jueves, octubre 1, 2020
Inicio Terrorismo de Estado Madres de los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa sufren brutal represión

Madres de los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa sufren brutal represión

-

Por Sare Frabes

Este domingo 16 de febrero los padres y madres de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, desaparecidos en el estado de Guerrero desde el año 2014, fueron brutalmente reprimidos por más de doscientos policías estatales en el estado de Chiapas, dejando un saldo de dos madres, una niña y tres estudiantes normalistas heridos, dos de ellos de gravedad.

Han pasado más de 5 años ya desde que los 43 estudiantes de la normal rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa, Guerrero, fueron desaparecidos tras un ataque armado donde estuvo involucrado el crimen organizado, la policía municipal y el ejercito mexicano. Motivo por el cual los familiares de los estudiantes han decidido realizar una caravana visitando a todas las escuelas normales Rurales del País, para que sus compañeros también ayuden en la búsqueda.

Es por ello que las Madres y padres de los estudiantes desaparecidos arribaron a muy tempranas horas de la mañana a la escuela Normal Rural Mactutzá Chiapas, donde tenía programado almorzar a las 8 am y, posteriormente, una reunión con la base estudiantil de esta institución. Al final de estas actividades se tenía programada una movilización junto a organizaciones sociales.

Sin motivo alguno, a las 8 de la mañana, más de doscientos policías estatales arribaron con tanquetas y bombas de gas lacrimógenos. “Los Policías sin ningún protocolo empezaron a tirar los proyectiles de gas lacrimógeno hacia los Padres y madres de los 43 y estudiantes Normalistas, la represión duró por espacio de una hora con un saldo de tres estudiantes heridos, dos madres y su nieta de tres años”, denunció el Comité de Padres y Madres de los 43 en un comunicado.

Así mismo, los padres también afirman que, “dos estudiantes fueron impactados con un proyectil en la cabeza, uno de ellos, de Ayotzinapa”.

Hasta el último momento se sabía que los heridos de gravedad estaban recibiendo atención medica en la Policlínica ubicada en la avenida quinta Norte.

En el comunicado con fecha del 16 de febrero se sostiene que las madres de familia heridas se encuentran en la Escuela normal sin poder salir para recibir atención médica porque la Escuela sigue sitiada por la Policía Estatal.

El Centro de Derechos Humanos Ku’ Untic, que dirige Diego Cadenas Gordillo, hizo responsable al gobierno estatal señalando que “de manera traidora mientras se daba un diálogo entre las Madres y Padres de Ayotzinapa con el comandante de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, vinieron por detrás elementos de la Policía Especializada de la Fiscalía General del Estado de Chiapas y dispararon a quema ropa a las personas que realizaban una actividad informativa sobre el caso de Ayotzinapa”.

Los familiares de los 43 estudiantes han condenado esta represión y al mismo tiempo exigen pronta atención médica a los lesionados y “que se abran los procesos penales y administrativos para establecer responsabilidad a los servidores públicos que incurrieron en uso excesivo de la fuerza y se permita la realización de los ulteriores actos de información, difusión y protesta pacífica de las madres y padres de los 43”.

Solidaridad

En las redes sociales han comenzado a expresarse los mensajes de solidaridad, pero también de organizaciones sociales y sindicatos como la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación (CNTE) de la Sección 40 de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. Pero también de los propios estudiantes de la Normal Raúl Isidro Burgos quienes, inmediatamente después de los hechos, bloquearon la Autopista del Sol en Guerrero.

Mientras tanto los familiares de los estudiantes continúan exigiendo al gobierno mexicano la presentación con vida de sus hijos. Aunque el gobierno actual de Andrés Manuel López Obrador, tan solo ha dado resultados burocráticos, pero nada en concreto.

Resultados del gobierno

La secretaría de Derechos Humanos de México dijo en 2019 que entre septiembre de 2014 y agosto de 2018 habían sido detenidas 142 personas presuntamente, “particularmente civiles vinculados al cártel de Guerreros Unidos, así como a policías municipales de Iguala y Cocula”, vinculadas con la desaparición de los estudiantes.

No obstante, Alejandro Encinas, quien es el encargado de dar seguimiento al caso denunció a principios de septiembre de 2019 que, por lo menos 77 de los sospechosos han quedado libres. “¿La razón? De las 107 pruebas recabadas por la fiscalía más de la mitad han sido descartadas en las cortes; solo 44 pruebas están siendo admitidas”, sostuvo Encinas, el subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración de México.

Hasta el momento no hay acciones contundentes por parte del gobierno mexicano para dar respuesta a este caso, por lo que, los familiares de los estudiantes continúan por su propia cuenta en la búsqueda y llamando a la solidaridad.

Fotos por Tlachinollan CDHM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -
- Advertisment -

MÁS RECIENTE

Denuncian esterilizaciones masivas a mujeres migrantes detenidas en Estados Unidos

0
“Cuando conocí a todas esas mujeres que habían tenido cirugías, pensé que esto era como un campo de concentración experimental.