martes, septiembre 22, 2020
Inicio Pueblos Originarios En Oaxaca, encuentro de teatro para la defensa de los pueblos indígenas

En Oaxaca, encuentro de teatro para la defensa de los pueblos indígenas

-

por Rafael E. Lozano

Del 7 al 10 de febrero de 2019 se realizó en el Centro de Capacitación CODEDI (antes Finca Alemania), Santa María Huatulco, Oaxaca, el III Encuentro Nacional de Teatro del Comité por la Defensa de los Pueblos Indígenas (CODEDI) 2019: Por la memoria de sus compañeros caídos (Ignacio Ventura, Luis Ángel Martínez, Alejandro Díaz, Abraham Hernández y Noel Castillo).

Durante cuatro días se realizaron más de 40 actividades culturales, talleres y presentaciones de artes escénicas y audiovisuales entre las que se encuentran: conciertos de música, presentaciones de danza y circo, cine documental, títeres, obras de teatro comunitario, urbano, espontáneo y performance; entre muchas más.

Al encuentro organizado y convocado por el CODEDI asistieron más de 20 grupos nacionales e internacionales, entre los que se encuentran grupos provenientes de Italia, Argentina, Uruguay, España, País Vasco y Brasil, así como de Oaxaca, el Estado de México y la Ciudad de México. Además llegaron al encuentro pobladores de más de 40 comunidades que conforman el CODEDI, distribuidas en las regiones Sierra Sur, Valles Centrales, Costa, e Istmo de Tehuantepec.

“Decidimos llamarlo Encuentro y no Festival de Teatro porque realmente queremos encontrarnos, queremos hermanarnos, queremos seguir fortaleciendo estos caminos de lucha y resistencia; el encuentro tiene varios fines: no nada más llevar teatro a la comunidad, sino fortalecer el proceso del CODEDI, y también visibilizar lo que se está haciendo acá, porque muchos realmente no conocen lo que es el CODEDI y se van con la idea que les lanzan los medios comerciales de comunicación”, dice Lucía Almaraz Martínez, co-organizadora del Encuentro y maestra de teatro dentro de la organización.

Se puede afirmar, además, que el encuentro es intercultural. Manifestación de ello es la variedad de propuestas temáticas y escénicas que se desarrollan y entrelazan en los diferentes foros, así como los talleres y actividades transversales. Por ejemplo, al finalizar un bailable de sones y jarabes de Betaza, presentado por alumnos del taller de danza del centro de Coaprendizaje Comunal CODEDI, y antes de que comience un monólogo titulado Memoria Chicha interpretado por una mujer uruguaya (y mucho antes del concierto de los Skazapotecos de Santiago Xanica), varios equipos de mujeres y hombres intentan subir el tradicional palo ensebado que entre todos instalaron al inicio del encuentro.

El tronco liso de un árbol es instalado en el centro de la explanada -cual mástil de un barco- con varios premios colgando desde la cima. La tradición consiste en escalar el palo hasta alcanzar los premios, la particularidad es que está todo untado de cebo de puerco, lo cuál lo vuelve resbaladizo y complicado. Equipos de hombres y mujeres tienen un tiempo limitado para ingeniárselas y tratar de llegar a la cima, y el equipo que lo logre primero se reparte el botín. Un juego similar es el cuche ensebado, que consiste en llenar de sebo a un puerquito y liberarlo. Quien lo atrape se lo queda. Estos juegos comunitarios, junto a carreras de velocidad y de resistencia, fueron propuestos por las y los mismos pobladores de las comunidades que asistieron y gestaron el encuentro, pues también representa un encuentro intercomunitario.

Teatro para crear consciencia

Al preguntarle sobre el origen de los Encuentros Nacionales de Teatro, Lucía nos cuenta que “la historia comienza incluso antes de que se concretara la organización de CODEDI, hace más de 20 años, cuando sube el maestro Cándido Baños a Xanica, ahí es donde se origina el CODEDI, y con la idea de hacer teatro comunitario, usar el teatro como herramienta para crear consciencia, que realmente sea benéfico para la comunidad no nada más hacer teatro para los aplausos, sino para a través del teatro crear consciencias y ver otras realidades”.

