México: Otomís frenan violento desalojo de la Casa de los Pueblos Samir Flores

En portada: Conferencia de prensa en las afueras de la Casa de los Pueblos “Samir Flores Soberanes”. Foto: Regina López

Durante la madrugada de este lunes (16), más de 500 elementos del cuerpo de granaderos de la ciudad de México incursionaron en los alrededores de la Casa de los Pueblos y comunidades indígenas “Samir Flores Soberanes”, con la intención de desalojar a los miembros de la comunidad Otomí, quienes recientemente cumplieron tres años de ocupar el inmueble, ubicado al sur de la capital.

Miembros de la comunidad indígena sostuvieron que, frente a los actos de represión, lograron replegar a los elementos de seguridad, “cientos de granaderos, como si nosotros, la comunidad Otomí fuéramos los criminales, como si nosotros tuviéramos armas”, reclamó Isabel, delegada del Congreso Nacional Indígena (CNI). Dada la violencia del operativo, este dejó un saldo de 10 heridos, entre ellos, adolescentes, adultos mayores y con capacidades diferentes.

“Una adolescente de 17 años fue atacada por un grupo de cinco granaderos quienes la patearon y golpearon causando inmovilidad en una de sus piernas; una niña de 13 años fue golpeada por tres granaderos hombres quienes la patearon en la cabeza provocando que se desmayara”, detalló esta comunidad.

Mediante comunicado, el gobierno de la CDMX divulgó que el operativo estaba encaminado a desalojar el plantón que permanece desde el pasado 12 de octubre, en demanda de vivienda digna para 40 familias Otomíes. No obstante, la comunidad indígena reprochó ello pues argumentaron que los elementos de seguridad intentaron ingresar a la Casa de los Pueblos.

Una hora después del operativo, un grupo de más de seis motociclistas se acercó para provocar e insultar a quienes sostienen un plantón sobre la Avenida México-Coyoacán. Tras otro intento de incursión, agredieron con armas de fuego a los integrantes de la comunidad Otomí.

“Esta es la respuesta que da el gobierno a sus demandas del pueblo Otomí”, denunciaron al momento de presentar los cartuchos percutidos que evidencian el ataque, además de proporcionar imágenes de los agresores y las placas de sus vehículos. También reclamaron la ausencia de la Comisión de Derechos Humanos de la CDMX (Cdhcm) y enfatizaron que el operativo nunca fue pacífico.

“A tres años de la toma del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas, racismo, discriminación y represión es la oferta de la cuarta transformación”, sentenciaron miembros de la comunidad Otomí mediante conferencia de prensa.

“Hacemos responsable a Martí Bartres (Jefe de Gobierno de la Ciudad de México) de lo que nos llegue a ocurrir. Los granaderos nos pegaron sin importar que había niños, mujeres y a los mayores de edad. Ya basta de la discriminación”, reclamó una mujer Otomí que fue agredida.

“Tener techo, es un derecho”

La principal demanda de la comunidad Otomí es la expropiación de dos inmuebles ubicados en la colonia Juárez, en los domicilios Roma 18 y Londres 7, para servir de vivienda a familias indígenas. Esto, debido a que desde hace dos años y medio se expropió el inmueble de Zacatecas 64 con el fin de albergar 40 familias Otomíes, pero en la actualidad no hay indicios de cuándo iniciaran las obras para cumplir con esa demanda.

Pinta en el plantón sobre avenida México-Coyoacán. Foto: Aldo Santiago

Señalaron que ya están cansados de mentiras de funcionarios como Juan Gutiérrez y Rodrigo Chavez, con quienes se reunieron el pasado 14 de octubre, y quienes ofrecieron mesas de diálogo, “sin respuesta, sin compromisos reales, sus ofertas son pura simulación de la cuarta transformación”.

“Ya no creemos en sus palabras, porque llevamos cuatro años de esta administración que ya se acaba y nunca nos han dado respuesta”, sentenció Isabel, delegada del CNI, quien enfatizó que es una lucha de décadas por vivienda digna para la comunidad Otomí.

La comunidad Otomí denunció que, apenas el sábado pasado (14) les fue informado que no se podría realizar la expropiación de los inmuebles debido a que no tienen la ocupación del inmueble. Ante ello, demandaron al gobierno de la CDMX la expropiación del inmueble que alberga la Casa de los pueblos “Samir Flores Soberanes”.

