lunes, enero 18, 2021
Inicio Geopolítica Trabajadores denuncian caos en el servicio de salud de Oaxaca

Trabajadores denuncian caos en el servicio de salud de Oaxaca

-

Por Alberto Roldán

A unos días de que el Dr. Juan Ramón Díaz Pimentel asumiera el cargo como titular de la Secretaría de Salud de Oaxaca, desde el pasado 9 de enero de 2018, emitió una serie de declaraciones en medios de comunicación afirmando la existencia de múltiples irregularidades al interior de esta dependencia de gobierno. Tales como la presencia de personal en la nómina, cuya actividad se desconoce – considerados o llamados ‘aviadores’, que cobran sin trabajar -, así como una inadecuada distribución del personal médico y de enfermería en todo el estado. A su vez, anunció que no se renovarían los contratos para el personal que trabaja eventualmente en los distintos centros de trabajo de dicha Secretaría.

Aunado a ello, trabajadores de base, regularizados y formalizados vieron afectados sus pagos de la primera quincena de enero así como su segunda parte de aguinaldo, ésta última pendiente desde mediados del mes de diciembre del año anterior.

La razón de ello, según Díaz Pimentel, consiste en el inicio de normalización de pago a terceros institucionales y no institucionales correspondiente a trabajadores de base, un asunto que ha sido aplazado durante varias decenas de meses. Esto se refiere a que los Servicios de Salud de Oaxaca, en su calidad de intermediario, no ha liquidado los pagos a empresas aseguradoras, de préstamos y crediticias, sean públicas o privadas, aun cuando el descuento a cada trabajador que ha adquirido este tipo de compromisos se ha realizado quincena tras quincena.

Cuestionado por diversos medios sobre este tópico, Pimentel se deslindó señalando que la responsabilidad de ello recae en administraciones pasadas al omitir la atención pertinente en dicho asunto. Comentó también que ese dinero se había tomado para pagar puntualmente los salarios del resto de los trabajadores.

Fue esta situación la que más alertó a la base trabajadora del sector salud en el estado puesto que deja ver los manejos desastrosos en cuestión financiera y de recursos humanos en las dependencias médicas locales.

Trabajadores entrevistados por el reportaje argumentan también que el personal que labora fuera de sus centros de adscripción ha sido comisionado a otros lugares con el visto bueno de autoridades gubernamentales en materia de salud ya que en algunas localidades no se contaba con personal suficiente para prestar servicios médicos de forma adecuada. El personal menciona a estar a favor de que se haga una revisión minuciosa y justa para verificar quién figura en la plantilla cobrando sin presentarse a laborar.

Asimismo apuntan que existe una problemática constante que tiene que ver con el continuo desabasto de medicamentos.

Foto: Santiago Navarro F. archivo de Avispa Midia.

Regularizados

José Salazar, médico general, trabajador de los Servicios de Salud en la Sierra Norte Oaxaqueña, comenta que fue a finales del año 2006 cuando el entonces Presidente de México, Vicente Fox, emitió un decreto para suspender el otorgamiento de plazas de base, disposición que no fue ejecutada sino hasta que su sucesor, Felipe Calderón, asumió la presidencia. Dicho decreto se emitió incluso cuando ya se habían autorizado alrededor de 4 700 plazas de base tan solo para el estado de Oaxaca. Posteriormente, menciona Salazar, en noviembre de 2007 se lleva a cabo un Congreso del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Salud (SNTSA) en Puerto Vallarta, Jalisco, para dar un poco más de certeza laboral a esas plazas emitidas frente al decreto presidencial.

Consecuencia de ello es la creación  de los llamados Contratos Eventuales Precarios, que el 1 de mayo de 2008 se convertirían en la Primera Etapa de trabajadores regularizados, cuyo financiamiento se realizaría de forma tripartita entre la Federación, el Seguro Popular y la Secretaría Estatal de Salud, para el caso de Oaxaca.

Sin embargo, el manejo de este personal -entre el que se encuentran lo mismo médicos que enfermeros, odontólogos y administrativos – se ha conducido como si se tratara de un programa estatal en su totalidad, por esto es que las autoridades oaxaqueñas se deslindan del proceso de “basificación” de estos empleados así como del otorgamiento de certeza laboral y, por ende, financiera de los mismos aun cuando sí son reconocidos para efectos de cotización del Instituto del Seguro Social al Servicio de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) y aun también cuando las autoridades de la entidad oaxaqueña tiene la facultad de servir como intermediarios ante la Federación para la emisión de plazas base.