“Ahí se consolida el grupo de teatro que se llamó Xan Kyii’y en donde también estuvo Abraham Ramírez Vázquez y varios de los fundadores del CODEDI. Al pasar el tiempo dejan de ser grupo de teatro porque surge un problema político en la comunidad y entonces se forma el CODEDI.

“Ellos como grupo de teatro alguna vez tuvieron el sueño de hacer un encuentro allá en Santiago Xanica, pero les pusieron muchas trabas, en ese entonces existía el TECOM (Teatro Comunidad) del cuál el maestro Cándido es miembro fundador, pero como siempre por las cuestiones políticas y por su crítica social no les quisieron dar el apoyo para realizar el evento (…) pasan los años, viene la toma de esta finca, la idea de construir un centro de co-aprendizaje y entonces vimos que las condiciones ya estaban dadas”. Lucía nos habla dentro de una de las galeras que fueron habilitadas para recibir a quienes asisten al encuentro, y explica que todo fue construido a base de tequios por las más de 40 comunidades que conforman el CODEDI.

El Comité

CODEDI nace tras un problema post-electoral en 1998, en el Municipio de Santiago Xanica, distrito de Miahuatlán, ubicado en la Sierra Sur del estado de Oaxaca, México. Desde entonces, por más de 20 años, se ha enfocado en la protección y promoción de los derechos de las comunidades indígenas a la tierra, autonomía y auto-determinación, con especial atención a la defensa del territorio y a la denuncia de violaciones de derechos humanos perpetradas por proyectos hidroeléctricos, de minería y otros megaproyectos extractivos del estado de Oaxaca.

En un informe de la brigada internacional de solidaridad con CODEDI del colectivo Nodo Solidale describen: “En 2005 la organización CODEDI fue objeto de criminalización y represión violenta con el encarcelamiento de Abraham Ramírez Vázquez, Juventino y Noel García Cruz y la invasión policiaca en el pueblo que dejó un muerto y varios heridos. A partir de lograr la liberación de los presos después de 6 años y tres meses, se fortalece el proceso organizativo, lo que en 2013 llevó a la recuperación de más de 300 hectáreas de tierra para la creación de un Centro de Capacitación en la Finca Alemania. Durante esta tercera etapa se han integrado casi dos mil familias al CODEDI, lo que hoy en día implica la presencia de la organización en 48 comunidades de las regiones Sierra Sur, Istmo, Valles Centrales y Costa del estado de Oaxaca.”

“El Centro de Capacitación Finca Alemania es un espacio en donde los sueños de autonomía de las comunidades encuentran expresiones prácticas en la construcción de 18 talleres de producción y formación como carpintería, corte y confección, agroecología, mecánica, medicina natural, zootecnia, balconearía, fabrica de ladrillos, panadería, apicultura, música, teatro, entre otros. Actualmente existen cuatro niveles de educación autónoma (preescolar, primaria, secundaria y bachillerato) en donde los programas educativos están vinculados a las necesidades concretas de las comunidades de la región y a la construcción de pensamientos críticos. Todo este proceso ha sido posible gracias al trabajo colectivo por turnos (tequio) en el que participan personas de las 48 comunidades, representadas en la Asamblea General por los comités locales.”

Piedra en el zapato

En los últimos meses la organización a denunciado una escalada de violencia dirigida hacia sus integrantes, “nosotros como organización decimos que somos como una piedra en el zapato para el Estado”, afirma Freddy García de 28 años, zapoteco, miembro del primer comité general, ahora integrante la comisión política de la organización y co-organizador del Encuentro de Teatro.

Freddy hace una listado oral de algunos procesos de resistencia en los que la organización se ha visto involucrada: Defensa del agua contra hidroeléctricas, defensa de bosques contra talamontes, defensa de tierras contra corporaciones hoteleras, defensa de derechos políticos, y usos y costumbres ante las instituciones del Estado y contra sus partidos políticos, defensa de la vida contra la minería. La lista es larga.

