sábado, septiembre 19, 2020
Inicio Economia Verde Bolivia; mas de 5 mil indígenas serán desplazados por el mayor proyecto...

Bolivia; mas de 5 mil indígenas serán desplazados por el mayor proyecto hidroeléctrico de Sudamérica

-

[interactive_banner_2 banner_image=”20029″ banner_style=”style1″ image_opacity=”1″ image_opacity_on_hover=”1″ module_animation=”transition.bounceIn”]

Por Ñaní Pinto

Para el pueblo originario de los Tacanas o Totanas de la Amazonía boliviana, desde la explotación de la quina –fármaco para el tratamiento de las fiebres en general y para el manejo de la malaria- y del caucho, se ha provocado la deforestación intensiva de la Amazonia andina, pero también esto ha significado la continuidad del despojo de los territorios indígenas. A esto se han sumado los proyectos de conservación que han reorganizado el territorio en torno al mercado del eco-turístico y hoy, se agrega el proyecto hidroeléctrico Bala-Chepete que inundara por lo menos 679.98 Km cuadrados afectando a mas de 5 mil personas en el Departamento de la Paz, en Bolivia.

El proyecto hidroeléctrico El Bala se halla localizado sobre el río Beni y se divide en dos componentes. Componente 1: Chepete, ubicado a 70 km aguas arriba de Rurrenabaque, provincia Franz Tamayo del departamento de La Paz; generará 3.251 MW de potencia instalada. El Componente 2: El Bala, ubicado en las proximidades del tramo conocido como estrecho angosto de El Bala sobre el río Beni a 13.5 Km. aguas arriba de las poblaciones de San Buenaventura y Rurrenabaque, pertenecientes a las provincias Abel Alurralde (La Paz y Gral. Ballivián (Beni) respectivamente; generará 425 MW.

Este complejo hidroeléctrico fue proyectado desde el año de 1950 pero no se llevó acabo por ser  inviable técnica, ambiental y económicamente, asegurando que el costo socioambiental iba a ser inevitable en el Parque Nacional Madidi y la Reserva Biológica (RB) y Tierra Comunitaria de origen (TCO) Pilón Lajas, una de las áreas de mayor biodiversidad del mundo, donde están presentes el 9% de las especies de aves del planeta y, según el estudio Identidad Madidi, se estiman alrededor de 8.000 especies de plantas vasculares y al menos 2.100 de vertebrados.

Fue hasta el ano 2007, cuando el presidente Evo Morales por medio del Decreto Supremo N° 29191 del 14 de Julio de 2007, declaraba este proyecto de “Interés y Prioridad Nacional”, en su articulo N° 1.

Este proyecto busca generar alrededor de 13.000 megavatios (MW) de energía eléctrica hasta el año 2025, 10.000 de los cuales serán para la exportación, según el Ministerio de Hidrocarburos y Energía.

Las centrales hidroeléctricas aprovecharán los grandes caudales de agua del Río Beni. “Una vez construidas serán una de las fuentes de energía más grande del país”, dijo el ministro de Hidrocarburos y Energía Luis Alberto Sánchez en el año 2016, quien también afirmó en esa misma época que la energía seria vendida a Brasil a un costo de, “52 dólares por megavatio/hora”.

Mas de 53 comunidades indígenas serán afectadas, ya que en torno al complejo hidroeléctrico habitan los Tacanas, Mosetenes, Tsimanes y Uchupiamonas, quienes afirman que “para llevar la electricidad hasta el Brasil tendrán que construir una carretera extensa, que implica que deforestarán grandes extensiones de bosque”.

Desde que estos pueblos se han informado de los impactos de largo alcance han sostenido movilizaciones en el rio Beni para expresar su rechazo y resistencia al proyecto hidroeléctrico de El Bala y Chepete. También se han sumado otros activistas, como los ex representantes bolivianos en las Naciones Unidas, Pablo Solón y Rafael Archondo, quienes han recabado cientos de firmas contra este proyecto afirmando que, “estas mega-represas, si se construyen, serán totalmente opuestas a los postulados del ‘Vivir Bien’. De acuerdo con los propios estudios encargados por el gobierno y realizados por la firma italiana Geodata, inundarían un área cinco veces mayor que la ciudad de La Paz, desplazarían a más de 5.000 indígenas y deforestarían más de 100.000 hectáreas de bosques. Además, ni siquiera serían económicamente rentables con los precios actuales de la electricidad en Brasil”.

Entre los firmantes se encuentran grandes intelectuales, como Noam Chomsky, Walden Bello y Susan Geroge; Naomi Klein, autora de libro la Doctrina del Shock; Bill McKibben reconocido líder ambientalista en los Estados Unidos; Nnimmo Bassey galardonado ambientalista de Nigeria.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -
- Advertisment -

MÁS RECIENTE

El jefe indígena Raoni Metuktire, de 90 años, es hospitalizado con...

0
“La COVID-19 se está extendiendo rápidamente dentro de la reserva de Capoto / Jarina, donde miles de pueblos indígenas están en riesgo de...