Exigimos al gobierno local y federal cumplimiento en su palabra en las mesas de diálogo”. Por lo anterior, anunciaron que “el edificio del INPI a partir del día de hoy, 13 de agosto del 2021, la toma INPI se convierte en la casa de los pueblos y comunidades indígenas Samir Flores Soberanes”.

Del otro lado del Océano Atlántico

Posterior a una marcha en las calles de Madrid (España), el escuadrón 421 del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), en su gira por Europa, se irguió en plena plaza Colón para dejar en claro que “no fuimos conquistados”.

Iniciaron con un mensaje de paz que indica que buscan aprender de las comunidades europeas, a la par que desean compartirles su saber y aprovecharon el espacio para realizar denuncias.

“El estado mexicano y sus gobiernos no nos reconocen como nacionales de esa geografía, somos extraños, extranjeros, indeseables, inoportunos en los mismos suelos que fueron cultivados por nuestros antecesores. Para el estado mexicano somos extemporáneos, eso dice el acta de nacimiento que, después de muchos gastos y viajes de nuestros poblados a las oficinas del mal gobierno logramos obtener. Lo hicimos para llegar hasta ustedes”, compartieron ante decenas de colectividades que se reunieron y organizaron para recibirlos.

Discurso del Escuadrón 421 del EZLN en Madrid, España

Después de conocer un listado tan largo como indignante de crímenes contra los pueblos originarios, que van desde las desapariciones, asesinato de defensores del territorio,  encarcelamiento injustificado, hasta la inserción de proyectos que violan la tierra sin consulta previa a sus moradores, queda en evidencia un panorama desalentador; no obstante, los manifestantes del día de hoy están conscientes de ello y no se dan por vencidos, como ellos mismos enunciaron con orgullo: “nos cortaron las ramas, nos cortaron el tronco, pero no nos arrancaron la raíz. Resistimos”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -spot_img
- Advertisment -spot_img

MÁS RECIENTE

Realizan acciones en solidaridad con pueblo Wet’suwet’en y contra gasoducto

0
Las acciones de la Nación Wet’suwet’en han sido efectivas, dado que el proyecto del gasoducto se encuentra ahora un año atrasado