“Demandamos la expropiación de este inmueble, porque en él sí tenemos la ocupación”, sentenciaron. La comunidad Otomí anunció que no retirarán el plantón sobre la avenida Mexico-Coyoacán hasta que se cumplan las exigencias para la vivienda de interés social de la comunidad Otomí.

Solidaridad

Colectivos y organizaciones de distintas partes de la CDMX y del país se hicieron presentes para acuerpar la lucha y resistencia de la comunidad Otomí.

“Por eso es la lucha, que no se siga repartiendo el territorio en inmobiliarias, en cuarteles policiacos, militares que están acabando hectáreas (…) para cuidar los intereses a los trasnacionales que vienen por los minerales, por el petróleo. Aquí fue necesaria la toma del INPI, fue necesaria la insurrección”, exclamó María de los Ángeles Fernández, también conocida como Doña Fili, luchadora por la vivienda digna en Santo Domingo, Coyoacán.

Doña Fili recordó que, apenas el pasado 12 de octubre se realizaron actividades culturales con infancias en la Casa de los Pueblos y reclamó, “¿cómo agredir a un pueblo que lucha tan pacíficamente? Y negar la vivienda al pueblo que los mantiene”.

Por su parte, integrantes de la Coordinación de pueblos, barrios originarios y colonias de Xochimilco denunciaron que las acciones violentas contra la comunidad Otomí forman parte de la estrategia de Juan Gutiérrez Márquez, coordinador general de concertación politica, prevención y buen gobierno de la CDMX.

“Nos lo hizo a nosotros como xochimilcas y lo vuelve hacer (…) Estas acciones han sido repetidas. Levanto la voz para que este señor sea destituido. Nosotros en la Cdhcm iniciamos una denuncia por las agresiones contra los ciudadanos de Xochimilco. El señor es un cobarde… trae un grupo de motociclistas que nosotros documentamos y lo dejamos en la Cdhcm”, sentenciaron frente a la agresión de funcionarios locales.

“Queremos denunciar el acto de violencia cometido por tres granaderos que llevo a que una pequeña de 13 años perdiera el conocimiento (…) fue salvajemente golpeada, eso lo estamos diciendo hoy, no en 1968, no en Palestina, no en otra parte del mundo, lo decimos aquí en la ciudad de México, la que dice contar con un gobierno de vanguardia”, reclamó Carlos González, integrante del CNI.

González refirió que las condiciones de diversos pueblos indígenas residentes en la CDMX son infrahumanas. “Al gobierno le importa un pepino, le interesa el control político, el clientelismo, dar dádivas, no reconocer ni respetar derechos, esa es la ciudad innovadora y de derechos que nos vende este gobierno”.

Además, destacó que la violencia contra los pueblos originarios se repite a nivel nacional y denunció que apenas el pasado 13 de octubre fueron asesinados dos jóvenes choles. Juan Carlos Jiménez, de 19 años y Oscar Pérez de 17 años, de la comunidad de Tila, “fueron cobardemente asesinados por paramilitares en su comunidad (…) esa es la realidad que estamos viviendo”, denunció el también abogado sobre la situación de guerra que viven los pueblos en México.

Acciones

Por último, la comunidad Otomí convocó a la realización de acciones dislocadas en Querétaro para la defensa del agua y los territorios y en apoyo a la población de Santiago Mexquititlán.

“Esta cobarde acción es porque nos tienen tanto miedo, nos tienen que agredir a costa de la vida y a favor de los intereses capitalistas e inmobiliarias que tienen el derecho a la tierra. Vamos a seguir luchando juntas y juntos, vamos a seguir organizándonos, para que este poder patriarcal, estas empresas trasnacionales no nos sigan despojando”, finalizó Isabel, delegada Otomí del CNI.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA / LEAVE A REPLY

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS RECIENTES

México: Campesinos resisten ante empresas que acaparan agua en la cuenca Libres-Oriental

Granjas Carroll productora de cerdos es solamente una de las empresas; dos jóvenes campesinos fueron asesinados durante protesta

Minería y resistencias de largo aliento en Latinoamérica

Pueblos de Sudamérica recorren un largo trayecto en la defensa de sus bienes comunes frente megaemprendimientos mineros

ÚNETE A LA

Y ACCEDE A BENEFICIOS EXCLUSIVOS