martes, septiembre 29, 2020
Inicio Geopolítica Guerra comercial de Trump y el nerviosismo de empresas mineras en México

Guerra comercial de Trump y el nerviosismo de empresas mineras en México

-

[interactive_banner_2 banner_image=”23179″ banner_style=”style1″ image_opacity=”1″ image_opacity_on_hover=”1″ banner_desc_typograpy=”” notification=””]

Por Santiago Navarro F

Este 31 de mayo las principales bolsas de valores en el mundo entraron en pánico tras la determinación del presidente de los Estado Unidos, Donald Trump, de implementar aranceles a las importaciones de acero y aluminio procedentes de Canadá, México y la Unión Europea (UE), tres de sus principales socios comerciales.

Un arancel es un impuesto que se aplica a las mercancías o bienes que son objeto de importación. Estados Unidos a decidido aplicar un impuesto del 25% sobre el valor de las importaciones del acero y un 10% para el caso del aluminio. Esta medida busca restringir el acceso de estas materias primas a este país. “ Es una política proteccionista de cierto sector interno del país norteamericano y que descobija a otros, como el caso de México. Es por eso que es considerada una guerra comercial entre inversionistas que especulan con la oferta y la demanda de estas materias primas”, dijo para Avispa Midia el doctor Wyllibaldo Gomez Zupa, quien también es profesor en la Faculta de Economía de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

El anuncio no solo provocó pánico en la Bolsa Mexicana de valores (BMV) y las principales Bolsas internacionales, sino que provocó perdidas. En territorio mexicano las pérdidas estuvieron encabezadas por el gigante minero Grupo México, quien perdió 2.14% de la valor de sus acciones y quedaron en 53.97 pesos.

Grupo México, propiedad de Germán Larrea, es la compañía minera más grande de México y la tercera productora de cobre más grande del mundo. Esta empresa y las mineras canadienses, han aprovechado la libre circulación de materias primas que había permitido, por más de 2 décadas, el Tratado de Libre Comercio (NAFTA por sus siglas en inglés), de la cual es signatario México, Canadá y Estados Unidos.

Pero no solo se han beneficiados de este acuerdo, sino también de la flexibilidad y vacíos jurídicos mexicanos en materia de medio ambiente y de derechos de los pueblos indígenas, principales afectados de la explotación minera. En marzo del 2014 por enésima ocasión Grupo México derramó 40,000 metros cúbicos de lixiviados de sulfato de químicos tóxicos en el Río Sonora y afectó. Fue considerado el peor desastre medioambiental en México que, además, afectó directamente a 24 mil personas.

Para los mexicanos es irrelevante el impuesto a la minería, “por el contrario, los mexicanos estamos en contra de la minería”, señala el profesor de la UNAM. Germán Larrea es considerado el segundo hombre más rico de México y se ha beneficiado de un total de 333 concesiones que le han cedido desde el periodo de gobierno de Carlos Salinas de Gortari hasta el de Enrique Peña Nieto, también tiene inversiones en ferrocarriles de carga y pasajeros, y de infraestructura, revela el Portal de Transparencia del Instituto Nacional de Acceso a la Información (INAI).

Nerviosismo

Las mineras están nerviosas en México. “¿Porqué esto afecta a las mineras?”, cuestiona el doctor y economista Gómez. “Afecta, tanto a México como Canadá, porque somos los socios comerciales más importante de los Estados Unidos. México vende en gran medida su producción de acero a este país y porque existe una dependencia de más del 70% de las exportaciones hacia Estados Unidos”, señala el economista.

Este impuesto no solo afecta a la exportación del acero y el aluminio en bruto, sino a toda la cadena productiva de la cual es parte. De acuerdo a la información del Census Bureau de Estados Unidos, durante 2017 México exportó a Estados Unidos mil 972 millones de dólares de fundición de hierro y acero, 6.2% del total. En el mismo periodo, se exportó cuatro mil 532 millones de dólares de manufacturas de hierro y acero a Estados Unidos, 11.6% del total.

La industria Automotriz

Para el economista Manuel Molano, director adjunto del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), lo que Tump esta haciendo, es ejercer presión. “Lo que él busca es apalancarse en las negociaciones del TLC con medidas de fuerza como estas, es su estilo”, dijo Molano.

