sábado, septiembre 26, 2020
Inicio Protestas La resistencia continúa en Oaxaca después de 12 años cuando estalló la...

La resistencia continúa en Oaxaca después de 12 años cuando estalló la 1ª revuelta del siglo XXI

-

[interactive_banner_2 banner_image=”23396″ banner_style=”style1″ image_opacity=”1″ image_opacity_on_hover=”1″ banner_desc_typograpy=”” notification=””]

Por Diego Saydel y Ñaní Pinto


Un 14 de junio de hace doce años, a partir de un desalojo de los profesores de la Sección 22 de la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación (CNTE), en Oaxaca se levantó un Movimiento Popular que sacudió a las instituciones y al propio Estado. Una de las revueltas sociales más importantes del siglo XXI.

2006: El desalojo que originó el movimiento social en Oaxaca

Los maestros de la CNTE junto con el Movimiento Democrático de los Trabajadores de la Educación de Oaxaca (MDTEO) habían iniciado una serie de movilizaciones para exigir mejores condiciones laborales.

Se instaló un plantón en el Zócalo de la ciudad de Oaxaca que buscaba dialogar las mejoras laborales de los maestros con el entonces gobernador Ulises Ruiz Ortiz.

Ver también:Terrorismo de Estado y educación, el nuevo sector especulativo en la Bolsa de Valores

La respuesta del gobernador fue la represión y el desalojo de los maestros con la fuerza pública. La madrugada del 14 de junio de 2006 la Policía Estatal recibió la orden de Ruiz para desalojar el plantón. A las 4:30 de la mañana, entre gas lacrimógeno y el uso excesivo de la violencia por parte de los policías, inauguraban un nuevo tiempo en Oaxaca, el de la resistencia.

Un par de horas les tomó a los maestros para que se pudieran reagrupar y volver a tomar el Zócalo capitalino con el respaldo de vecinos, familiares y organizaciones sociales. A partir de ese momento, se fueron solidarizando diversos movimientos sociales, campesinos e indígenas en el reto del país. Es así como los maestros, junto con quienes brindaron la solidaridad conformaron la APPO (Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca), que exigía la renuncia de Ulises Ruiz Ortiz. Fue un movimiento que no fue organizado por nadie, pero aun así, se levantaron más de 3 mil barricadas en toda la ciudad, los barrios y colonias populares.

12 años han pasado: seguimos exigiendo al Estado justicia

Una larga fila de maestros y maestras, agrupados por regiones, acompañados de organizaciones sociales recordaron este 14 de junio los 12 años del intento de desalojo por parte del Estado y del levantamiento popular oaxaqueño.

“A todos aquellos que estaban en el 2006, que conocieron el gas lacrimógeno, que fueron disparados por cielo y tierra, desde los helicópteros; camaradas no podemos olvidar aquella represión del gobierno para callar la voz del magisterio. A 12 años, compañeros, con esta mega marcha demostramos que seguimos luchando”, era el mensaje que salía de un altoparlante en los hombros de un profesor rural, que había acudido al llamado de la Sección 22, para realizar una movilización, como cada año, desde la localidad de Viguera con rumbo al Zócalo de la ciudad de Oaxaca.

“Estábamos exigiendo salarios justos, porque el maestro oaxaqueño es muy mal pagado, tenemos que caminar largas horas para ir a los centros de trabajo. En ese entonces el gobierno hizo oídos sordos, el gobierno no quería escuchar, no quería ceder, en lugar de escuchar al magisterio y hacer justicia, lo que hizo fue soltar armas, soltar gas lacrimógeno, desaparecer compañeros y matar gente”, comparte para Avispa Midia la maestra que se identificó como Nancy.

En el desalojo, la represión del Estado dejó un saldo inicial de 143 personas lesionadas, según el informe de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Pero las cifras fueron aumentando, “nos quitaron el derecho más sagrado, el derecho de vivir, muchos maestros quedaron lastimados, muchos murieron, otros fueron desaparecidos; se violaron muchos derechos, el derecho a la dignidad, hay muchas mujeres maestras que tuvieron que abortar porque fueron agredidas a macanazos, hubo compañeras que fueron violentadas, abusadas sexualmente”, recuerda Nancy.

