lunes, enero 18, 2021
Inicio Protestas “No vamos a permitir que no seamos escuchados”: Plantón de Familiares de...

“No vamos a permitir que no seamos escuchados”: Plantón de Familiares de Desaparecidas y Desaparecidos en México

-

por Regina López y Camila Plá

El jueves 4 de junio de 2020, madres y familiares de personas desaparecidas se manifestaron afuera de Palacio Nacional, Ciudad de México, con tres exigencias claras: impedir el recorte presupuestal a la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV); la destitución de la titular de la institución, Mara Gómez Pérez; y, por último, acordar una reunión con el presidente de la república, la titular de la Secretaría de Gobernación y el subsecretario de Derechos Humanos, esto con la intención de que las madres puedan hacerles llegar de viva voz sus preocupaciones y exigencias. 

Ante la sordera del gobierno, las personas participantes decidieron instalarse frente a Palacio Nacional en un plantón que crece día con día, el cual está integrado por alrededor de 100 familiares pertenecientes a diferentes colectivos, organizaciones y grupos de búsqueda de distintos estados de la república, y continuará firme hasta que las autoridades correspondientes salgan a sostener una comunicación directa y se cumplan las demandas.

El pasado jueves 11 de junio, las madres dieron una conferencia de prensa con el objetivo de dar a conocer sus exigencias, los tratos que han vivido y desmentir una falsa reunión que las autoridades anunciaron, sin la presencia de las autoridades que familiares solicitan, y sin haberla acordado primero con ellas. 

Las exigencias de los familiares de personas desaparecidas no nacen de la nada. Son respuestas directas a acciones institucionales que han violentado, revictimizado y colocado en situación de riesgo a quienes buscan respuestas, un trato digno y, principalmente, a sus familiares.

En contexto El peligro de buscar a los desaparecidos en México

Recortes a la CEAV, desde antes de la pandemia

En un decreto publicado por la Secretaría de Gobernación sobre la CEAV el 23 de abril de este año, se anunció un “recorte del 75% del presupuesto disponible de las partidas de servicios generales y materiales y suministros”, el cierre de “la mitad de las oficinas, con excepción de las que atiendan de manera directa al público o aquéllas que son esenciales para el bienestar del pueblo”, así como la postergación de “las acciones y el gasto del gobierno”, con excepción de 38 programas prioritarios, el último de ellos es el de la “Defensa de los derechos humanos”. Sin embargo, los familiares denuncian que la CEAV no atiende cabalmente a las víctimas desde hace meses, que los recursos están parados incluso antes de que comenzara la pandemia causada por el Covid-19. Ante esto, las madres han declarado que “La CEAV va a desaparecer hasta que no haya una víctima más. No vamos a permitir que no seamos escuchados, por eso estamos aquí. Y aquí vamos a permanecer hasta que seamos atendidos”.

Cabe señalar que el presupuesto de la CEAV, amparado por la Ley General de Víctimas, es utilizado para atención psicológica y médica, así como para las búsquedas que hacen los diversos colectivos a lo largo del territorio mexicano, entre otras cosas. El decreto reciente es, además, un retroceso inmenso en el trabajo que las familias han realizado durante años. 

“Las familias de diferentes estados nos reunimos para hacer esta ley, porque vimos la necesidad de cada estado, la comisión se hizo justo por eso, para las víctimas. Si las personas que están trabajando ahí no sirven para lo que es, cámbienlos o asesórelos, pero si ellos están ahí son por las víctimas”,

COMENTARON LAS Y LOS INTEGRANTES DEL PLANTÓN.

En la búsqueda de justicia

La desaparición forzada es uno de los alarmantes y terribles problemas que se viven en México, es parte de la crisis humanitaria que estremece al país desde hace décadas. De acuerdo al Informe sobre fosas clandestinas y registro nacional de personas desaparecidas o no localizadas, publicado por la Comisión Nacional de Búsqueda de Desaparecidos en enero 2020, hay más de 60 mil personas desaparecidas registradas por las autoridades. Cada una de ellas tiene una madre, esposx, hijas o hijos, amigos, sobrinos o familiares que le quieren, extrañan y esperan su llegada. Y hoy y siempre, lxs desaparecidxs están presentes. 

