sábado, septiembre 19, 2020
Inicio Protestas Échame una manita: acciones para consolidar La Guarida del Llanero

Échame una manita: acciones para consolidar La Guarida del Llanero

-

[interactive_banner_2 banner_image=”25649″ banner_style=”style1″ image_opacity=”1″ image_opacity_on_hover=”1″]

La muerte de Enrique Cisneros Luján, mejor conocido como El Llanero Solitito, el pasado sábado 2 de marzo, a los 71 años de edad no interrumpió la campaña Échame una manita, iniciada por el actor de teatro, dramaturgo y poeta quien desde 1973 se unió al movimiento de creación del Centro Libre de Experimentación Teatral y Artística (CLETA), colectivo que fomenta el arte, la promoción cultural alternativa, la pedagogía crítica y la agroecología.

Esta acción de autogestión tiene como objetivo central la apertura y el sostenimiento del espacio cultural y político “La Guarida del Llanero”, un centro cultural para los foros del CLETA.

“Queremos garantizar que el proyecto de vida que contemplaba Enrique se mantenga y se fortalezca, recordando que él nunca escatimó en la solidaridad de su trabajo y su conciencia, por eso te invitamos a ser un promotor de donaciones con los individuos, organizaciones, colectivos, sindicatos, etc”, es el mensaje difundido por la poeta Melisa Cosilión.

Entre los actos organizados para la recaudación de fondos se encuentra programado un homenaje a Enrique Cisneros el próximo 26 de marzo en el Museo de la Memoria Indómita de la Ciudad de México y otro más a realizarse el 5 de abril en el patio principal del Antiguo Senado, en el centro histórico de la capital mexicana.

 

 

 

Una vida en el teatro

“CLETA surge cuando un grupo de artistas se apodera de uno de los mejores teatros de la Ciudad de México, lanza una serie de postulados abogando por un teatro donde se logre una estrecha vinculación con la problemática del país y propone un teatro que parte de la experimentación para comunicarse con ese público ya cansado de la escena exquisita”, describió Cisneros a la prensa mexicana en 1981.

La toma del Foro Isabelino de la Universidad Nacional Autónoma de México por CLETA recibió un apoyo inmenso pues a dicho grupo se sumaron más grupos universitarios, independientes y profesionales de las artes escénicas.

Con ello se enriquecieron las actividades culturales del foro, que no se limitaron al teatro: música, exposiciones, proyecciones de cine, lecturas, danza, entre muchas otras con contenido del acontecer social y político de la época, además de jornadas en solidaridad con causas nacionales e internacionales.

El Llanero Solitito también fundó el grupo de teatro Poca Madre con gente de su barrio natal: Tepito donde también trabajó con niños y jóvenes. Además, como forma para criticar el elitismo artístico promovido por el gobierno y llevar las manifestaciones creativas a la gente con menos acceso, ayudó a promover el Festival Internacional Cervantino Callejero, realizado paralelamente al evento cultural oficial de Guanajuato.

Su personaje más emblemático nació en la Casa del Lago, en el Bosque de Chapultepec, foro donde se organizaban los montajes de distintos grupos independientes de teatro. Ahí el Llanero Solitito conjugó los discursos sociales con la performatividad teatral que caracterizaron además de su obra teatral, sus acciones durante protestas y movilizaciones sociales.

Cisneros también colaboró con la difusión del periódico Machete.

 

Motivaciones

Como parte de la campaña, Cisneros redactó el contexto de su trabajo a lo largo de varias décadas y las motivaciones para solicitar las contribuciones que harán realidad la Guarida del Llanero.

En 1973 fui cofundador del CLETA UNAM y aunque desde el principio estuve de “tiempo completo”, fue hasta 1982 en que me tocó asumir una mayor responsabilidad en la organización, pues muchos compañer@s decidieron irse a otras trincheras.

 

La fecha no es casual, en 1982 se inició prácticamente la aplicación de las medidas neoliberales, por ello desde esos tiempos y hasta hace pocos meses nuestra labor la realizamos desde la trinchera de la resistencia activa, con varios triunfos importantes como fue el impedir la privatización de la primera sección del Bosque de Chapultepec, pero con golpes fuertes como fue la represión directa y la destrucción y permanente robo de infraestructura.

 

En 1997, cuando el PRD ganó la Ciudad de México creímos que coyunturalmente la correlación de fuerzas había cambiado; pronto nos dimos cuenta de que poco a poco los nuevos funcionarios (algunos de ellos nuestros amigos), se fueron reacomodando y no les interesó que la cultura y en particular el “arte popular revolucionario” cumpliera una de sus funciones: crear rebeldes y generar rebeldía.

 

Después de esa larga noche y a partir de los más de 33 millones de votos que exigen un cambio, creemos que hay condiciones coyunturales de entrar a la ofensiva, pero nada es seguro, pues por muchos lados nuevamente se está colando el oportunismo y es probable que el fenómeno regresivo se repita, sobre todo en el terreno cultural.

Es pertinente aclarar que no nos negamos a las manifestaciones culturales populares o comunitarias que ahora se pretenden impulsar, incorporando algunas de ellas a las estructuras de gobierno, pero creemos que es necesario que los nuevos funcionarios generen condiciones para apoyar nuestras propuestas culturales que posibilitan la toma de conciencia de clase de muchos trabajadores.

 

Pero más allá de que los funcionarios entiendan el porqué de nuestras propuestas, nuestra decisión es avanzar con el apoyo de algunos compañer@s que comprenden el papel que puede jugar la cultura como catalizador revolucionario y la importancia de apoyar a las organizaciones independientes sin que sean parte de las estructuras oficiales.

 

En lo particular esa ofensiva pasa por la necesidad de contar con medios de producción (recursos económicos, propaganda, infraestructura, espacios de organización, etc.) para realizar plenamente esta labor, trasmitiendo de manera sistematizada y metódica experiencias como la que se llevó durante dos décadas en la Casa del Lago, en Bellas Artes… afuerita, o en el terreno de la creación con el trabajo del Llanero Solitito que se convirtió en un estilo de hacer teatro en los mítines, las huelgas, las tomas de tierra.

 

Por ello apelo a quienes comprenden y comparten estos planteamientos a “echarme una manita”

Puedes sumar tu contribución mediante la siguiente información

CUENTA DE DEPÓSITO:
Banco Santander, a nombre de Melisa Cosilión Cano
Num. de cuenta: 20005362091
Clave: 014180200053620910

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -
- Advertisment -

MÁS RECIENTE

El jefe indígena Raoni Metuktire, de 90 años, es hospitalizado con...

0
“La COVID-19 se está extendiendo rápidamente dentro de la reserva de Capoto / Jarina, donde miles de pueblos indígenas están en riesgo de...