sábado, septiembre 26, 2020
Inicio LGBTTTIQ La disidencia sexual oaxaqueña en pie de lucha a pesar de las...

La disidencia sexual oaxaqueña en pie de lucha a pesar de las amenazas

-

[interactive_banner_2 banner_image=”23852″ banner_style=”style1″ image_opacity=”1″ image_opacity_on_hover=”1″]

**Por razones de seguridad, no se compartirán los nombres completos de lxs integrantes de la Asamblea Oaxaqueña de la Diversidad Sexual**

El sol ya se metió desde hace rato cuando llego a platicar con la Asamblea Oaxaqueña de la Diversidad Sexual. Sus integrantes acaban de terminar una de muchas reuniones; están cansados, cansadas, cansades pero todavía son doce las, los, les quienes deciden quedarse para compartir sus preocupaciones conmigo, en comunidad, porque así es como se organizan.

Los últimos días han sido muy movidos para todas, todos, todes. La semana anterior, organizaron un encuentro en la ciudad: las “Jornadas Cuerpxs y Sexualidades”, que terminaron el mismo día en que se realizó la marcha-calenda de la diversidad sexual en Oaxaca, el día sábado 7 de julio. Desde esa fecha, han recibido un sin fin de críticas, ataques y amenazas por parte de medios de comunicación, empresas, organizaciones civiles e individuxs. Sin embargo, siguen determinadxs a no callar y compartir sus posturas, experiencias y resistencias.

¿Qué es la Asamblea Oaxaqueña de la Diversidad Sexual?

La Asamblea nació en el marco de la visita a Oaxaca del Concejo Indígena de Gobierno (CIG) y su vocera María de Jesús Patricio Martínez, mejor conocida como Marichuy, a principios de este año 2018. El Congreso Nacional Indígena (CNI) y el CIG tenían en ese entonces una mesa de trabajo específica sobre diversidad sexual, lo cual alentó un grupo de jóvenes oaxaqueñxs a conjuntar a la diversidad sexual disidente local para recibir a las y los visitantes el día de su llegada a la ciudad.

La Asamblea no desapareció después del evento. “Había una necesidad de seguir encontrándonos, de seguir viéndonos, de reunirnos cada semana. Nos seguimos viendo cada sábado para platicar y planear diferentes actividades, porque sentimos que había la necesidad de generar actividades para la gente sexo-diversa como nosotros, porque en la escuela no se habla de eso, en las iglesias no se habla de eso, en la casa no se habla de eso”, relata Eduardo, integrante de la Asamblea.

Como también lo señala Pablo, ese camino autónomo fue directamente inspirado por la visita del CIG y su planteamiento político:

“El discurso que manejaba el CIG dando su gira era ‘nadie va a venir a salvarnos, al Estado no le preocupamos ni la banda sexo-diversa, ni la gente empobrecida, ni los campesinos y las campesinas, realmente no le importa más que la burguesía y el capital’. Y lo que decían era ‘háganlo ustedes, júntense ustedes, organícense y hagan lo que tienen que hacer por ustedes porque nadie más lo va a hacer por ustedes’. Entonces la idea de la Asamblea era retomar esa filosofía, sabiendo que ninguna de las Asociaciones Civiles que hay aquí en Oaxaca iba a hacer nada para nosotros y nosotras. Tal vez nos iban a hacer donaciones o realizar pruebas de VIH gratis para justificar sus recursos, pero de ahí a realmente generar lazos de comunidad, estimularnos intelectual o emocionalmente, no lo iban a hacer. Entonces la idea era eso, generar un espacio donde nosotras mismas, nosotros mismos, nosotres mismes pudiéramos generar todos esos proyectos que hacen falta por nosotros mismos y para nosotras mismas”.

La Asamblea también se inspira directamente del contexto local oaxaqueño. Chepe explica: “Nuestro modelo de organización me lleva mucho a los modelos de organización de las comunidades, donde hacen asambleas y donde todavía existe esta idea de comunidad, de escucharnos todas. La única diferencia es que la concepción o el tema del territorio no es fuerte para nosotros, o sí, pero al territorio viéndolo como nuestro cuerpo y como nuestra sexualidad.