Quienes les buscan y esperan han levantado la voz exigiendo justicia, han recorrido campos enteros, montañas, desiertos y fosas clandestinas. Han realizado búsquedas en todo el país y quienes escarban son las madres, los padres, las hijas, las hermanas y hermanos. No es el gobierno, no es el Estado, sino que son las mismas familias las que han trabajado para mitigar el dolor y la tragedia aún con el miedo presente. 

Hoy las familias nos demuestran que el horror se combate con la frente en alto y con el corazón en la mano, tanto riendo como llorando. Sintiendo, evitando la indiferencia, atacando la injusticia y encontrándose con otras, otros que viven procesos similares.

“Quisiéramos que se pusieran ellas [los funcionarios públicos] en nuestro lugar un momento, saber qué pasaría con ellos si sus hijos no estuvieran a su lado. Y nosotros no hablamos nada más con la mente, hablamos desde nuestras entrañas porque nosotros cargamos a nuestros hijos, y así como vivos se los llevaron: ¡Vivos los queremos!”, demandaron las y los familiares de personas desaparecidas en México.

Discriminación y revictimización, la respuesta oficial

Además del riesgo que corre el presupuesto para las búsquedas, los familiares de desaparecidos han denunciado ataques y falta de sensibilidad de los servidores públicos. Debido a la revictimización que sistemáticamente han padecido por parte de la titular de la CEAV, Mara Gómez Pérez, su destitución es parte de las exigencias. 

“En la V Brigada Nacional de Búsqueda de Personas Desaparecidas, nos juntamos y todas las familias vimos que era un mismo sentir de todas, que no era posible retroceder a todo lo que se había logrado con la Ley General de Víctimas, sobre todo porque esta ley, y esta lucha no solamente nos ha costado trabajo, sino esfuerzo, dolor y sangre. Este trabajo significa mucho para nosotros, este logro que tenemos con la Ley General de Víctimas, para que venga ella y quiera desarticular y desmantelar todo lo que ya nosotros hemos ganado y lo vuelvo a repetir, porque en verdad es importante enfatizar porque esto nos está costando la vida, nos está costando la vida, nos está costando mucho dolor y ha costado sangre”, expresan integrantes del plantón en referencia a las acciones de la titular de la CEAV.

Desde que Mara Gómez entró como comisionada, las buscadoras han recibido comentarios discriminatorios, como prueba de ello está el audio que se filtró en marzo, donde se le escucha decir: “Todo el mundo cree que somos la Lotería Nacional y que de aquí salen premios”. La grosería e insensibilidad que ha demostrado la titular de la CEAV es alarmante y ha generado una respuesta colectiva:

“Mara Gómez está diciendo que para las víctimas del país la CEAV es una Lotería Nacional, que nos ganamos la lotería cuando nos hicimos víctimas. Esa es la sensibilidad de esa señora, esa es la violación a nuestros derechos humanos. Nosotras la invitamos a que vacacione (como lo ha dicho) a nuestro lado, a buscar con pico y pala a nuestros familiares”.

“Nosotros somos los que realmente hemos buscado y encontrado, porque ninguna autoridad ha encontrado a nuestros hijos. Nos quieren poner tiempos para las búsquedas, ella dice que no se puede hacer una búsqueda por más de seis meses. Ahí se ve la ignorancia de la señora. No sabe realmente lo que es una búsqueda. Nosotros le hemos dicho que la invitamos, que se vaya un día, no semanas como nosotros hemos andado, para que vea si realmente encontrar a un familiar se lleva una semana, dos días. Ella dice que estamos abusando de los tiempos. Nosotros tenemos años buscando a nuestros hijos y no los hemos encontrado. ¿Quién nos va a poner los tiempos? Los tiempos son de dios, pero también de nosotros, de las madres que no vamos a parar hasta encontrar a nuestros hijos. De aquí no nos vamos a mover hasta que esa señora se vaya de la Comisión, porque es una mujer insensible. No sabe lo que nosotras, las madres, sufrimos”, afirman las y los integrantes del plantón durante la conferencia de prensa.

