En Oaxaca, comunidad paga costo de la reconversión energética de Francia

La expansión de las políticas de reconversión energética de Francia, dentro de la perspectiva de lo que consideran una “economía verde” con producción de “energías limpias”, avalada por mecanismos internacionales, tiene en la mira especialmente a los territorios y mercados de América Latina y África. El trabajo que presentamos a continuación en 4 capítulos reporta cuales son estas políticas de reconversión energética francesa y como ellas han afectado directamente al territorio de la comunidad indígena zapoteca de Unión Hidalgo, donde la empresa EDF pretende instalar su cuarto parque eólico con 115 aerogeneradores. Proyecto que debio haber iniciado operaciones en diciembre de este año 2017.   Por Renata Bessi y Eugenia López  

La falta de dialogo e información a la comunidad es una de las estrategias de la empresa y del gobierno para intentar desestabilizarla y entrar al territorio. Aquí se reportan algunas de las maneras de la empresa llegar al territorio y las consecuencias para su tejido social. Mientras los trámites legales están adelantados para iniciar la instalación del proyecto, la propuesta de consulta indígena no llegó a la comunidad. Esta no es la primera experiencia de Unión Hidalgo con parques eólicos. La comunidad sigue alerta  

Las tierras comunales son el principal obstáculo que las empresas y el gobierno buscan superar para instalación de los megaproyectos. En Oaxaca, el 96% de la tenencia de la tierra es social, es decir, es comunal o ejidal. Por eso la estrategia es hacerlas desaparecer. Conozca la lucha de Unión Hidalgo para mantenerlas y como la empresa francesa lleva a cabo intento de impulsar un proceso de privatización de las tierras, sin base jurídica

El proyecto, de acuerdo con la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA), se encuentra inmerso en una de las regiones más complejas y, por lo tanto, más diversas de México. Conozca características ambientales de esta región y los riesgos previstos por el MIA.

La política del grupo EDF, 84,99% capital estatal francés, va de la mano con decisiones políticas del gobierno francés en el sector energético. En 2015, el país adoptó una ley de transición energética para el crecimiento verde que plantea como meta reducir la porción de nuclear en la producción de electricidad del país a un 50% para 2025, y aumentar la porción de energías renovables al 32% del consumo de energía en 2030 y su producción al 40% de la producción total de electricidad. Hoy Francia vive una crisis energética y necesita urgentemente sanarla

avispa

Leave a reply