“Durante el conflicto de 2006-2007 en Oaxaca, las detenciones respondieron a un patrón de actuación por parte del Estado. En primer lugar, fueron realizadas de manera arbitraria y acompañadas por tratos crueles, inhumanos, degradantes y tortura. En su gran mayoría fueron realizadas por grupos armados ilegales, los cuales llevaban a las personas detenidas a sitios desconocidos, donde las torturaban. El siguiente paso era entregarlos a alguna autoridad, la cual volvía a torturarlas, y ésta, a su vez, las ponía a disposición del Ministerio Público”, compartió en un informe La Comisión de la verdad de Oaxaca “¡Ya Sabemos! No más impunidad en Oaxaca”.

Ver también: Militarización y la resistencia a la Reforma Educativa en México

La desaparición de maestros y luchadores sociales fue una práctica realizada por el Gobierno de Ruiz Ortiz. La Comisión de la Verdad de Oaxaca recomienda a la Fiscalía General del Estado esclarecer los 29 casos de desaparición de personas que tuvieron lugar en los años 2006 y 2007. “Existen todavía presos políticos, el gobierno le sigue dando largas y largas a los casos”, comparte Julio Cesar para Avispa Midia.

Muchos de los marchantes vivieron el desalojo de hace 12 años, estuvieron presentes después del desalojo, y ahora siguen exigiendo justicia para sus caídos y desaparecidos. “Se exige al Estado la presentación de los compañeros desaparecidos, que no se sabe dónde se encuentran, se pide la reparación de los daños a víctimas, se pide justicia y castigo a los culpables, que estén en la cárcel, eso es lo que exigimos hoy a 12 años”, comparte la maestra Nancy para Avispa Midia.

La sección 22 sigue demandando al Gobierno las mejoras laborales que actualmente se ven afectadas por la reforma educativa. “Oaxaca, Chiapas, Guerrero somos los más afectados por la reforma educativa, porque en el sur hay muchas comunidades indígenas, y la reforma educativa excluye a los pueblos”, comparte para Avispa Midia Francisco Nava.

 La Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo en Oaxaca denunció ante la Corte Penal Internacional a los expresidentes panistas Vicente Fox y Felipe Calderón por delitos de lesa humanidad en contra del movimiento social vivido en la Ciudad de Oaxaca de Juárez, en los años 2006 y 2007. De acuerdo con el defensor de Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca, Arturo Peimbert Calvo, durante estos años las instituciones de seguridad del Estado, cuerpos federales, estatales y municipales de policía cometieron crímenes graves, en particular asesinatos, torturas, desapariciones forzadas y encarcelaciones masivas.

La agudización de la resistencia

Han pasado 12 años y las condiciones laborales de los profesores se han agudizado a partir de la aprobación de un paquete de reformas estructurales, entre ellas, la de la educación. Desde el año 2013 cuando el presidente de México, Enrique Peña Nieto, llevó al congreso una nueva reforma a la educación para este país, los profesores de la CNTE han mostrado su descontento a la ya conocida Reforma Educativa, propuesta por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) con el Acuerdo de Cooperación México-OCDE para Mejorar la Calidad de la Educación en las Escuelas de México.

“Lo primero que estamos viendo es la extinción de las normales rurales, con ello ya no habrá más profesores con un pensamiento más reflexivo y humanista. Después nos golpetean como profesores desapareciendo los niveles educativos. Considero que las personas se tienen que preparar para tener, primeramente, una educación mucho más cara, porque sus hijos no van a recibir una educación sin un endeudamiento”, dijo para Avispa Midia Zaldívar Ramírez López, profesor de educación especial.

“Este evento no es de fiesta, es de protesta, es en memoria a los caídos en el 2006. Esta movilización es de protesta para reclamarle al gobierno que esta violentando nuestro derechos como asalariados. La evaluación es punitiva, porque no va al trasfondo en los saberes y conocimiento de los docentes. En Oaxaca tenemos diversos pueblos originarios y eso no cuenta para esta reforma. Por todo esto continuamos en resistencia. Porque como base magisterial no hemos muerto y como base magisterial nos mantenemos en lucha”, señala para Avispa Midia Martin Fuentes Ortiz, maestro de educación primaria con 27 años de servicio.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -
- Advertisment -

MÁS RECIENTE

Continúa ataques paramilitares en comunidades de Chiapas

0
No se trata de una disputa más entre comunidades campesinas, sino de la continuación disimulada de una guerra contrainsurgente