Solidaridad, desde abajo

Al plantón han ido a apoyar de diferentes organizaciones, grupos, colectivos y otras víctimas de violencias pues se entiende que es momento de acompañar a las familias. El apoyo no ha venido ni vendrá de ninguna institución gubernamental, han sido las organizaciones civiles, la organización desde abajo la que ha brindado acompañamiento. Estar, poner el cuerpo y sentir, acompañar y escuchar es la principal petición que hacen las buscadoras a la sociedad en general.

“Lo que necesitamos es ser escuchados y atendidos. Y también quiero decirle a Mara que le cambio mi boleto de lotería y el de todas las mamás que estamos aquí por el de ella. Buscamos familiares de diferentes estados […] nos hemos organizado, y cada una, cada que tenemos una búsqueda nos invitamos, por eso es que estamos aquí muchos de diferentes estados, porque así nos conocimos, buscando. Así que buscándolos, nosotros nos encontramos”.

Entre los colectivos que han acompañado el largo caminar de las madres que buscan a sus hijxs, se recalcó el apoyo que ha dado la Brigada Humanitaria de Paz Marabunta, grupo que esta semana fue atacado por un noticiero corporativo, difamando su trabajo y labor de acompañamiento.

“Nosotros como plantón les queremos manifestar que apoyamos incondicionalmente a la Brigada Humanitaria Marabunta. Ellos han acompañado a las víctimas de desaparición forzada desde hace muchos años en las búsquedas. Ellos han hecho lo que la gente capacitada de la fiscalía no ha podido hacer. Marabunta nos cuida y ahora nos toca también cuidarlos y defenderlos”.

En las distintas visitas que hemos hecho al plantón, las madres nos han compartido la importancia que tiene para ellas el acompañamiento y la solidaridad con su lucha y su búsqueda. 

“Nunca, a nadie le pediría que estuviera en mis zapatos, porque este dolor que yo siento no se lo desearía a nadie. Simplemente les pediría mucho a la sociedad, a toda la gente, que nos comprenda, […] un familiar no se sustituye ni con el tesoro más grande del mundo. Este dolor no lo puedo ni explicar y tampoco les puedo decir ‘ojalá lo sientan’, no. Nunca quisiera que alguien estuviera pasando por lo que pasamos, simplemente que nos comprendan, que nos tengan paciencia, necesitamos mucho apoyo y no hablo, en verdad que no hablo de lo material y los recursos, yo necesito alguien que me abrace, alguien que me diga ‘la vas a encontrar, va a regresar a casa’, yo necesito esa mano que me sostenga cuando caigo y me quiero dar por vencida, yo los necesito a ustedes para yo poder seguir buscando. Eso es lo que yo quiero de mi gente, de mi pueblo, de todos mis amigos, […] cuando me vean caída, me ayuden a levantar y a seguir mi camino, que cuando yo ya no exista en este mundo, ellos busquen por mí, si yo no la llego a encontrar a mi hermana, lo único que me dolería es que nadie la buscara”.

Puedes leer el comunicado completo del plantón de Familiares de Desaparecidas y Desaparecidos Nacional en este enlace.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -
- Advertisment -

MÁS RECIENTE

Emergencia por pandemia es utilizada en Guatemala para realizar desalojos ilegales

0
Los desalojos ilegales en Guatemala, así como los ataques contra defensores de derechos humanos aumentaron en el contexto de la pandemia por Covid-19