jueves, septiembre 24, 2020
Inicio Terrorismo de Estado Masacres del 8 de mayo de 1945 en Argelia siguen sin reconocimiento...

Masacres del 8 de mayo de 1945 en Argelia siguen sin reconocimiento por parte de Francia

-

[interactive_banner_2 banner_image=”22894″ banner_style=”style1″ image_opacity=”1″ image_opacity_on_hover=”1″]

En Francia, el 8 de mayo de 1945 se celebra el fin de los combates de la Segunda Guerra Mundial y la liberación del nazismo. Libertad para unos cuantos ya que del otro lado del Mediterráneo, en Argelia, se conmemora la masacre de Sétif, Guelma y Kherrata, donde alrededor de 45,000 argelinas y argelinos fueron asesinados por las fuerzas coloniales francesas el mismo día. Esta fecha marca también el comienzo de otra guerra, la del pueblo argelino por su independencia.



Colonización francesa y sueños de independencia

Argelia se encontró bajo ocupación colonial por parte de Francia desde 1830. Para el año de 1945 la violencia, el hambre y la pobreza caracterizaban el cotidiano de la población, compuesta en su mayoría por campesinos y campesinas. Además de sufrir de la sequía, muchas familias argelinas habían sido desplazadas por los colonos franceses que les habían despojado de las tierras más fértiles.

El 8 de mayo de 1945, el pueblo argelino salió a las calles para celebrar el fin de la segunda guerra mundial, en la que más de 150,000 Argelinos habían peleado como parte de las Fuerzas Francesas Libres1. Al mismo tiempo, también salían a exigir el respeto a su derecho a la libre-determinación, así como la liberación del líder nacionalista Messali Hadj, quien había sido arrestado por las autoridades coloniales unas semanas antes. Sus reivindicaciones fueron consideradas como una amenaza al orden colonial.

1 También es importante recordar que en las Fuerzas Francesas Libres se encontraban más de 30 nacionalidades. Si bien los que mandaban eran franceses blancos de la “metrópoli”, la resistencia militar al nazismo se realizó gracias a las vidas de miles de soldados originarios de países que en esa época estaban bajo colonización francesa, principalmente en África.

Dos meses de represión sangrienta

La represión empezó en Sétif cuando Saâl Bouzid, de 22 años, fue asesinado con un arma de fuego por cargar una bandera argelina. Rápidamente empezó la rebelión por parte del pueblo, la cual se extendió a las comunidades vecinas de Guelma y Kherrata, entre otras.

El ejército y la gendarmería empezaron su intervención en contra de la población y las fuerzas aéreas empezaron a bombardear la región de Sétif. Varias milicias de civiles europeos también fueron formadas y armadas para perseguir a los manifestantes.

Miles de personas fueron asesinadas en las calles, otras trasladadas para luego ser tiradas en barrancos o ejecutadas en grupo en el campo. Sus cuerpos eran enterados en fosas comunes. Hornos de cal también fueron utilizados por las fuerzas armadas francesas para desaparecer a los cadáveres, mientras seguían las persecuciones y los bombardeos. La represión sangrienta duró hasta el mes de julio y causó la muerte de hasta 45,000 personas según la memoria colectiva argelina.

Esa masacre fue “una demostración del carácter genocida de la Francia colonial a través de sus crímenes más atroces e inhumanos cometidos contra el pueblo argelino”, escribe Sara Douza en el periódico Afrik.

Para muchos argelinos, también representa el primer día de la guerra del pueblo argelino por su independencia, la cual fue obtenida después de años de lucha en 1962.

Francia todavía no reconoce la masacre

A pesar de su magnitud, los hechos del 8 de mayo de 1945 pasaron desapercibidos en Francia, debido al silencio cómplice del ejército, de las autoridades y de los colonos.

Hasta la fecha, el Estado francés no ha reconocido oficialmente la masacre. El actual presidente Emmanueal Macron se limitó a hablar de “crimen de lesa humanidad” respecto a la colonización, en una visita que realizó a Alger durante su campaña.

Argelia, a través de su ministro de los Muyahidínes (las y los que combatieron en contra del poder colonial para la liberación argelina) Tayeb Zitouni, declaró que Francia “tarde o temprano reconocerá los crímenes que cometió” y recordó el derecho de las generaciones que vienen a conocer la historia y las prácticas represivas de la política colonial.

Sin embargo, la verdad sigue siendo escondida ya que “soló el 2% de la totalidad de los archivos, que son una propiedad y un derecho de Argelia, han sido restituidos por Francia”, denunció.

Por otro lado, en abril del 2015 se formó el “Colectivo unido para el reconocimiento de los crímenes de Estado del 8 de mayo 1945 en Argelia”. El grupo exige el reconocimiento de la masacre, la apertura de los todos los archivos, la inscripción de los eventos en la memoria nacional francesa y la difusión de documentales sobre los hechos en las escuelas y los medios de comunicación públicos.

Ese colectivo, como enteros sectores de la población civil de múltiples países siguen exigiendo no sólo el reconocimiento oficial de esa masacre por parte del Estado francés sino también disculpas y reparaciones concretas por todos los crímenes cometidos durante años de colonización, no sólo en Argelia sino en todas las regiones y países que han sufrido y siguen sufriendo el imperialismo francés.

Con información de Afrik.com y Huffpost Maghreb

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -
- Advertisment -

MÁS RECIENTE

Pueblo Zoque hace frente a exploración y explotación minera en los...

1
“algo importante es que no estamos pidiendo consulta, estamos dando nuestra posición respecto a ese intento de exploración minera"