Cae el peso sobre la población

El problema actual de los Servicios de Salud incide directamente en el bienestar de la población puesto que el mal manejo financiero, al incumplir su responsabilidad de pagar puntualmente salarios y garantizar seguridad laboral a los profesionistas que están en contacto directo con la gente en los distintos centros de salud, deja ver una negligencia por parte del gobierno estatal respecto a su deber de otorgar atención médica gratuita a la población.

Por mencionar un ejemplo, sostiene el médico prestador de servicios en los Valles Centrales del estado, Adelfo Ramírez, en el Hospital General Dr. Aurelio Valdivieso, “existen 2 oncólogos y una neonatóloga bajo la modalidad eventual; hoy están sin pago y si la Secretaría decide no renovar esos contratos ¿cuántas personas y cuántos padecimientos, según sea el caso, se van a dejar de atender en uno de los nosocomios con más demanda en Oaxaca?”.

La universalización de la salud, una amenaza

Todo esto, agrega Adelfo Ramírez, tiene que ver con la llamada universalización de los servicios de salud a nivel nacional mediante la cual el Estado mexicano abandona parcialmente su obligación de brindar cobertura médica total para, contrario a ello, comenzar a funcionar con la lógica de atención y seguros estadounidenses que cubren padecimientos específicos según la modalidad de atención contratada; esto es que si el usuario llega a presentar enfermedades que no estén contempladas en el “paquete” que adquirió, tendría que pagar un costo extra, que generalmente sería muy elevado.

Duda

Una duda se queda. ¿Cuál es el argumento para asignar como titular de los Servicios de Salud de Oaxaca a una persona – Dr. Juan Ramón Díaz Pimentel – que tuvo el mismo cargo en las administraciones de Heladio Ramírez López y José Murat sin que haya mostrado eficiencia durante ambas gestiones y que, por el contrario, fue objeto de acusaciones ante la Procuraduría General de la República (PGR) por el ejercicio indebido de 6.5 millones de pesos destinados al departamento de Oncología del Hospital de Especialidades?.

Ataque a los sindicatos

Desde el punto de vista de trabajadores entrevistados por el reportaje, como el caso de Adelfo Ramírez, los manejos financieros que realiza la dependencia estatal para con los diferentes tipos de trabajadores obedecen también a tentativas de divisionismo al interior del SNTSA, lo cual tiene que ver con intentos sistemáticos a nivel nacional para la desaparición de los sindicatos.

Hay que observar, apunta Ramírez, que el primero de ellos en ser atacado fue el de los electricistas, para después pasar con el de los trabajadores de la educación y luego con los de salud mediante la minimización del problema real, la fractura sindical y el desgaste de los movimientos.

Fue con el sindicato de los profesores que los gobernantes encontraron resistencia y derivado de ello se da un reconocimiento de las plazas regularizadas; en el caso de salud, los trabajadores con este nombramiento así como los homologados son reconocidos como figura legal en el Artículo 6, Fracción IX de los Estatutos Generales de Trabajo del SNTSA en su edición 2013-2020. Sin embargo, no cuentan con la totalidad de las garantías que sí tienen los trabajadores de base.

Jornada de lucha

Por todo esto y, por considerar que se han tomado medidas arbitrarias por parte de las autoridades, personal de odontología, enfermería, médicos y administrativos bloquearon, el 29 de enero, tres importantes cruceros de la capital oaxaqueña – Monumento a Juárez, Hacienda Blanca y Aeropuerto -, como parte de la jornada de lucha iniciada hace dos semanas.

Plática en el bloqueo de los trabajadores de la salud de Oaxaca a mitad la carretera a la salida de Huajuapan con la vocera del Concejo Indígena de Gobierno.

Los trabajadores de salud dijeron que de no cumplirse con una situación certera a todos los problemas y de no atender sus demandas – entre las cuales se encuentran la destitución del actual Secretario de Salud de Oaxaca, la permanencia justa de todos los trabajadores de contrato y el otorgamiento de bases al personal regularizado y sindicalizado -, se tomarán otras acciones que contemplan el cierre de oficinas gubernamentales, instituciones bancarias y tiendas transnacionales.

Marichuy

En el mismo 29 de enero, María de Jesús Patricio, la vocera del Concejo Indígena de Gobierno (CIG), inició su recorrido por el estado de Oaxaca. Antes de llegar a la ciudad de Oaxaca, Marichuy se detuvo en uno de los bloqueos que realizaban los trabajadores de la salud. “Ánimo estamos con ustedes, seguiremos con el recorrido llevando la palabra, pero lo que está de nuestra parte estamos luchando con ustedes”, dijo Marichuy.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -
- Advertisment -

MÁS RECIENTE

Emergencia por pandemia es utilizada en Guatemala para realizar desalojos ilegales

0
Los desalojos ilegales en Guatemala, así como los ataques contra defensores de derechos humanos aumentaron en el contexto de la pandemia por Covid-19