Se movilizan en Chiapas para exigir alto a la minería y a la violencia

En portada: Peregrinación del Comité para la Defensa de la Vida Samuel Ruiz García. 23 de julio 2022. Foto de Sipaz

En el municipio de Chicomuselo, región sierra fronteriza de Chiapas, un centenar de personas integrantes del Comité para la Defensa de la Vida Samuel Ruiz García, se movilizaron para celebrar la lucha que iniciaron hace 10 años para la promoción de los derechos, la defensa del territorio y la construcción de paz.

Fue el sábado (23), a través de una peregrinación y junto a la espiritualidad maya, donde recordaron las acciones y trabajos que han realizado a lo largo de su caminar: mediante talleres de conscientización sobre el contexto de la región y el municipio, la labor con jóvenes, así como las denuncias, movilizaciones y acciones jurídicas construidas en el proceso de defensa del territorio.

La reciente movilización se enmarcó en el 50 aniversario de la parroquia de San Pedro y San Pablo, por medio de la cual se han promovido también acciones para solidarizarse con luchas de otras comunidades de Chiapas, como ocurrió el pasado 12 de junio, cuando se manifestaron contra la violencia, militarización y criminalización de los defensores de derechos humanos de San Juan Cancuc.

Te puede interesar -  Van a prisión indígenas opositores a la autopista que conectará con Tren Maya

Durante la reciente celebración se expusieron mantas, fotografías y una cronología sobre el proceso de lucha en defensa del territorio del Comité, el cual resiste contra la imposición de empresas mineras, el alcoholismo y la violencia en el municipio y la región.

Demandas

El 12 de junio, el Pueblo Creyente de la parroquia San Pedro y San Pablo de Chicomuselo, junto a miembros del Movimiento en Defensa de la Vida y el Territorio (Modevite) realizaron una peregrinación en Chicomuselo mediante la cual alertaron sobre “la constante descomposición social marcada por la violencia estructural e institucionalizada”.

En comunicado, señalaron que los pueblos se encuentran en estado de sitio, enfrentando el despojo forzado de muchas familias e incluso comunidades enteras.

Durnte la movilización del pasado junio, junto a integrantes de Modevite, exigieron la libertad de los cinco defensores de derechos humanos de San Juan Cancuc

“Narcotráfico, asesinatos, la falta de acceso a la justicia, la delincuencia organizada, aumento de bares y cantinas, prostitución y trata de personas, desintegración familiar, pobreza, violación a los derechos humanos y colectivos, extorsiones a todos los niveles, intimidación y persecución a las mujeres y hombres que buscan la paz con justicia y dignidad” denunciaron.

También sostuvieron que estas problemáticas se suman a la creciente migración forzada por el control de la tierra y el territorio “por un sistema donde prevalece los intereses de unos cuantos sobre la vida y la dignidad de las personas”. Todo esto, señalaron, ocurre por falta de voluntad y capacidad de las autoridades en los tres órdenes de gobierno para atender estos problemas sociales.

De acuerdo a datos de la Secretaría de Economía, al año 2022, existen 26 concesiones en la región de la sierra fronteriza, repartidas en los municipios de Chicomuselo, Comalapa, Motozintla y Siltepec.

Te puede interesar – Asesinato de Mariano Abarca llega a la Corte Suprema de Canadá

Es el caso de la comunidad de Monte Cristo de Guerrero, comunidad colindante con Chicomuselo donde el rio Yayaguita está siendo contaminado por los residuos de la minería, lo que amenaza a la salud de los habitantes, además de que genera agresiones contra las y los defensores ambientales.

Rechazo a proyectos mineros

Por ello, las y los integrantes del Comité exigieron la cancelación definitiva los proyectos mineros, así como un alto a los feminicidios, el proyecto Moscamed y la militarización de las comunidades.

Amenazas

Cabe destacar que, desde marzo del 2022, miembros de la parroquia han denunciado persecución, amenazas e intimidación contra el párroco del lugar, Matías Rodríguez Jiménez.

El día 15 de ese mes, Rodríguez fue perseguido y amenazado por sujetos quienes golpearon su vehículo. Además de este hecho, el Pueblo Creyente de Chicomuselo recordó que dicha agresión no fue aislada, pues durante meses anteriores se habían percatado de la presencia de personas quienes se dedican a vigilar y espiar las actividades del párroco.

Movilización de habitantes de distintas comuidades del municipio de Chicomuselo. Foto: Frayba

“Está en riesgo la vida y la integridad de nuestro párroco Matías Rodríguez Jiménez, pues la inseguridad se acrecienta y la persecución a los defensores de derechos humanos se agudiza constantemente”, señaló el Pueblo Creyente mediante comunicado de marzo 2022.

Te puede interesar - Mujeres de Chiapas denuncian escenario de guerra y violencia por megaproyectos

Por su parte, organizaciones defensoras de derechos humanos reprobaron la intimidación contra el sacerdote y exigieron garantizar la vida del mismo. “El Padre Matías recibió la Parroquia San Pedro y San Pablo el 28 de septiembre de 2020, desde su llegada ha continuado acompañando la lucha del pueblo por la defensa del territorio frente a las empresas mineras, la venta ilegal de bebidas alcohólicas, Moscamed, la violencia contra las mujeres, la militarización, la inseguridad y la remunicipalización, tales luchas la ha llevado a cabo con las comunidades buscando el bien común, tal y como lo hacía el Pbro. Eleazar Juárez Flores”.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA / LEAVE A REPLY

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS RECIENTES

Abejas de Acteal condenan liberación de paramilitares y violencia impune en Chiapas

Una de las impunidades avergonzantes ha sido el fallo de la SCJN que ordenó la liberación 20 paramilitares, autores de la Masacre de Acteal

Pedagogías emancipatorias del movimiento zapatista en México

Análisis de resistencia epistémica con educación autónoma, participación de las mujeres y construcción de pedagogía emancipatoria zapatista

Un paraíso en disputa: Violencia y recuperación de tierras garífunas

Pese a la omisión del gobierno hondureño, habitantes de Triunfo de la Cruz han decidido recuperar lo que por derecho les pertenece