Y lo más bello de la asamblea para mi es que no se trata de una persona, no se trata de que alguien le esté dando una dirección a la organización, sino que se trata de muchas personas. Los acuerdos son el resultado del hecho de que todos opinamos, que todos decidimos y se nos dio la misma importancia.” Rosario concuerda con él y recalca: “Uno puede soñar con ciertos procesos, ciertas cosas que podemos tener de manera individual pero estar en colectivo, seguir soñando, ver que esas cosas se van realizando es muy chido, y es lo que me ha dado la asamblea”.

Un encuentro autogestivo para dialogar alrededor del cuerpo y la sexualidad

El esfuerzo organizativo más grande que ha realizado la Asamblea hasta la fecha han sido las Jornadas Cuerpxs y Sexualidades. Este evento colectivo, autogestivo, gratuito y solidario se llevó a cabo durante varios días, con la meta de abrir el diálogo alrededor del cuerpo y la sexualidad, así como crear otras formas de relacionarse, encontrarse, compartirse, trabajar y luchar en comunidad.

Empezó con una exposición gráfica abierta y un concierto de la rapera Mare Advertencia Lirika. Luego, se realizaron actividades diversas tales como talleres, conversatorios, lecturas de cuentos y de poesías, obras de teatro, charlas, sin olvidar la fiesta y su perreo de clausura. A lo largo de las actividades, se valoró la participación de todas las edades y generaciones: se leyeron cuentos para niñxs sobre el reconocimiento de la diversidad y la importancia de cuidar su cuerpo; se realizó un taller sobre cuerpos y escuelas donde se habló sobre el bullying y la violencia; se condujo una conversatorio llamado “aceptar la diversidad en familia”, entre muchas otras cosas.

“Algo que hemos procurado es que pudieran asistir desde personas infantiles hasta personas de las más grandes porque en nuestras experiencias, cuando éramos niñas y niños no se tocaron esos temas. Las cuestiones de cuerpo y de sexualidad eran como intocables, y a lo mejor eso nos generó mucho conflicto luego siendo personas adultas. Creo que esos diálogos son muy importantes. Y también recuperarlos desde nuestra cotidianidad, del día a día y como lo vivimos, porque luego muchas veces se hacen actividades que son ajenas a nuestro contexto. Entonces en las jornadas también se busca eso, cómo empezar a re-acercar y re-educarnos”, explica Marco.

La organización se realizó a base de propuestas de todas, todos, todes lxs integrantes de la Asamblea, así como de muchas colaboraciones solidarias. Como lo señala Frida, “se construyeron alianzas con muchas personas que pusieron a disposición el conocimiento que tienen”. Insiste en particular sobre la importancia de las aportaciones por parte de muchas mujeres que han venido a compartir sus conocimientos: “aprendimos mucho de mujeres que nos hablaban del auto-cuidado de nuestros cuerpos, de la apropiación de este territorio que nos han despojado. Platicamos sobre la salud de personas lesbianas y bisexuales, que es algo muy importante aquí porque siempre se nos ha invisibilizado y no tenemos un conocimiento acerca del cuidado sexual con parejas del mismo género”.

De hecho, es importante señalar que, aunque la Asamblea es un espacio mixto, las mujeres han jugado un papel fundamental en la organización y realización de las jornadas. “La gran mayoría de la participación fueron mujeres. Son las mujeres las que están animando a hablar de cuerpo, a cuestionar y apropiarse de su cuerpo, platicarlo. Hubieron muchas actividades de mujeres para mujeres exclusivamente”, señala Pablo. Como lo comenta Rosario, ha sido intencional. “Lo que se ha buscado es darles más espacio a las mujeres, porque hasta en la misma comunidad sexo-diversa siempre se invisibiliza a las mujeres. Nuevamente son los hombres gays, homosexuales quienes siempre sobresalen y lo que se ha intentado es abrirnos el espacio a las mujeres y creo que se ha reflejado”.

La marcha-calenda

La clausura de las Jornadas coincidió con la marcha-calenda de la diversidad sexual en la que participaron decenas de personas lesbianas, gays, bisexuales, travestis, transexuales, transgénero, intersexuales, asexuales y de la sociedad oaxaqueña en general. La marcha fue particularmente exitosa: fue una de la más concurridas a lo largo de los últimos 10 años, y se destacó por el gran número de jóvenes participantes. Además de la música, el baile y la alegría, las consignas, las pintas y la lectura del pronunciamiento establecieron con claridad la postura política de la Asamblea y demás participantes.

