sábado, septiembre 26, 2020
Inicio Extractivismo Oaxaca: Comunidades de los Valles Centrales denuncian minera canadense por excavasiones ilegales

Oaxaca: Comunidades de los Valles Centrales denuncian minera canadense por excavasiones ilegales

-

[interactive_banner_2 banner_image=”19241″ banner_style=”style1″ image_opacity=”1″ image_opacity_on_hover=”1″ module_animation=”transition.swoopIn” banner_desc_typograpy=”” notification=””]

Por Diego Saydel García

Autoridades agrarias y ejidales de las comunidades de San Martín de los Cansecos, Monte del Toro, El Vergel, Los Ocotes, San Matías Chilazoa y la Coordinadora de Pueblos Unidos del Valle de Ocotlán (COPUVO) de los distritos de Ejutla y Ocotlán, de los valles centrales del estado de Oaxaca, México, han venido organizándose en asambleas comunitarias para compartir las problemáticas generadas a partir de la extracción de minerales a cargo del proyecto minero de la empresa Cuzcatlán S.A. de C.V., filial de la canadiense Fortuna Mines Silver, que desde hace más de 10 años lleva operando en la comunidad de San José el Progreso.

“A nosotros nos ha lastimado mucho la minería, hoy en nuestra comunidad no solamente la tierra y el agua están contaminadas, también la minería contamina nuestra vida comunitaria, somos una comunidad dividida, hay familias que no se hablan porque unos están a favor y otros estamos en contra de la minería”, señalaron miembros de la Copuvo. Así ha sido la forma de operar de la empresa minera; divide a la comunidad mediante la cooptación de líderes y autoridades quienes trabajan a favor de los intereses del capital pasando por encima de los y las ciudadanas de la comunidad.

Desde el 2014 la empresa minera Fortuna Silver Mines (FSM) a través de su filial Cuzcatlán ha venido realizando trabajos para sus intenciones de expansión; la empresa minera ha metido una solicitud de permiso ante la Secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) para que les autorice realizar exploraciones en las comunidades de Monte del Toro y San Martín de los Cansecos. Hasta el momento, la SEMARNAT no ha dado ningún permiso.

Las autoridades agrarias y ejidales, junto con el colectivo oaxaqueño en defensa de los territorios, realizaron un recorrido en los límites de San Martin de los Cansecos y de San José el Progreso, donde se documentó que la empresa Fortuna Silver Mines ha estado realizando exploraciones ilegalmente en los límites de los ejidos, instalando casetas de vigilancia y abierto varias brechas con maquinaria.

“Constatamos que la empresa minera ha invadido parte del ejido de San Martín de los Cansecos, abriendo brechas y realizando diversas excavaciones sin la autorización de la comunidad, violentando los acuerdos de asamblea donde prohibimos cualquier trabajo de exploración o explotación minera, los cuales han sido registrados ante el Registro Agrario Nacional”, dicen las autoridades en un comunicado.

En asambleas generales, las comunidades agrarias y ejidales han declarado sus tierras y territorios libres de minería; las actas y minutas de acuerdo han sido entregadas a la Secretaria de Economía, a la SEMARNAT, al Registro Agrario Nacional y a la Comisión Nacional del Agua para que respeten la autonomía y la libre determinación de las comunidades.


Territorio libre de minería

Ante este panorama, las comunidades organizadas decidieron realizar diferentes actividades en el marco del 22 de julio, día estatal de rebeldía contra la minería.

Las autoridades agrarias y ejidales realizaron una conferencia de prensa en la ciudad de Oaxaca para compartir su lucha contra la minería; a la par de esta actividad, los ciudadanos y ciudadanas de las comunidades repartieron un boletín informativo en la carretera (federal) de las inmediaciones de la comunidad de San Martin de Cansecos, donde se entregó la siguiente información:

  1. En las últimas semanas, han salido grandes cantidades de humo negro contaminante en las instalaciones de la minera Cuzcatlán en San José el Progreso. Autoridades dieron parte a la SEMARNAT quien no ha informado de lo sucedido.
  2. La empresa minera Cuzcatlán genera mucho ruido, polvo y vibraciones de tierra en la comunidad de San José el Progreso y comunidades aledañas debido a las constantes explosiones que realizan para la extracción de los minerales.
  3. Con las últimas lluvias, la presa de jales de la minera Cuzcatlán ha estado en su máxima capacidad; siendo un riesgo grave a la salud, al medio ambiente, al agua y a los campos de cultivo.
  4. Hay hostigamiento, persecución y criminalización a los defensores y defensoras de la tierra y el territorio por la empresa minera Cuzcatlán.

Exigieron las siguientes demandas:

  1. Que las instituciones responsables de cuidar y proteger el medio ambiente (SEMARNAT y CONAGUA) cumplan con sus responsabilidades y trabajen para el cuidado de la tierra y no para los beneficios de las empresas.
  2. Que la empresa minera Fortuna Silver Mines respete las tierras de las comunidades que han declarado sus territorios libres de la minería y deje de realizar excavaciones ilegales.
  3. Que la Secretaria de Economía cancele las concesiones mineras otorgadas en los territorios de las comunidades de Ejutla y Ocotlán. Las concesiones no cuentan con la aprobación de nuestras asambleas comunitarias y, por lo tanto, vulneran nuestro derecho a la libre determinación y al territorio.

Al final de las actividades realizadas en el marco del día estatal de rebeldía contra la minería, los presentes refrendaron su compromiso con la vida, y seguir en el camino de la lucha, “porque aquí, en los valles centrales le decimos si a la vida y no a la minería”, declararon las autoridades comunitárias presentes.

Proyectos y concesiones

En la zona de los valles centrales oaxaqueños se suman las siguientes concesiones y proyectos mineros: 13 en fase exploratoria; 2 en fase de desarrollo y otras 2 en producción.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -
- Advertisment -

MÁS RECIENTE

Continúa ataques paramilitares en comunidades de Chiapas

0
No se trata de una disputa más entre comunidades campesinas, sino de la continuación disimulada de una guerra contrainsurgente