sábado, septiembre 19, 2020
Inicio Protestas Miles de personas dicen ¡no! al Gasolinazo en Oaxaca

Miles de personas dicen ¡no! al Gasolinazo en Oaxaca

-

Doña Sonia Morales, es madre soltera, ama de casa y jefa de familia. Vende tamales por las mañanas para pagar su renta y los estudios de su hija de 7 años. Este domingo, 15 de enero del 2017, a muy tempranas horas levanto a su hija, llenó un bote de agua e hizo dos tortas que llevó consigo y una sombrilla. Llego puntualmente a la concentración convocada por los profesores de la Sección 22 de Oaxaca en el Monumento a Juárez. El motivo era manifestarse contra el aumento de los costos de los hidrocarburos. “No hicimos nada cuando aprobaron las reforma estructurales y hoy, ya nos esta comenzando a tocar el bolsillo, es momento de hacer algo o nos va a cargar la chingada a los pobres”, dijo doña Morales muy enojada .

Al igual que esta jefa de familia, cientos de personas esperaban con sus carteles a orillas de la carretera internacional Cristóbal Colon de Oaxaca. Los maestros estaban divididos por secciones y regiones, pero la gente, sin importar esta división, se iban sumando a las filas. Eran miles de personas coreando consignas. “Aquí ya no importa si eres maestra o ama de casa, estudiante o albañil, es hora de levantarnos y decir ¡basta!. Ni siquiera López Obrador podrá salvarnos porque son políticas internacionales dictadas por Estados Unidos”, dijo Ernestina Zarate, profesora jubilada de la Sección 22, perteneciente a la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación (CNTE).

La profesora jubilada considera que, “incluso los propios profesores deben de dejar de pensar y actuar por sus derechos laborales. Porque estos quedaran rebasados con todas las reformas estructurales en su conjunto. No es solo la educación y la gasolina, estamos hablando de nuestra cotidianidad, de nuestra vida. Ya vimos lo que sucedió con las crisis en Argentina y en Grecia, en México puede ser mucho peor, tenemos que caminar como pueblo”, señaló la profesora.

Es la primera movilización masiva en el nuevo gobierno de Oaxaca, presidido por el gobernador Alejandro Murat, del del Partido Revolucionario Institucional (PRI). Al parecer hubo un saldo blanco. Pero la profesora jubilada se muestra escéptica ante este contexto. “A ver cuanto le van a durar sus negociaciones a Murat y a ver cuanto va aguantar la base magisterial a sus representantes para que sigan negociando migajas. No podemos seguir esperando nada de ningún partido político. Por el contario, es momento de voltear a ver la reciente propuesta que han lanzado los zapatistas (Ejercito Zapatista de Liberación Nacional EZLN) para crear un consejo autónomo de gobierno donde los indígenas tienen que mandar, porque en Oaxaca somos más del 80% pueblos indígenas”.

A la manifestación también se sumaron jóvenes estudiantes y anarquistas que mostraron su rechazo a las reformas estructurales con su ingenio y el arte que los caracteriza. Realizaron diversas pintas en las paredes de instituciones gubernamentales, en los bancos y en edificios de empresas nacionales y transnacionales. Hubo algunas personas, que al parecer eran padres de familia, quienes les obsequiaban latas de pintura o les davan dinero para que compraran más. “No es ningún delito lo que están haciendo, también es una forma de manifestarse y no hay porque asustarse. Delito y delincuentes son los dueños de las empresas y nuestros gobernantes que se están robando los recursos de nuestros pueblos y ahí nadie dice nada. ¿Porque no se expresan así de ellos?, esa si es delincuencia organizada, es el narco estado”, dijo Genaro Días, padre de familia que se sumó a la manifestación.

Durante el recorrido se realizaron diversos mítines en dos gasolineras que estaban en el transcurso del recorrido. Al final la movilización llegó al zócalo de esta ciudad y se volvió a tomar la palabra por diversas personas, donde se anuncio que continuaran con las movilizaciones masivas junto a los más de 80 mil profesores que forman parte de la Sección 22 en Oaxaca.

La reforma energética

Desde el año 2014 se promulgaron las leyes de la Reforma Energética, una política de Enrique Peña Nieto que prometía abrir el sector energético mexicano a la inversión privada. Actualmente una buena parte de la infraestructura de Petróleos Mexicanos esta en manos de empresas privadas. Y desde enero de este año 2017 entró en marcha el nuevo esquema de venta de gasolinas donde no habrá un precio único fijado por el gobierno, ni estaciones de una sola empresa (Pemex), sino varias marcas y gasolineras que alentarán la competencia y esto, afectará directamente en el aumento de los costos de productos y servicios.

Junto a esto, la depreciación del peso y el alza sostenida en el costo de la gasolina en Estados Unidos, de donde se importa alrededor de la mitad del consumo nacional del combustible, amenazan también con afectar el precio de los hidrocarburos en un 22.5 por ciento, de acuerdo con informes de Citibanamex.

A las diversas propestastas que se han realizado en todo México, se comienzan a sumar más personas en el estado de Oaxaca, una entidad considerada, “ingobernable”, como la conocen muchos de sus habitantes. Es posibles que las movilizaciones aumenten o disminuyan, “ lo que si es seguro, es que en Oaxaca continuaremos luchando y muchos de nosostros nos sumaremos a la propuesta que han lanzado los zapatistas ”, dijo Juan Chavez.