“Salimos a la calle de nueva cuenta como un episodio más de nuestras resistencias, disidencias y divergencias  contra este sistema que nos aísla, nos excluye, nos invisibiliza pero también nos explota, violenta, empobrece y asesina. Nuestra voz no se callará nunca. Desde aquí denunciamos enérgicamente el asesinato de nuestras  hermanas, hermanos, hermanes, por los crímenes de odio y prejuicio social; la trans-misoginia, el racismo, el capacitismo, la lesbofobia, la homofobia, la bifobia, la transfobia, y cualquier narrativa que busca subordinar a unos grupos con respecto a otros y que forma parte de esta sociedad caduca y enferma. Nos declaramos en alerta, ante la violencia sistémica y el terrorismo de estado y el patriarcado que vivimos día a día, ante las desapariciones, perseguimiento y los despojos de territorios, de nuestros cuerpos y de la tierra de nuestras madres, padres y abuelos así como de la insistente negativa del Estado Mexicano por velar por nuestros derechos humanos”, gritaban integrantes de la Asamblea ante el micrófono.

En el contexto de violencia que amenaza constantemente las vidas de las poblaciones LGBTTTIA, se reivindicó el uso de la legítima autodefensa. “La violencia institucionalizada por las familias, el estado y la cultura machista no puede ser normalizada, ni aceptada”, alertaron. También señalaron la ausencia de una agenda clara sobre los derechos y problemáticas específicas de las poblaciones LGBTTTIA por parte de los partidos políticos tanto de derecha como de izquierda, y denunciaron nuevamente la actitud de varios hombres cisgénero y heterosexuales que intentaron participar en las pasadas elecciones haciéndose pasar por mujeres transgénero.

La fuerza de las denuncias y reivindicaciones hizo que esa marcha-calenda se diferenciara drásticamente de la mayoría de las calendas del “orgullo gay”. Como lo expresa Eduardo, fue una decisión consciente. “Percibíamos desde el principio que con esa mezcla de marcha-calenda, la calenda está por encima de la marcha y que lo folclórico estaba encima de lo político y lo que queríamos era precisamente revertir eso, que la marcha sobresaliera y que lo político resurgiera.” El trabajo previo realizado durante las Jornadas y antes de ellas tiene mucho que ver con ese éxito. “Es a través del trabajo de mucha gente que se logró que toda esa gente se volcara y que fuese así de importante la marcha”, concluye Pablo.

La Asamblea señalada por medios, organizaciones civiles y negocios

Los sucesos no fueron percibidos de la misma manera por toda la sociedad. Los medios de comunicación empezaron a tachar a la Asamblea de “violenta”, por el motivo de que durante la marcha, varias personas habían realizado pintas en las paredes de la ciudad. Al día siguiente, varias organizaciones civiles y negocios – la Red de lesbianas de Oaxaca, AHF México A.C, COESIDA, CAPASITS, Vixi Escuela, Club 502, Transverso A.C, Mujeres Generando Cambio y Bienestar A.C, entre otros – así como el Departamento de la Diversidad Sexual del ayuntamiento de la ciudad, firmaron un comunicado denunciando los actos de la Asamblea y señalándola. Esas denuncias fueron acompañadas por una ola de mensajes de odio y amenazas hacia participantes de la marcha, integrantes de la Asamblea y otrxs organizadorxs, en las redes sociales.

Sin embargo, la participación de la Asamblea no llegó de sorpresa el día de la marcha, sino que sus integrantes ya habían contactado al “comité organizador” desde antes, y las modalidades en las que se iba a realizar la marcha habían sido acordadas previamente. Pablo relata: “Se llevó a consenso la idea de convocar a que las y los artistas gráficos y las diseñadoras iluminarían las calles. No hubo ningún disenso, y se colocó la idea en el cartel que convocaba a la marcha. Es curioso que en este comunicado público se deslindan y acusan a la Asamblea Oaxaqueña de la Diversidad Sexual  por actos que emergen de una convocatoria que se consensó en el pasado.”

De todas maneras, Marytrini, quien colabora con la Escuela para la Libertad de las Mujeres y también participó en la marcha-calenda, expresa: “No estoy de acuerdo que esas formas de manifestación se nombren como actos vandálicos o violentos y que eso se use para justificar los mensajes de odio que incitan a la violencia y que muestran actitudes misóginas, xenófobas, lesbófobas y homofóbicas. Creo que esa actitud de las organizaciones que han firmado el comunicado es realmente deplorable.”

