EEUU delega a México responsabilidad de migrantes provenientes de varios países

En portada: Migrantes haitianos, procedentes de distintos puntos de Latinoamérica, recorren el sur de México en medio de restricciones a su movilidad implementadas por las autoridades migratorias. Foto: Santiago Navarro F

El pasado martes (6), el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos (DHS, por sus siglas en inglés) ha informado que, del 12 de mayo al 2 de junio de este año, su país ha repatriado a más de 38 mil 400 personas que intentaron ingresar a territorio estadounidense sin ningún documento que acreditara su ciudadanía, aseverando además que, México, por primera vez, acepta repatriados de personas no mexicanas.

Este escenario se presenta tras la finalización del llamado Título 42, implementado por el gobierno de Donald Trump durante la pandemia del Covid-19, que permitía a los funcionarios fronterizos expulsar inmediatamente a los migrantes que ingresaran a través de Canadá y México.

El Título 42 fue reemplazado por el Título 8, anunciado desde mayo pasado, el cual “prevé consecuencias severas para la migración irregular, que incluyen la prohibición de reingreso por al menos cinco años y el posible procesamiento penal ante intentos reiterados de cruzar en forma ilegal”.

De acuerdo con los informes del DHS, este cambio de programa migratorio ha permitido una disminución del 70% del flujo de personas consideradas ilegales.

De las 38 mil 400 personas expulsadas de EEUU, al menos 1 mil 400 provienen de Cuba, Haití, Nicaragua y Venezuela, quienes fueron devueltos a México. El DHS remarca que esta es “la primera vez en nuestra historia bilateral que el gobierno de México ha permitido la repatriación de los no nacionales mexicanos en la frontera bajo las autoridades del Título 8”.

"El plan de la Administración está funcionando según lo previsto", según el comunicado de prensa del DHS.

También te puede interesar - EEUU trata con México migración y la conexión de sus vías con Tren Maya y el Interoceánico

El origen de personas que intentan cruzar diariamente a territorio de EEUU proviene principalmente de México, Honduras y Guatemala. Al día se detienen al menos 1200 mexicanos, 500 hondureños y 360 personas provenientes de Guatemala.

México llega a tope con su capacidad

Mientras tanto, en diversas ocasiones, las instancias migratorias mexicanas se han declarado en crisis y con falta de capacidad para responder diariamente al flujo migratorio que tiene por objetivo llegar a territorio de EEUU en busca de trabajo. El pasado mes de mayo, la Red de Documentación de las Organizaciones Defensoras de Migrantes (Redodem) y los albergues de la Ciudad de México habían denunciado que las instancias donde se estaban recibiendo a las personas migrantes habían rebasado su capacidad hasta en un 800%.

En términos generales, el Instituto Nacional de Migración (INM) aseguró que, en todo México, cuenta con casi 6 mil lugares en estancias y centros integradores para dar alojamiento y atención a personas que ingresan y transitan por territorio mexicano.

No obstante, el organismo también confirmó el cierre de 33 estancias provisionales, con capacidad para atender a 1 mil 300 migrantes.

Las principales instancias con la mayor capacidad son apenas cuatro: en Tapachula, Chiapas, para 960 personas; Acayucan, Veracruz, para 836; Villahermosa, Tabasco, con capacidad para 532; e Iztapalapa, Ciudad de México, con capacidad para recibir a 502 personas.

La principal estrategia del INM es contener el flujo en la frontera sur con Guatemala, así lo expresó la institución. También ordenó a todas las oficinas de migración en todos los Estados no otorgar formatos múltiples migratorios, ni otro que autorice el tránsito por el país.

El subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración de la Secretaría de Gobernación (Segob), Alejandro Encinas Rodríguez, se refirió a los cambios tomados por EEUU como “medidas coercitivas”.

Además, alertó que la migración aumentará y que habrá en México un impacto por la decisión unilateral de Estados Unidos de “prácticamente sellar su frontera”.

Leer también: Comitiva de EEUU aterrizó en México en medio de vientos de intervención militar

“Ninguna solución represiva o de contención ha resultado. Por más muros que han construido los Estados Unidos, la migración sigue y sigue creciendo en su país. La solución no son las medidas coercitivas, sino una visión humanitaria y de integración”, puntualizó el funcionario en una entrevista en el estado de Oaxaca, el mes de mayo.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA / LEAVE A REPLY

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS RECIENTES

México: Campesinos resisten ante empresas que acaparan agua en la cuenca Libres-Oriental

Granjas Carroll productora de cerdos es solamente una de las empresas; dos jóvenes campesinos fueron asesinados durante protesta

Minería y resistencias de largo aliento en Latinoamérica

Pueblos de Sudamérica recorren un largo trayecto en la defensa de sus bienes comunes frente megaemprendimientos mineros

ÚNETE A LA

Y ACCEDE A BENEFICIOS EXCLUSIVOS