“Y a raíz de eso se ha derivado la muerte de nuestros compañeros, se ha derramado sangre”, sostiene Freddy antes de nombrar, uno a uno, a sus 5 compañeros asesinados durante 2018.

Ignacio Ventura y Luis Ángel Martínez eran menores de edad el día que a balazos les arrancaron la vida junto a la de Alejandro Díaz, miembro cofundador del CODEDI: El 12 de febrero de 2018 ellos tres viajaban en camioneta junto a Emma Martínez, integrante del Comité, y Abraham Ramírez Vásquez, expreso político y coordinador general de la organización. Volvían de una reunión con funcionarios de la Secretaría General de Gobierno del Estado de Oaxaca, a la que fueron convocados para tratar un conflicto post-electoral de Santiago Xanica, cuando un grupo de hombres armados los interceptaron a la altura del kilómetro 112 de la carretera 175 Oaxaca Pacifico, y les dispararon con armas de alto calibre asesinando a Ignacio, Luis y Alejandro.

“Después vino el 17 de julio cuando asesinaron al compañero Abraham Hernández González”, continúa Freddy. A Abraham lo fueron a buscar hasta su casa. Así lo denunciaron en su momento a través de un comunicado titulado: ACCIÓN URGENTE: Grupo armado levanta a coordinador de CODEDI en Pochutla. Un grupo de hombres armados, encapuchados y con vestimenta militar secuestraron a Abraham a las 11:30 h y ese mismo día lo asesinaron y lo abandonaron en las inmediaciones de Cuatunalco, Pochutla.

“Y el último atentado fue el 25 de octubre, que asesinaron al compañero Noel Castillo Aguilar”, expresa Freddy con ojos resecos. Noel se dirigía a su hogar cuando fue interceptado y abatido a balazos en el crucero de Barra de la Cruz, municipio de Santiago Astata. “Estos asesinatos han quedado en la impunidad. Las fiscalías no hacen el trabajo que realmente les corresponde; cuando nosotros queremos ir a ver las carpetas de investigación que llevan –porque es un derecho que tenemos- nos lo niegan. Todo el tiempo nos chorean, nos ponen fechas o peros (…) sabemos que el Estado tiene mucho que ver en estos ataques, por eso no les interesa investigar, ellos saben realmente cómo está el asunto”.

Freddy García finaliza su reflexión afirmando que “con el apoyo de muchas organizaciones, alianzas, gente de organizaciones locales, nacionales e internacionales hemos salido adelante.” Se siente fortalecido, y expresa que este III Encuentro Nacional de Teatro es una manera de mostrar que se sigue trabajando con determinación.

Hace apenas unos minutos nos exteriorizaba que él también ha recibido amenazas de muerte. “No vamos a parar hasta que se haga justicia para nuestros compañeros caídos, este encuentro es en memoria de ellos, seguimos luchando y exigiendo justicia para nuestros compañeros”.

Las agresiones continúan

Un día después de la clausura del III Encuentro Nacional de Teatro CODEDI 2019; elementos de la Policía Auxiliar, Bancaria, Industrial y Comercial y funcionarios del Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca detuvieron arbitraria e ilegalmente al defensor de derechos humanos y miembro fundador del CODEDI, Froylán González.

González se encontraba retirándose de una movilización realizada por pobladores de Santiago Xanica por la exigencia del reconocimiento de sus autoridades. Después de aproximadamente 2 horas de desaparición e incomunicación fue presentado ante la Fiscalía General del Estado con cargos fabricados de robo, lesiones y daños. Finalmente fue puesto en libertad y sujeto a proceso después de estar detenido por 48 horas, de recibir malos tratos y una falta de atención médica adecuada. Las y los integrantes del CODEDI siguen esperando y exigiendo justicia para sus compañeros asesinados.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -
- Advertisment -

MÁS RECIENTE

Pueblo Zoque hace frente a exploración y explotación minera en los...

1
“algo importante es que no estamos pidiendo consulta, estamos dando nuestra posición respecto a ese intento de exploración minera"