Por su lado, la Asamblea redactó un pronunciamiento en respuesta a los señalamientos en el que declara: “las formas de las protestas sociales no tienen que ser amables, son incómodas y reprobadas por muchos, porque es parte del proceso de cuestionar e incomodar un sistema injusto y desigual que valida todas estas formas de dolor, inequidad y empobrecimiento. Nadie ha ganado derechos mandando flores y pidiéndole las cosas por favor a este sistema.”

Para Frida, la actitud de los medios y de las organizaciones denunciantes son representativas de la cultura del “orgullo gay”, que suele “buscar la aceptación por parte del sistema a los cuerpos y a las personas que se reivindican como gays, lesbianas, transexuales, sin tener una crítica”. Agrega que también refleja su alianza con los partidos políticos, cuyos intereses son callar e invisibilizar a la violencia en vez de denunciarla. “Hay un rechazo por parte de esos grupos y organizaciones civiles que son partidistas. Esos grupos de derecha cooptan a la comunidad LBGT y quieren mantener en silencio la cuestión de que nos están asesinando a las mujeres, a toda expresión feminista y a toda expresión de feminidad de los compas homosexuales o maricones”, sostiene.

“Los que condenan las pintas carecen de expresar las voces de las personas que nos sentimos apoyadas y más seguras al leer los mensajes que van en las pintas, como es mi experiencia al transitar por las calles. Me siento más segura al saber que hay quienes se preocupan por la violencia, quienes están poniendo atención”, agrega Anna.

Integrantes de la Asamblea temen por su integridad

Ante los mensajes de odio y las amenazas que ha recibido en días pasados la Asamblea y la población diversa que acudió a la marcha, sus integrantes temen por su integridad. “Muchos y muchas de nosotras nos sentimos inquietos, temerosas, angustiadas por el comportamiento de ese grupo organizativo al acusarnos de crear violencia, señalarnos y botarnos ese monstruo rabioso. Esa actitud, tanto de los medios de comunicación como de ese grupo organizativo, es una actitud irresponsable y queremos comunicarles a los medios libres que tememos por nuestra integridad y que queremos señalar directamente al Estado y a esos grupos por cualquier cosa que pudiese acontecer hacia alguna de nosotras o alguno de nosotros.

Por más que nos acusen de violencia por abrazar otras formas de expresión de la protesta social, pues no hay nada más violento que el Estado que están respaldando estas organizaciones, estos negocios y estos medios”, expresa Pablo.

La lucha continúa

A pesar del miedo, todas, todes, todos siguen firmes y bien decididxs a seguir resistiendo y organizándose.

Como le declara Fila, “No nos vamos a detener, estamos dispuestos a seguir colaborando, chambeando y a entregar todo por esta comunidad. Tenemos que voltear a ver a la historia para recordarnos que todo lo hemos ganando en las calles, que todo lo hemos ganado luchando. A nivel Latinoamerica así ha sido, a pesar de que nos han militarizado, de que nos han tratado de arrebatar la vida, a pesar de que han habido tantos intentos de fascismo, tenemos antecedentes, luchas históricas que han librado muchas personas y aquí seguiremos.”

Por su parte, Mitzi recuerda que la preocupación por las paredes de la ciudad tiene que ver con la pronta llegada de miles de turistas que vienen a asistir a la Guelaguetza. “Nos vamos a seguir apropiando de las calles y trastocando ese discurso nacional y folclorista que hay a vísperas de la Guelaguetza, que es de las cosas que más ha molestado a las personas que comentaban en las redes sociales sobre “¿qué imagen estábamos dando a los turistas?”, sin hacer esa crítica al Estado feminicida en el que estamos”.

Finalmente, Eduardo recuerda que todo es una cuestión de postura política y de elección de vida. “Hay de dos en esta vida: o te quedas en tu casa tranquilo viendo el fútbol y yendo a votar el 1ro de Julio o te vuelves una persona incómoda, levantas la voz, pero ya sabes a lo que le estás entrando. La mayoría de las y los que estamos aquí, hace años que decidimos de qué lado queremos estar, cómo queremos vivir y así vamos a estar.”

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -
- Advertisment -

MÁS RECIENTE

Continúa ataques paramilitares en comunidades de Chiapas

0
No se trata de una disputa más entre comunidades campesinas, sino de la continuación disimulada de una guerra contrainsurgente