Doña Sonia Morales, es madre soltera, ama de casa y jefa de familia. Vende tamales por las mañanas para pagar su renta y los estudios de su hija de 7 años. Este domingo, 15 de enero del 2017, a muy tempranas horas levanto a su hija, llenó un bote de agua e hizo dos tortas que llevó consigo y una sombrilla. Llego puntualmente a la concentración convocada por los profesores de la Sección 22 de Oaxaca en el Monumento a Juárez. El motivo era manifestarse contra el aumento de los costos de los hidrocarburos. “No hicimos nada cuando aprobaron las reforma estructurales y hoy, ya nos esta comenzando a tocar el bolsillo, es momento de hacer algo o nos va a cargar la chingada a los pobres”, dijo doña Morales muy enojada .

Al igual que esta jefa de familia, cientos de personas esperaban con sus carteles a orillas de la carretera internacional Cristóbal Colon de Oaxaca. Los maestros estaban divididos por secciones y regiones, pero la gente, sin importar esta división, se iban sumando a las filas. Eran miles de personas coreando consignas. “Aquí ya no importa si eres maestra o ama de casa, estudiante o albañil, es hora de levantarnos y decir ¡basta!. Ni siquiera López Obrador podrá salvarnos porque son políticas internacionales dictadas por Estados Unidos”, dijo Ernestina Zarate, profesora jubilada de la Sección 22, perteneciente a la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación (CNTE).

La profesora jubilada considera que, “incluso los propios profesores deben de dejar de pensar y actuar por sus derechos laborales. Porque estos quedaran rebasados con todas las reformas estructurales en su conjunto. No es solo la educación y la gasolina, estamos hablando de nuestra cotidianidad, de nuestra vida. Ya vimos lo que sucedió con las crisis en Argentina y en Grecia, en México puede ser mucho peor, tenemos que caminar como pueblo”, señaló la profesora.

Es la primera movilización masiva en el nuevo gobierno de Oaxaca, presidido por el gobernador Alejandro Murat, del del Partido Revolucionario Institucional (PRI). Al parecer hubo un saldo blanco. Pero la profesora jubilada se muestra escéptica ante este contexto. “A ver cuanto le van a durar sus negociaciones a Murat y a ver cuanto va aguantar la base magisterial a sus representantes para que sigan negociando migajas. No podemos seguir esperando nada de ningún partido político. Por el contario, es momento de voltear a ver la reciente propuesta que han lanzado los zapatistas (Ejercito Zapatista de Liberación Nacional EZLN) para crear un consejo autónomo de gobierno donde los indígenas tienen que mandar, porque en Oaxaca somos más del 80% pueblos indígenas”.

A la manifestación también se sumaron jóvenes estudiantes y anarquistas que mostraron su rechazo a las reformas estructurales con su ingenio y el arte que los caracteriza. Realizaron diversas pintas en las paredes de instituciones gubernamentales, en los bancos y en edificios de empresas nacionales y transnacionales. Hubo algunas personas, que al parecer eran padres de familia, quienes les obsequiaban latas de pintura o les davan dinero para que compraran más. “No es ningún delito lo que están haciendo, también es una forma de manifestarse y no hay porque asustarse. Delito y delincuentes son los dueños de las empresas y nuestros gobernantes que se están robando los recursos de nuestros pueblos y ahí nadie dice nada. ¿Porque no se expresan así de ellos?, esa si es delincuencia organizada, es el narco estado”, dijo Genaro Días, padre de familia que se sumó a la manifestación.

Durante el recorrido se realizaron diversos mítines en dos gasolineras que estaban en el transcurso del recorrido. Al final la movilización llegó al zócalo de esta ciudad y se volvió a tomar la palabra por diversas personas, donde se anuncio que continuaran con las movilizaciones masivas junto a los más de 80 mil profesores que forman parte de la Sección 22 en Oaxaca.

La reforma energética

Desde el año 2014 se promulgaron las leyes de la Reforma Energética, una política de Enrique Peña Nieto que prometía abrir el sector energético mexicano a la inversión privada. Actualmente una buena parte de la infraestructura de Petróleos Mexicanos esta en manos de empresas privadas. Y desde enero de este año 2017 entró en marcha el nuevo esquema de venta de gasolinas donde no habrá un precio único fijado por el gobierno, ni estaciones de una sola empresa (Pemex), sino varias marcas y gasolineras que alentarán la competencia y esto, afectará directamente en el aumento de los costos de productos y servicios.

Junto a esto, la depreciación del peso y el alza sostenida en el costo de la gasolina en Estados Unidos, de donde se importa alrededor de la mitad del consumo nacional del combustible, amenazan también con afectar el precio de los hidrocarburos en un 22.5 por ciento, de acuerdo con informes de Citibanamex.

A las diversas propestastas que se han realizado en todo México, se comienzan a sumar más personas en el estado de Oaxaca, una entidad considerada, “ingobernable”, como la conocen muchos de sus habitantes. Es posibles que las movilizaciones aumenten o disminuyan, “ lo que si es seguro, es que en Oaxaca continuaremos luchando y muchos de nosostros nos sumaremos a la propuesta que han lanzado los zapatistas ”, dijo Juan Chavez.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -
- Advertisment -

MÁS RECIENTE

El jefe indígena Raoni Metuktire, de 90 años, es hospitalizado con...

0
“La COVID-19 se está extendiendo rápidamente dentro de la reserva de Capoto / Jarina, donde miles de pueblos indígenas están en riesgo de...