Brasil: Bolsonaro anuncia privatización de 5 áreas protegidas

En Brasil, el gobierno de Jair Bolsonaro anunció el martes (8) la privatización de cinco parques nacionales localizados en los estados de Rio de Janeiro (RJ), São Paulo (SP), Espírito Santo (ES) y Minas Gerais (MG).   

Las unidades de conservación que pasarán a manos de empresas son las siguientes: Parque Nacional da Restinga de Jurubatiba (RJ); Parque Nacional da Serra da Canastra (MG); Parque Nacional da Serra do Cipó (MG); Parque Nacional de Caparaó (MG e ES) e Floresta Nacional de Ipanema (SP).

De acuerdo con el Ministerio del Medio Ambiente, las cinco unidades de conservación suman 280 mil hectáreas de áreas protegidas y hacen parte de tres biomas: Cerrado, Mata Atlântica y marino costero.

El decreto presidencial determina que las empresas responsables por la gestión de los parques deben mantener la conservación, protección y administrar el turismo en los locales.

Según el anuncio hecho por el ministro de Economía, Ricardo Salles, todavía no hay definición de los criterios que serán utilizados en la privatización como, por ejemplo, cuánto las empresas pagarán por la explotación de la unidad de conservación y cómo se dará el manejo de los recursos naturales.

Las fechas para las subastas tampoco fueron divulgadas. Sin embargo existen negociaciones para que la Vale asuma los tres parques que están en el estado de Minas Gerais, donde la empresa posee diversos áreas de extracción de minerales, incluso fue responsable por desastres ambientales como el rompimiento de presas de jales en el municipio de Mariana, en 2015, que dejó por lo menos dos poblados bajo la lama tóxica.

Te puede interesar - Brasil: Dos años después del derrame de la minera Vale, pueblos aún sufren la contaminación

La privatización de las unidades de conservación fue autorizada en agosto de 2021. En la resolución del gobierno, se justifica que la “privatización es importante para que el gobierno federal concentre esfuerzos en actividades nacionales en que la presencia del Estado sea realmente fundamental”.

La decisión hace parte de una agenda que pretende privatizar 20 áreas de bosques. Ya fueron realizadas subastas para la privatización de los parques nacionales de Aparados da Serra y de la Serra Geral, en los estados de Rio Grande do Sul y Santa Catarina, respectivamente, y de los bosques de Canela y de São Francisco de Paula, también en Rio Grande do Sul.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA / LEAVE A REPLY

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS RECIENTES

Denuncian violencia armada e institucional contra pueblos indígenas de México

El asedio y el desprecio, un informe de IPRI muestra el agravamiento de la criminalización y la impunidad, en un período de dos años

Red Ambiental Indígena: “No se trata solo del saqueo de nuestra tierra, es el saqueo de nuestra identidad”

La resistencia a REDD+ no es un problema solo de los pueblos indígenas; se trata de su histórica lucha mundial por la justicia

Construcción del Tren maya se mantiene en la ilegalidad

Ante un impacto global visible solo en el tramo 5 del Tren Maya, investigadores pidieron a Semarnat no autorizar la MIA