No tiene acceso al agua el 32% de los hogares de México

Uno de cada tres hogares en el país no tiene acceso al agua, según la encuesta Inseguridad del agua en el hogar en México, que también muestra mayor prevalencia de inseguridad en hogares donde respondieron mujeres y en zonas rurales.

Se trata del 32% de los lugares que padece la falta del líquido para realizar y cubrir sus necesidades básicas, un tema que forma parte de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030 de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Los resultados de la encuesta muestran que siete de cada diez hogares en México tiene preocupación por tener agua para todas las necesidades, es decir el 72%; mientras el 48% respondió que no tiene agua potable.

“En cuanto nos vamos a poblaciones más pequeñas aumenta la inseguridad, también donde hay peor infraestructura”, dijo Graciela Teruel Belismelis, directora de Investigaciones para el Desarrollo con Equidad de la Universidad Iberoamericana.

Asimismo, 20% de los entrevistados reportó que en las últimas cuatro semanas alguna vez se fue a dormir con sed debido a la falta de agua. El 46% de los entrevistados se enojó por esta situación y el 23% se sintió avergonzado por la falta de agua en su hogar.

Pero al igual que con el nivel socioeconómico, la inseguridad alimentaria se asocia con la inseguridad de agua.

Los hogares en los que respondieron mujeres con inseguridad alimentaria severa, tuvieron 68% de inseguridad de agua; los de inseguridad alimentaria moderada tuvieron 52%; los de inseguridad alimentaria leve, 35%.

“La seguridad alimentaria tiene que ver con tener acceso a alimentos nutritivos y adecuados en todo momento y aproximadamente ha variado durante toda la pandemia. Pero antes de la pandemia casi uno de cada tres hogares tenía acceso a una alimentación”, agregó Teruel Belismelis.

Brechas

Para México no es suficiente medir la infraestructura de agua como se mide en encuestas regulares para evaluar el acceso al agua, “porque puede ser que tengas el tubo, le abras la llave, pero si no sale agua da lo mismo tener el tubo”, dijo la investigadora.

Por ello, concluyó que es necesario complementar las mediciones con las barreras de acceso, uso y la estabilidad al agua dentro del hogar. “Existen estas brechas, muy desafortunadas; iniquidades muy grandes por nivel socioeconómico. Es un tema de salud pública y de política social que requiere priorizarse”, sostuvo Teruel Belismelis.

La inseguridad del agua se midió con Household Water InSecurity Experiences (HWISE), la escala de Experiencias de Inseguridad de Agua en el Hogar. El estudio fue realizado por Investigaciones para el Desarrollo con Equidad de la Ibero en conjunto DATA Opinión Pública y Mercados de México, Universidad de Yale, Universidad de Northwestern, Montclair State University y Acción Ciudadana Frente a la Pobreza de México.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA / LEAVE A REPLY

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS RECIENTES

Denuncian violencia armada e institucional contra pueblos indígenas de México

El asedio y el desprecio, un informe de IPRI muestra el agravamiento de la criminalización y la impunidad, en un período de dos años

Red Ambiental Indígena: “No se trata solo del saqueo de nuestra tierra, es el saqueo de nuestra identidad”

La resistencia a REDD+ no es un problema solo de los pueblos indígenas; se trata de su histórica lucha mundial por la justicia

Construcción del Tren maya se mantiene en la ilegalidad

Ante un impacto global visible solo en el tramo 5 del Tren Maya, investigadores pidieron a Semarnat no autorizar la MIA