viernes, septiembre 25, 2020
Inicio Protestas México: Estado de sitio en Oaxaca por visita de Enrique Peña Nieto

México: Estado de sitio en Oaxaca por visita de Enrique Peña Nieto

-

[interactive_banner_2 banner_image=”19986″ banner_style=”style1″ image_opacity=”1″ image_opacity_on_hover=”1″ module_animation=”transition.bounceIn”]

Por Ñaní Pinto

Desde el lunes 4 de septiembre de este año 2017, cuando los profesores Oaxaqueños se enteraron de la visita del presidente de México a Oaxaca, lanzaron un llamado a todos los profesores pertenecientes a la Sección 22, disidentes del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Educación (SNTE). Un llamado que también ha llegado hasta los barrios, colonias, a las comunidades y a la gente en general. Mientras se redacta esta nota, siendo las 9 de la noche del día 6, un día antes de la llegada del mandatario mexicano, decenas de policías y militares vestidos de civil, en camionetas blancas, rondan por toda la ciudad. También se ha sumando la policía estatal y transito del Estado. La red de cámaras que se localizan por toda la ciudad están activas al 100% .

1500 elementos de la policía federal y la gendarmería se encargarán de brindar la seguridad en su visita de Enrique Peña Nieto a Oaxaca. Los mismos que son acusados de asesinar a casi una decena de manifestantes en Nochixtlán el 19 de julio del año 2016.

A Oaxaca aun le duelen las personas asesinadas en el año 2016, una decena de ciudadanos y un periodista, la herida aun no ha cerrado. La llegada de Peña Nieto a Oaxaca no es bien recibida por la comunidad en general. Los mensajes en twitter en Facebook, muestran el desprecio y le llaman “asesino”, “Persona non grata” y exigen justicia por los “asesinatos en Nochixtlán” y por la presentación con vida de los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapan, Guerrero.

Ver tambien: El costo de la Reforma Educativa en Oaxaca

Mientras tanto, en la colonia Guelatao, en el municipio de Santa Lucia del Camino, muy cerca del Centro Cultural y Centro de Convenciones, que inaugurará Peña Nieto, con motivo del XXIV Congreso del Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior, Inversión y Tecnología (COMCE), militares y guardias del Estado Mayor, “están subiendo a las azoteas sin permiso y están revisando a los jóvenes que transitan en la calle con prepotencia”, dijo un vecino de dicha colonia, que por seguridad prefirió mantener el anonimato.

Por otra parte, la radio de los profesores, Radio Plantón 92.1 FM, no ha dejado de llamar a toda la ciudadanía a sumarse a los bloqueos que se realizarán el día 7 de septiembre desde las 6 de la mañana para repudiar la presencia del presidente mexicano. “Oaxaca te repudia Peña Nieto (…) no es bienvenido en un estado de resistencia. No al arribo de Peña Nieto Oaxaca. Por los muertos, por los desaparecidos, por los presos, por querer privatizar la educación, por vender el petróleo..”, anuncia la radio.

Mientras que la prensa local se mostro indignada porque el Estado Mayor Presidencial restringió las entradas a los medios de comunicación escritos y electrónicos de Oaxaca en los eventos que inaugurará a su paso por esta entidad.

Hasta el momento hay una tensa calma en esta ciudad conocida por los profesores como la “Ciudad de la Resistencia”.

Al parecer no será una visita tranquila.  También hay rumores en las redes sociales de que grupos de choque, militantes del Partido Revolucionario Institucional (PRI), se están concentrando para confrontar a los manifestantes, principalmente quienes están afiliados a la CTM.

La resistencia

Un día despúes decenas de manifestantes salieron a las calles para expresar su rechazo y descontento por la visita del mandatario mexicano, Enrique Peña Nieto, a esta ciudad del sur de México. También los grupos de choque crearón un cinturón de seguridad para resguardar el evento.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -
- Advertisment -

MÁS RECIENTE

Continúa ataques paramilitares en comunidades de Chiapas

0
No se trata de una disputa más entre comunidades campesinas, sino de la continuación disimulada de una guerra contrainsurgente