En el marco del Tratado de Libre Comercio la industria automotriz mexicana, donde utiliza en buna parte el aluminio y el acero, se consolidó como uno de los principales pilares del crecimiento económico, muestra de ello es que ha llegado a representar el 3.0 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) de México, lo que significa que también afecta a la cadena productiva de automóviles.

“Primero que nada Trump esta intentando incidir en los grupos empresariales estadounidenses de la industria automotriz para volver a producir en los Estados Unidos. Pero esta industria se deslocalizó desde la década de los 70, 80 y 90, no solo a México, sino al resto de América Latina y también en Asia. Porque ahí encontraron condiciones de producción más ventajosas, como los salarios. Por ejemplo el salario de un obrero automotriz, alguien bien pagado en México, que son las industrias de Volkswagen y la Nissan, cobran hasta 6 veces menos de lo que gana un obrero en Estados Unidos. ¿Qué es lo que va suceder cuando estas empresas, hipotéticamente comiencen a producir en los Estados Unidos, los productos costarán más y por tanto, habrá una reducción del consumo y a su vez, una reducción de empleos”, señala el economista Gómez.

Lo que se ha desatado, según algunos analistas, es una guerra comercial innecesaria y peligrosa, que en otro momento a escalado los conflictos hacia guerras bélicas. “De lo que se esta hablando es que este escenario de guerra comercial va a tener otras escalas, porque aun falta que México, Canadá y Europa respondan, y puede ser con otras medidas similares y las diversas mercancías van aumentar de precio”, agrega el doctor Gómez quien también es profesor de la Faculta de Economía de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

“La primera conclusión que podemos sacar es que, el Tratado de Libre Comercio, que estaba en negociaciones con Estados Unidos, pasa a segundo termino. Porque este tipo de insumos para la industria iban a estar al margen del TLC , pero si van a tener un impuesto, ya no será así. ¿Eso que va a implicar? Que la mayor parte de productos que vengan de la industria que tengan como componentes el acero y el aluminio se van a ver de alguna forma afectados y esto significa que se le da sepultura al TLC ”, señala Gómez.

Incertidumbre en México

 Es muy temprano para generar conclusiones para este escenario, pero el “pánico cunde muy rápidamente entre los empresarios que pueden retirar sus inversiones en las Bolsas de Valores, porque no confían en la economía mexicana y el dólar puede llegar hasta los 21 pesos. Lo que vamos a observar es que hay quienes van a aprovechar este escenario de incertidumbre en México y además, en un contexto electoral”, reflexiona el profesor.

Trump sabe que el gobierno de Peña Nieto se ha mostrado débil dice Gómez y, en ese sentido, “sabe que se enfrenta a un gobierno que ya se esta despidiendo del poder en México y que cualquier decisión que tome Peña Nieto, solo tiene una vigencia de 5 meses. A los mexicanos nos queda solo un mes para saber quien nos va a gobernar, mientras tanto los índices de violencia van en aumento. Incluso el secretario de gobernación llegó hacer una declaración próxima a un Estado de Emergencia por esta violencia. Es un entorno bastante incierto”, subraya el analista.

Del análisis del economista de la UNAM se deriva, que quien gane las próximas elecciones en México, independientemente de quien sea, van a tener que reajustar los acuerdos comerciales y esto significa que se mantendrán intactos los intereses de la clase política y económica que gobierna México. “La perspectiva no es rupturista. Sí va a ver modificaciones quizás esenciales en algún caso, pero en otros casos se va a mantener un estándar de legalidad y acuerdo para no romper. Vamos a observar a un especie de acuerdos que lleguen a un punto medio entre lo que pretende el gobierno entrante y los intereses de los grupos empresariales en México”.

Mientras tanto, la respuesta de la Secretaría de Economía, respaldando a las principales empresas mexicanas afectadas por estos aranceles, como Grupo México, ha decidido lanzar un contraataque: aranceles a aceros planos, lámparas, piernas y paletas de puerco, embutidos, manzanas, uvas, arándanos y diversos quesos. “Aquí, como cuando se firmó el TLC, quienes quedan en medio, como rehenes, son los consumidores. Con el TLC se devasto el campo, ¿A hora que sigue?”, resalta el analista de la UNAM. Es ha comenzado a generar especulaciones e incertidumbre extrema en la economía global.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -
- Advertisment -

MÁS RECIENTE

Más de 60 instancias policíacas fueron quemadas en Colombia tras nuevo...

0
Los policías continúan disparando contra los manifestantes porque se escudan en el código de la policía, que permite disparar mientras se defienda a la institución