martes, octubre 19, 2021
spot_img
InicioProtestas6 mil indígenas se movilizan en Brasil contra reformas que desconocen sus...

6 mil indígenas se movilizan en Brasil contra reformas que desconocen sus tierras

-

En portada: Movilización indígena se dirige a la explanada de los ministerios en Brasilia para realizar una vigilia contra la reforma del denominado “Marco Temporal”. Foto de Vito Ribeiro 

Al menos seis mil indígenas se desplazaron desde diversos rincones de Brasil para realizar una serie de protestas en Brasilia, capital de este país sudamericano. Las delegaciones incluyen a representantes de 117 pueblos originarios, los cuales viajaron durante días a través de autobuses y camionetas. Esta es una de las mayores movilizaciones que han realizado estos pueblos durante los últimos tiempos, ya que, en el parlamento, se trama una reforma hacia la legislación para implementar el llamado criterio de “marco temporal” que concierne la demarcación de territorios indígenas. Esta reforma pretende considerar como territorios ancestrales solo aquellas que eran ocupadas desde que se promulgó la Constitución de 1988.

Pueblo Huni Kuin de Acre norte de Brasil, Foto de Vito Ribeiro

Esta iniciativa, de ser aprobada, vulnerará aún más la posesión y reconocimiento de estos territorios y, además, afectará directamente a cientos de procesos que están en litigio para que sean reconocidas como tierras indígenas, sobre todo a los pueblos que fueron expulsados o despojados durante la dictadura militar (1964-1985), hasta el momento de promulgación de la constitución de 1988.

Los convocados han agendado diversos actos que iniciaron desde el día 22 de agosto y que concluirán el día 28 de este mes. Pero el día clave que ha encendido los ánimos fue este miércoles (25), donde las acciones se intensificaron aún más. Mientras, el Tribunal Supremo Federal (STF) determinará la sentencia que definirá el proceso del reconocimiento, por parte del Estado Brasileño, de los territorios ancestrales, o, todo lo contrario, el desconocer este único derecho que tienen los pueblos, el cual se conoce como “demarcación de tierras indígenas”.

Aunque el propio recurso legal de “demarcación” solo considera a los pueblos originarios como simples “usuarios de la tierra”, de ser aprobada esta ley, las aldeas que fueron creadas después de 1988 serían considerados como ilegales en sus propias tierras.

Lucha por la Vida

Movilización indígena en Brasilia. Foto de Vito Ribeiro

“Estamos realizando la mayor movilización de nuestras vidas en Brasilia, porque es nuestro futuro y el de toda la humanidad lo que está en juego. Hablar de demarcación de tierras indígenas en Brasil es hablar de garantizar el futuro del planeta con soluciones a la crisis climática”, sostiene la indígena Sonia Guajajara, una de las coordinadoras de la Articulación de los Pueblos Indígenas de Brasil (APIB).

Te puede interesar → Brasil: Indígenas que mantenían una protesta fueron atacados por militares

“Lucha por la Vida” es llamada esta campaña que sostienen los pueblos originarios en Brasilia, en la cual entre otros puntos, “reivindicamos nuestros derechos y promover actos contra la agenda anti-indígena que se encuentra en marcha en el Congreso Nacional y el Gobierno Federal”, sostiene la APIB.

Estos pueblos en una solo voz han entonado la consigna: ¡Fuera Bolsonaro!, pues también denuncian el aumento de la violencia dentro y fuera de sus territorios tradicionales desde que Jair Bolsonaro asumió la presidencia de este país. Estas denuncias han alcanzado otras instancias fuera de Brasil. En el Día Internacional de los Pueblos Indígenas, conmemorado el pasado 9 de agosto, la APIB presentó una declaración inédita ante la Corte Penal Internacional (CPI) “para denunciar al gobierno de Bolsonaro por Genocidio y Ecocidio”, según los pueblos que forman parte de esta articulación.

La APIB afirma que las políticas de Bolsonaro han sido abiertamente “opositoras a los pueblos indígenas” y sumado a ello, “desde que asumió el cargo, ha suscrito varios actos que contravienen la Constitución y los Tratados Internacionales que protegen a las comunidades indígenas y sus territorios”.

La capital federal de Brasil hoy se ha vestido de protestas, pero también de cantos, oraciones y de discusiones políticas, ya que, durante esta semana, las delegaciones presentes también estarán presentando un intenso programa de debates políticos y eventos culturales. “Es necesario dar visibilidad y ampliar las voces del movimiento indígena en su conjunto. En este escenario de tantas amenazas, la comunicación juega un papel clave y estaremos uniendo fuerzas en este campamento”, comparte Erisvan Guajajara, coordinador de Media India.

La APIB esta integrada por: Articulación de Pueblos Indígenas del Nordeste, Minas Gerais y Espírito Santo (APOINME), Consejo del Pueblo Terena, Articulación de Pueblos Indígenas del Sureste (ARPINSUDESTE), Articulación de Pueblos Indígenas del Sur (ARPINSUL), Gran Asamblea de Pueblos Guaraní Kaiowá (Aty Guasu), Coordinación de Organizaciones Indígenas de la Amazonía Brasileña (COIAB) y la Comisión Guaraní Yvyrupa

¿Quién este interesado en la reforma?

El interés por el desconocimiento del territorio ancestral indígena en este país gira en torno a una fracción parlamentaria conocida como “ruralistas o hacendados”, quienes cabildean intereses de la agroindustria, un conglomerado de las empresas más grandes del mundo. Entre ellas se encuentran Bayer, Basf, Bunge, Cargill, Coca Cola, Dow, DuPont, Kraft y Monsanto, Unilever, Danone, Carrefour, ChemChina, Cofco, Glencore, Nestlé, Syngenta, entre otras.

Te puede interesar → Pueblo Munduruku denuncia imposición de ferrocarril en la amazonía para la agroindustria

Es la misma fracción parlamentaria que ha destacado que hay apoyos del gobierno federal para la producción agrícola en territorio indígena. Según Normando Corral, de la organización Famato, se apoya la producción agrícola y ganadera a los pueblos, pero “si los indios quieren producir, deberían tener energía (eléctrica) dentro de sus reservas. Pero sabemos que, para ello, aún es necesario establecer una legislación específica para el uso de estas áreas, ya que la legislación actual lo restringe”, afirmó.

Mientras tanto, los registros de la Balanza Comercial de la Comisión Nacional Agrícola (CNA), anunció que, en julio de 2021, las exportaciones brasileñas de productos agroindustriales crecieron un 15,8% en comparación con el mismo período de 2020. Esta institución también asegura que se “está llevando a cabo una serie de reuniones con la Secretaría Nacional de Seguridad Pública para definir una agenda enfocada en incrementar la seguridad rural en Brasil”, que, entre otros temas, incluye una disciplina sobre seguridad pública del personal militar que trabaja en la policía rural.

Además, la APIB denuncia que Bolsonaro viene empujando un proyecto de ley para autorizar la minería y otras actividades extractivas en diversos territorios ancestrales, principalmente, en la Amazonía.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -spot_img
- Advertisment -spot_img

MÁS RECIENTE

Tras demora judicial, Copinh exige sentencia en caso Berta Cáceres

0
529 años de cárcel para David Castillo serían pocos para calmar el dolor que ha dejado en el pueblo Lenca, con el auspicio del Estado de Honduras